Detective privado, Novela nórdica, Varios

El murciélago, Jo Nesbo

el-murcielago

No es la primera vez y seguramente no será la última, pero en ocasiones empezamos a conocer a un personaje literario que cuenta con una extensa saga no por su primer libro, sino por uno que se encuentra bien adelantado en la serie. Muchas veces es por puro agotamiento literario, porque siendo sinceros, no es necesario leer los libros anteriores de un reputado -o no- inspector de policía que persigue sin cuartel asesinos despiadados porque generalmente sus libros recorren siempre en mismo camino. Los únicos cambios son experiencias personales que muchas veces quedan como anécdotas o como método para ampliar el número de páginas. En otras ocasiones la decisión no procede del lector sino de la editorial que por algún giro de derechos de autor sólo puede empezar por determinado libro, aunque también puede darse en caso de que elija la novela que más éxito haya tenido hasta el momento para no arriesgarse mucho. Este puede ser el caso de la serie de Jo Nesbo centrada en el policía noruego Harry Hole, a quien no conocimos cuando ya llevaba varios libros en su haber. Por suerte, aunque más bien lo podemos achacar al gran éxito de la serie, en sello RESERVOIR BOOKS nos da la oportunidad de empezar desde donde se debe siempre empezar: el inicio. Que en este caso se podría llamar El Murciélago el título del primer libro.

El Murciélago nos lleva a Australia -sí, la primera novela de un policía noruego tiene lugar en el otro lado del mundo, donde brilla el sol y la nieve es consideraba una auténtica rareza- en donde nuestro peculiar detective deberá investigar la muerte de una compatriota. En su aventura le acompañará Andrew Kensington, un policía indígena muy peculiar. Lo que parecía un caso simple se va complicando poco a poco, pero a Harry no le importa mucho porque ha conocido a una mujer que puede llegar a significar mucho para él.

Sinceramente resulta raro ver a Harry Hole como un policía que sólo destaca por su mal humor y por ser un borracho, características que no son nada especiales en el mundo de la novela policial. Debemos considerar también su triste pasado, su madre murió en peculiares circunstancias, su hermana tiene síndrome de Down, no mantiene una relación estrecha con su padre, sus amantes han sido mujeres que no lo han querido realmente y él es un borracho confeso que en una persecución policial acabó estrellando el coche de policía y matando a su compañero. No diría que son elementos que vemos en todos los dramas policiales pero tampoco es que Harry se diferencie mucho de otros caracteres.

Podemos decir que Harry Hole que conocemos en Australia tiene todos los elementos que lo harán un gran personaje pero después de verlo en acción en libros posteriores no queda más remedio que afirmar que el tiempo -y las desgracias- lo han curtido de un modo terrible para él pero fascinante para el lector.  ¿Tan diferente es este Harry del que podemos encontrar en El leopardo? No hay mucha diferencia solo que en su primera novela le falta el toque cínico, violento y oscuro tan característico de su personalidad.  Podríamos decir que en su primera aventura se muestra incompleto, no diría que suave en su modo de entender el mundo sino más bien triste y desesperado. Cuando empieza a tener una relación con Birgita Enquist su personalidad se amolda más a lo normal aunque sin perder su toque Harry Hole. Aún no ha adquirido este toque extremo tan fascinante.

En contraposición a Harry podemos encontrar al detective aborigen Adrew Kensington, un personaje muy singular que gana muchos puntos a medida que avanza la trama. Desde el principio ya se vislumbra que este viejo policía tendrá un papel importante en la vida de Harry porque de un modo inconsciente él lo convierte en una especie de mentor, no de los métodos policiales, sino del modo de enfrentarse a las desgracias de la vida en general. Ambos deberán establecer qué le ha ocurrido a una turista noruega encontrada muerta en un barranco. La trama policial está bastante bien establecida aunque en muchas ocasiones he tenido la sensación de estar leyendo una guía de viaje sobre Australia, algo que está muy bien si quieres irte allí de vacaciones pero que sinceramente no aporta nada a la novela. También es criticable la poca credibilidad de los giros del guión, en ocasiones algo forzados y faltos de fluidez. La novela tiene muchas aristas sin pulir, como si el escritor fuera novato o no supiera muy bien que rumbo tomar en cada momento.

En cuanto a la trama de amor -que la hay- es triste ver el destino de Harry que sale de un problema para meterse en otro. Dicen que más vale haber sido feliz durante un corto periodo de tiempo aunque luego lleguen desgracias que no haber amado, aunque viendo lo que le espera a Harry habría que dudar mucho de esta afirmación.

En cualquier caso El murciélago es una novela aceptable, no puedo decir excelente aunque está muy cerca de ser buena pero los elementos negativos aunque son pocos pesan demasiado para darle más nota, por mucho que nos guste Harry. En cualquier caso si vale la pena leer este libro porque si bien por el momento nuestro protagonista no destaca por ser un personaje sublime, aunque sí lo hace por otros motivos – no se dejar influir por nadie, es como un perro sabueso que no sabe soltar su presa, algo bocazas y solitario- y si a eso unimos una trama correctamente establecida -aunque no perfecta- bien vale la pena leer el libro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s