Acción, Aventuras, Ciencia ficción, Cine, Varios

“Independence Day: contraataque”o como salvar la Tierra sin sentimientos

independence day

Al comienzo de toda película siempre nos indican a la edad a la mínima que es aceptable para poder visualizarla. Las propuestas infantiles son para todos los públicos, otras requieren que los menores vayan acompañados de adultos (hay escenas que pueden no se aceptables) y en otros casos su entrada está vetada. En el caso de Independence Day: Contraataque deberían poder como advertencia “apta para todo el público comprendido entre los catorce y los veinticuatro años”. Los más pequeños están excluidos porque las escenas de violencia pueden resultarles sobrecogedoras, los que ya son un poco mayores pero no han cumplido los catorce años porque están creciendo y debemos darle a su cerebro material intelectual de primera calidad. Para los que superan los veinticuatro años porque existe en riesgo de pensar “qué diablos hago aquí”.  Así que el rango queda bien definido, solo es apta para aquellos que solo buscan diversión palomitera mientras se zampan un refresco al que han aguado en exceso.

 En 1996 Roland Emmerich decidió apostar por actualizar con todo el poderío de Hollywood el cine catastrofista de ciencia ficción, o sea, la invasión de la Tierra por una raza de alienígenas con muy mala baba. Así nació Independence Day que relataba que con mucho esfuerzo, algo de suerte, imaginación y mucho valor -recordar con los discursos apasionados del presidente del los Estados Unidos interpretado por Bill Pulman- la humanidad lograba vencer a un enemigo que había venido más allá de nuestro Sistema Solar. La virtud de esta cinta radicaba en la grandiosidad de la apuesta, en la mezcla de estilos y en la sabía elección de los actores protagonistas. Jeff Goldblum estaba genial como el científico David Levinson, y Will Smith como héroe que defendía los valores familiares de estadounidense medio, y que lo hacía además de manera a veces muy divertida. La escena en la que le da un puñetazo al extraterrestre ya es parte de la historia del cine. Se unían así, el cine de catástrofes, el bélico, la comedia, el drama, la ciencia ficción… una mezcla bien equilibrada. Pero no podemos decir lo mismo de la su continuación Independen Day: Contraataque.

Han pasado más de veinte años y la humanidad ha logrado la paz. Gracias a la tecnología dejada por los invasores alienígenas los humanos han logrado avanzar tecnológicamente lo que les permite tener una base militar en la Luna  -gobernada por militar chino,  hay que cuidar a uno de los grandes mercados de entretenimiento- que les sirve como punto de defensa en caso de necesidad. La paz parece duradera a pesar de que algunos humanos tienen extrañas premoniciones – uno de los cuales es el muy envejecido ex presidente Thomas J. Whitmore interpretado por Bill Pullman (The Equalizer. El protector)-, pero todo cambia cuando un extraña nave surge en el espacio que rodea a nuestro planeta. La presidenta de los Estados Unidos –preguntando tenuemente al resto de dirigentes mundiales- decide destruirla pese a que el científico David Levinson le aconseja no hacerlo. Todo parece volver a la normalidad hasta que otra gigantesca nave llega a la Tierra y empieza a destruirlo todo. La base en la Luna, las defensas que rodeaban la Tierra, las ciudades… asentándose en la Tierra como si de una sabandija se tratase pues ha empezado a horadar la corteza terrestre para llegar al núcleo. Solo nos quedan unas horas de vida, la Tierra será destruida y nuestras defensas han sido aniquiladas. ¿Qué debemos hacer? Fácil debemos dejar que los guaperas tomen el control y salven en mundo. ¿Por qué lo digo? Porque bien agraciados son el protagonista principal, su compañero de batalla, su novia, su antiguo amigo y ahora enemigo, la chica que le gusta al compañero de batalla. Todos los que secundarios que se ven en segundo plano. Supongo que para la preparación de esta cinta debió existir un límite de edad. Solo se salvan de la maldición de la juventud  los papeles que por necesidad requieren cierta edad, como el de presidente de los Estados Unidos, o el de jefe del Ejército de Defensa Mundial. O los que proceden de la primera película como el del Presidente Whitmore, el del científico David Levinson y  su gracioso padre, o el también científico Dr. Brakish Okun. Y aún así todos tienen su encanto físico.

Más allá del veto a los feos en esta película la trama es simple. Invasión alienígena. La Tierra en peligro. Valientes defensores. Lucha. Perdemos. Idea ingeniosa. Ganamos. Fin. Y tercera parte. Hay mucha acción, muchos efectos especiales, peleas, batallas aéreas, muchos elementos que recuerdan el valor de los héroes que luchan por la paz de la Tierra. Pero lo que no hay es sentimiento, no es una película que te llegue a emocionar, no hay parte humana en ella, a pesar de la inclusión de los niños como los grandes perjudicados en la trama final. Es una película muy fría que no llega a explotar la desesperación de saber que estamos en los últimos momentos no solo de nuestra vida sino de nuestro hogar, la Tierra. Como ejemplo de ello hay que ver la reacción del barco que está cerca de la nave espacial, qué hacen los marineros cuando saben que está todo perdido, y qué motivos les impulsa a actuar.

independence day2

Esta frialdad se refleja en pequeños detalles como la relación el ex presidente y su hija. O la del Dylan Hiller con la muerte de su madre. Hay mucho sentimiento por ahí suelto que no se lleva a explotar adecuadamente quizá porque el guión no lo exigen o porque los actores no son lo suficientemente buenos, comentar que los actores que los interpretan,  Jessie T. Usher y Maika Monroe son los que menos me han gustado. Ambos muy sosos y carentes de expresividad. En cuanto al resto me ha encantado Jeff Goldblum (El gran hotel Budapest), al igual que el genial Judd Hirsch que interpreta a su padre, y  Brent Spiner. Liam Hemsworth no lo hace mal, sabe estar en su papel tanto que ensombrece al resto de los jóvenes actores. Creo que es un joven que si eligen bien sus papeles puede crecer como actor serio.

¿Recomendará esta película? Si tienes entre catorce y veinticuatro años sin duda sí, porque es de este tipo de cine que sólo sirve para pasar dos horas entretenido mientras te comes palomitas. Si tienes menos no, debes cuidar tu cerebro y rellenarlo de cosas de calidad. Si tienes más, no hay mucho problema si eres consciente de que estás ante un cine vacío de contenido y que solo te sirve espectaculares imágenes llenas de efectos especiales. Personalmente yo me inclinaría por las Tortugas Ninja, una propuesta que aunque parezca raro decirlo cuenta con más contenido, con grandes dosis de acción y con mucho humor.

Por último comentar que no sería raro que hubiera una tercera entrega. El final lo reclama a gritos, no por no se haya logrado una victoria  sino  por lo que dice uno de los personajes que sobreviven.

 

Anuncios

1 thought on ““Independence Day: contraataque”o como salvar la Tierra sin sentimientos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s