Novela histórica, Varios

Reseña “La sal de la tierra”, Daniel Wolf

lasaldelatierra

La Sal de la Tierra es la primera novela de la serie Fleury escrita por Daniel Wolf y publicada por Grijalbo en el otoño del 2015. Como buena novela histórica una de sus características principales es su longitud, pues supera con creces las ochocientas páginas, así que no es apta para esos lectores que buscan novelas cortas que se leen en un suspiro. Aunque es posible que esta novela con la mitad de sus páginas tampoco fuera aptar para este tipo de lectores porque una de los elementos que la caracteriza es su excesiva palabrería.

Estamos en el Ducado de Alta Lorena, en 1187, en plena Edad Media, una época convulsa en la que las ciudades del centro de Europa comienzan a trazar sus destinos alejados de la época oscura que ha dominado en siglos anteriores. Estamos en los comienzos del florecimiento europeo que se refleja con precisión en la historia de Michel de Fleury, un joven que después de la muerte de su padre debe hacerse cargo de los negocios familiares. Pero para entender un poco su historia debemos retroceder en el tiempo y observar como el padre del protagonista decidió un día huir con sus tres hijos de su hogar repudiando su contrato de servidumbre para lograr ser un hombre libre. Con el tiempo se convirtió en un buen comerciante, respetado en su pequeña ciudad. Como futuro heredero de su padre Michel se va a estudiar a Milán con un prestigioso mercader para entender los entresijos del negocio pero la muerte de su progenitor le obliga a dejar la ciudad italiana y volver a su pequeño hogar. Allí encuentra un gremio de comerciantes dividido, un amigo que ya no es como recuerda, unos hermanos crecidos, y una joven por la que se siente atraído.

A partir de este momento la novela comienza  recorrer un camino un tanto tortuoso, porque por una parte no es una historia lineal que transcurra en unos días o en unos meses, sino que de desenvuelve a lo largo de varios años, en concreto casi dos décadas. Esto da para mucho, primero para que Michel crezca como persona, para que se afiance su prestigio como comerciante y para que su vida personal se formalice con la mujer que ama, pero también para perderlo todo, para verse vilipendiado, para perder aquellos a los que quiere, y para creer que lo ha perdido todo. Dos décadas dan para mucho, sobre todo cuando tenemos a un rico  y poderosos terrateniente que quiere nuestra ruina y la Iglesia no se muestra colaboradora con el progreso que trae en comercio por miedo a perder sus privilegios económicos.

Pero además de la trama que gira en torno a la vida de Michel también tenemos momentos para aprender un poco como era la vida en la época. Debemos decir que no le podemos reprochar al autor ninguna discrepancia cronológica grave. Se aprecia con claridad que ha estudiando la época en profundidad pero eso no quiere decir que lo tenga que contar todo. Y aquí viene mi gran pero a este libro. Confieso que me ha encantado la historia de Michael de Fleure, sus aventuras y desventuras para poder lograr sus sueños, que van desde casarse con la mujer que ama hasta construir un puente, pero me ha resultado muy tedioso los momentos en los que el autor dejaba de lado al protagonista para contarnos en entramado social, político y económico del momento. Creo que es acertado tener una idea clara de cómo es en el ambiente en que se desenvuelven los personajes pero no es escusa para escribir un ensayo histórico de la época. Cuando decido comprar un libro histórico de ficción quiero leer una buena historia de ficción centrada en un personaje imaginario,  no quiero enfrentarme a un ensayo encubierto porque para eso me compraría el ensayo directamente.  No es la primera vez que me encuentro con este dilema en este tipo de novelas en la que parece que prima más el volumen (hablamos de más de ochocientas páginas) que de  la calidad de la propuesta.

La sal de la tierra (lo puedes adquirir aquí) me ha gustado pero también me ha aburrido. Ha sido mitad placer y mitad decepción. Aún así no le puedo reprochar gran cosa al autor porque su estilo narrativo es lo suficientemente atractivo para que quieras saber lo que pasa en la página siguiente, aunque muchas veces desees saltarte párrafos por lo tediosos que son. En fin es un libro que recomendaría si te gustan mucho las novelas históricas y no te importa enfrentarte a un tostón en algún que otro momento.

En cuanto a la continuación de la saga la siguiente novela aún no está publicada en nuestro país pero considerando que cuenta con casi mil doscientas páginas habría que considerar muy bien si vale la pena comprar dicho volumen sabiendo de antemano que seguramente odiarás casi la mitad de sus páginas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s