Novela fantástica, Varios

Derecho de sangre, Jim Butcher

derechosangreCuando supe que La Factoría de Ideas dejaba de existir no me entró un ataque de pánico porque las últimas novelas de la serie de Jim Butcher centradas en el mago Harry Dresden las había adquirido en inglés, pero aún así no se puede negar que sobrevolaba deje amargo de tristeza ante la marcha de esta editorial porque el lector español perdía, sin duda, una de las mejores series de fantasía urbana que un adulto puede leer sin que se sienta avergonzado. Porque hay que confesarlo, la fantasía urbana que llega a nuestro país en la actualidad está copada por autores de novela romántica o de novela juvenil. No hay mucho espacio para propuestas más maduras. 

La última novela que hemos leído de Harry Dresden -sí, he dejado esta serie un poco de lado porque quería terminar primero la de Mundodisco- ha sido Derecho de sangre, la sexta de la entrega. Esta novela nos deja en el punto en el que finalizaba la anterior -voy a contar unas cuantas cosas sin desgranar mucho el argumento, pero aún así puede ser revelador para quien no haya leído esta serie-, o sea, Harry ha conseguido librarse de un gran problema con las hadas sin que tenga que renunciar a tener la cabeza sobre los hombros, lo que para él es toda una victoria. Ahora lo que busca es un poco de paz y conseguir algunos trabajillos para pagar las facturas. Cuando lo encontramos descubrimos que está intentando rescatar a unos cuantos cachorros de un templo de Himalaya de unos monos voladores que escupen algo asqueroso. Sí, esta es la vida de Harry, todo glamour. En su ayuda acude Thomas, un medio vampiro de la Corte Blanca con el que mantiene una extraña relación. Será Thomas quien le pida ayuda para resolver un caso que implica a un director de películas pornográficas. Y claro Harry no le puede decir que no.

Derecho de sangre tiene en mismo estilo que las anteriores entregas, o sea, el relato está contado en primera persona. Harry Dresden nos cuenta sus aventuras y desventuras con un toque de humor escalofriante y divertido porque pese a que siempre le terminan moliendo a golpes o alguien intenta matarlo sin cejar en su empeño, él logra zafarse de todo con una clase de suerte increíble. Es un luchador tenaz, y un caballero a la antigua, lo que quiere decir que es incapaz de no meter sus narices en asuntos que no le incumben, si alguien está en peligro -como es el caso de Thomas- él tratará de ayudar aunque ponga su vida en riesgo. Aunque tengo que decir que eso tampoco es gran cosa, su vida va a estar siempre en riesgo haga lo que haga, pues va más allá de su manía de meterse en los mayores líos mágicos de la ciudad. En cualquier caso Harry tiene que introducirse en el mundo de la pornografía, para averiguar quién ha lanzado una maldición que ya se ha cobrado varias victimas.

Al igual que en anteriores novelas, Derecho de sangre es un libro de varias lecturas. Por una parte está todo el conflicto con la maldición que hará que nuestro protagonista tenga que investigar los motivos que se esconden tras ella, y quién tiene el poder para realizar algo tan poderoso. De este modo conocemos un poco más el mundo mágico de Harry que va más allá de lo que la sociedad de magos nos ha mostrado hasta ahora. Pero también hay una parte personal. Sabemos que Harry no tuvo una infancia feliz, sus padres fallecieron siendo el un niño y aún siente su ausencia, sobre todo la de su madre fallecida nada más nacer él. Ahora es el turno de que él descubra algunos grandes secretos acerca de su madre, algunos ya se insinuaban anteriormente pero ahora cobran más fuerza. Y estos secretos tiene un doble matiz, porque por un lado logran crear una nueva familia, pero por otro destruye la que creía poseer. Una dualidad muy interesante que da más fuerza y más profundidad no solo a los personajes sino a la historia en general.

Estas dos tramas vienen acompañadas de acción a raudales. Quien haya leído alguna novela de Dresden sabrá que son infatigables, no hay un momento de pausa, Harry siempre se está moviendo de un lado para el otro, apenas sin tiene para dormir o pensar con coherencia, lo que hará que muchas veces actúe con el corazón o las tripas y no con la cabeza. En cuanto a los secundarios está Thomas, el vampiro de la Corte Blanca, Karin Murphy, la policía a cargo de la división de Investigaciones Especiales -que además tiene que solventar sus propios problemas familiares-, Kincaid un asesino a sueldo muy caro contratado por Harry, y por último Ebenezar McCoy, el maestro de Dresden. Los cuatro intentan acabar con una vampira demoníaca con más vidas que un gato.

Me ha gustado mucho esta novela, reconozco que la serie de Dresden es una serie que me gusta mucho por lo bien que están trazados los personajes y por el ritmo continuo al que se enfrentan los personajes en los que no hay tiempo para una pausa. Me gusta eso, la rapidez, la inmediatez, la ausencia de elementos superfluos y que el mundo de Harry se vaya haciendo cada vez más profundo y complejo. En fin, no puedo más que recomendar este libro, incluso aunque no se hayan leído los anteriores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s