literatura, Novela francesa, Novela negra, Policíaca, Varios

Yeruldelgger Muertos en la estepa, Ian Manook

yeruldelgger

Ian Manook es el seudónimo de Patrick Monaukian escritor francés que tiene en su haber una gran carrera literaria como articulista, editor y guionista. Ha escrito dos libros de viajes y también una novela juvenil que fue premio Guilli en el 2012. Su gran labor como escritor y experto literario hacen de su novela Yeruldelgger, muertos en la estepa una propuesta que merece la pena tener en cuenta. Hay muchas razones para leer las aventuras de un policía de las estepas siberianas, y sin duda la mayor descansa en la propia ubicación de la historia. Hemos leído novelas ambientadas en París, Londres, Roma, Nueva York, Tokio, Melburne … y hemos asistido a fuertes violentas en países muy diversos pero nunca nos habíamos acercado a las estepas de Mongolia, salvo en el Niño 44, y lo hicimos de un modo muy tangencial. También es diferente la motivación que hay detrás de las muertes porque no nos enfrentamos a un asesino en serie, o a bandas organizadas que rigen la prostitución o el tráfico de drogas o motivos de amor odio. Y a pesar de ello la historia de Yeruldelgger descansa sobre el elemento más primigenio de este tipo de novelas, que es la búsqueda de la verdad oscurecida por el deseo de venganza.

Yeruldelgger es un policía que ve sus pasos dirigidos a la profunda estepa de Mongolia después de que un grupo de nómadas hubieran encontrado enterrada el cuerpo de una niña de corta edad. El detective se ve sacudido por la inútil muerte de la pequeña, que fue enterrada con su monopatín. Aún siente en sus carnes el dolor de la pérdida de su hija, que condujo a que su matrimonio se deshiciera y a que su hija adolescente se fuera por el mal camino. Su vida familiar está completamente destrozada y a pesar de que mantiene una peculiar relación con la médico forense aún no ha sido capaz de abrir su corazón. La investigación de la muerte de la pequeña parece sencilla pero se ve de pronto obstaculizada por el terrible asesinato de dos ciudadanos chinos y de dos prostitutas, muertos de una manera muy cruel.

La historia del asesinato de la niña y de los adultos abre una compuerta para que Yeruldelgger saque lo mejor de sí. Se comprueba que es un buen policía, fiel a sus principios pero rebelde a las órdenes de su jefe porque se guía por su instinto, por las tradiciones de su pueblo y por las pruebas que va encontrando poco a poco. En su camino se cruzará con la peculiaridad de Mongolia, con sus yurtas y sus tradiciones, pero también con el odio por lo extranjero, con la corrupción, el asesinato, y las mentiras. Y con la razón que mueve a muchos a ser criminales: el dinero.

En su lucha Yeruldelgger contará con su amante forense, con una de sus investigadoras y con la presencia de su hija adolescente con la que intenta volver a tener una relación padre hija. También con un niño de la calle muy listo  que seguramente cobrará importancia a medida que transcurra la serie.

A pesar de que la historia descansa sobre los motivos clásicos de toda novela policial el lugar donde se desarrolla la hace diferente. El escritor francés no duda en mostrar esas diferencias en todo momento, relatando la manera de vivir y de entender la vida que tienen los habitantes de Mongolia. Es uno de sus puntos fuertes. Otro es la más que buenas maneras narrativas de  Ian Manook, gran conocedor de su oficio sabe lleva al lector por el mejor camino dibujando una historia que te puede atrapar desde el comienzo. Ambas forman un conjunto fascinante con el que he disfrutando un montón.

Y pese a todo ello, he encontrado un pero en la historia, que me impide darle una alta puntuación y que me ha dejado un sabor amargo tras su lectura. Es un libro violento, muy violento, en el cual todos los personajes terminan sufriendo en alguna que otra manera. La manera en que Manook se recrea en ello resulta desconcertante. ¿Es necesario mostrar el sufrimiento físico de la hija del protagonista?¿Era necesario hacer sufrir tanto a la ayudante de Yeruldelgger? ¿Por qué esa violencia tan física contra las mujeres? Este estilo, la manera de ver el mundo desde un prisma rojo sangre me recuerda a Pierrre Lemaitre (Irene) porque ambos no duda en bañar a los personajes de vísceras y lágrimas si con ello convulsiona al lector.

Otro elemento que no me ha terminado de gustar es todo lo relacionado con el monasterio, los monjes saolín, y los poderes -no sé cómo se podría definir realmente- que ayudan a Yeruldelgger a encontrar sus camino. Me ha parecido una trama que está fuera de lugar y que solo sirve para añadir más páginas a la novela y que le resta al conjunto seriedad. Tampoco ayuda mucho que algunas decisiones de los protagonistas sean más que cuestionables, porque te llevan a preguntarte por su capacidad de raciocinio.

Yeruldelgger muertos en la estepa  es un buen libro que tiene elementos que me han gustado mucho pero otros han sido un tanto decepcionantes. En conjunto ha sido una buena lectura de la que no me arrepiento y que puedo recomendar sin rubor porque es cuenta una buena historia.

Espero que Salamandra se anime a publicar la siguiente entrega el año que viene.

Yeruldelgger, muertos en la estepa Ian Manook Editorial Salamandra. Traducción de José Fajardo González, Barcelona, 2016, 480 páginas, 22 euros (13,99€ libro digital)

Anuncios

1 thought on “Yeruldelgger Muertos en la estepa, Ian Manook”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s