“La llegada”, una invasión emocionante

la-llegada

Un gran objeto se ha posado en suelo estadounidense creando miedo y terror entre la población. No, no estamos hablando del nuevo presidente estadounidense sino de una de las doce naves del espacio exterior que han llegado a nuestro planeta. Se han asentado en lugares tan distintos como Estados Unidos, Venezuela, Reino Unido, Australia, China… Estos grandes objetos de más de cuatrocientos cincuenta metros de altura han llegado silenciosamente creando el terror y el desconcierto entre la población. Para intentar averiguar algo más de los seres que las habitan se ha acudido a la reputada lingüista Louise Banks (Amy Adams) para que intente descifrar el lenguaje de estos extraños seres. Acompañada del científico Ian Donnelly (Jeremy Renner) Louise deberá hacer entender a los militares que el lenguaje no es algo simple sino que requiere un proceso de aprendizaje de conceptos y estructuras. descifrar un lenguaje extraterrestre no será una tarea fácil porque un error puede llevar a que los grandes líderes mundiales toquen una decisión errónea. 

El director Denis Villenueve (Prisioneros, Enemy, Sicario), director canadiense amante de los títulos cortos, se ha aliado con el escritor Ted Chiang parar llevar a la gran pantalla una de sus novelas cortas, A story of your life. Llevar una novela corta a la gran pantalla es todo un riesgo, pero tiene grandes ventajas, la primera de ellas es que permite tanto al director centrarse en los elementos más importantes o significativos de la trama, alejándose de aquellos que solo sirven de relleno. Las novelas cortas implican pequeñas historias compactas en sentimientos y emociones, que requieren en muchas ocasiones una maestría que escritores reconocidos no son capaces de alcanzar. Ted Chiang desarrolla en su novela corta A story of your life una trama en la que se juntan maravillosamente conceptos diversos que parecen no llevarse bien si los consideramos de un modo individual, como pueden ser los seres del espacio exterior, la espiritualidad humana y el maravilloso arte de la lingüística. La llegada juega con todos ellos de un modo coherente y con un ritmo que si a veces resulta lento es adecuado a la lección que debemos aprender.

Considerando cada uno la trama de los extraterrestres juega con los temores, con el miedo a lo desconocido, con la desesperación, con el primitivo impulso de golpear primero y luego preguntar aunque las consecuencias puedan ser catastróficas. En las calles se suceden los asaltos y la revueltas, y los líderes mundiales son incapaces de llegar a un acuerdo sobre qué hacer con estas gigantescas naves.

Por suerte la historia ha sabido mantener a raya la trama militar y la violencia desatada de las calles, dejando el papel del ejército a un mero guardián de las naves, aunque la visión del general organizando un ataque masivo está siempre presente. Esta ausencia de protagonismo implica que si bien el estupendo Forrest Whitaker quede en un segundo plano, nos evitamos las espectaculares peleas humanos-extaterrestres que han sabido explotar otras películas, como la nefasta Indepence Day 2. Así que si vas al cine esperando una pelea entre fuerzas desiguales, esta no es tu película. Tampoco lo es si esperas algo parecido a Contact con Jodi Foster, aunque ambas juegan con elementos muy parecidos la manera de narrarlos es distinta; la película de Robert Zemeckis buscaba la espectacularidad en una trama que se enreda en si misma, con escenas de acción y grandes actores de reconocidos prestigio. La llegada no usa estos trucos, primero porque ha otorgado los papeles a actores que si bien son conocidos no tienen la etiqueta de grandes estrellas del cine. Son actores que siempre van a dar una buena interpretación como el en caso de Amy Adams o de Jeremy Renner. Y segundo porque  Denis Villenueve entiende el cine de un modo diferente al de Zemeckis, ya se comprobó en la estupenda Prisioneros, en la cual la tensión crecía en los momentos preciosos salpicada de emotividad y rabia a partes iguales. En La llegada la emoción se ve en la relación de la profesora Banks con su hija, una relación que tiene su conclusión en los primeros minutos de la película y que arrastra la tragedia a lo largo del metraje. La tensión por su parte respira de la ciencia ficción y se encuentra en la lucha de esta lingüista por comprender un extraño lenguaje a contrarreloj lo que la llevará a enfrentarse a la incapacidad de los políticos y de los militares de entender que no poder comunicarse  no significa  ser un enemigo. No ser capaz de contestar a la gran pregunta ¿amigo o enemigo? no te convierte en un objetivo a ser destruido. La profesora Banks deberá ser capaz de conseguir la respuesta y deberá lograrlo con la ayuda de un científico centrado en las matemáticas, el doctor Ian Donnelly.

No podemos decir más de esta película sin desvelar algún dato revelador de la trama salvo que es una película en la que si bien la ciencia ficción y por ende los extraterrestres juegan un papel importante en una historia que se enreda cual cinta de Moebius el tema central es el amor incondicional. Y el perdón. Y por qué no, la esperanza.

En cuanto a los actores, ya comentamos que si bien son conocidos no entran en el rango de las grandes estrellas, algo que es muy bien recibido. Amy Adams (“Batman v Superman: El amanecer de la justicia” -quién la recuerda saliendo de una alcantarilla disfrazada de princesa de cuento- realiza una gran interpretación. Es una actriz muy expresiva que lo dice todo con los ojos y logra con perfección crear la atmósfera de tristeza y  melancolía que rodea a su personaje. Está simplemente perfecta, lo que le llevará seguramente a que tenga una nominación a algún prestigioso premio con seguridad. Con respecto a Jeremy Renner, (“Vengadores: La era de Ultrón”) es la parte cómica de la película, y también realiza un gran trabajo apoyando y en ocasiones enfrentándose a Banks. Sigo pensando que es un actor que los directores no valoran todo lo que puede ofrecer.

Recomiendo esta película para aquellos que buscan una buena historia, pero considerando que la trama se centra más en el aspecto humano, es más emotiva que emocionante, más intensa que espectacular, más precisa que superficial. Sin duda una de las grandes películas de este año.

3 pensamientos en ““La llegada”, una invasión emocionante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s