Novela romántica, Varios

Compláceme, Monica Burns

complaceme

La literatura romántica está plagada de tópicos, tantos que se puede decir que es un género que se ha quedado estancado y no ha sabido evolucionar salvo alguna que otra mejora más estética que de contenido. Encontrar una buena novela romántica, del tipo que sea, es muy difícil tanto que para lograrlo la mejor opción es buscar en la sección de narrativa en nuestra librería habitual y no dentro del género que le da nombre. Si nos centramos en la novela romántica histórica las debilidades del género se agudizan porque la frase “leída una leída todas” suele ser cierta, pese a la rabiosa generalización que conlleva su significado.

Compláceme  de Mónica Burns es un buen ejemplo del mal que acecha a estos libros. Pese a haber sido galardonado y nominado en varios premios no deja de ser una reunión de tópicos en diferentes en sus diferentes niveles.

La novela arranca con Lady Ruth, una cortesana de más de cuarenta años, siendo repudiada por su actual amante, lo que solo hace empeorar la gran tragedia que supone para ella envejecer (Tópico 1: protagonista femenina con problemas psicológicos, que pueden ser no ser una debutante, no ser hermosa, no ser talentosa…). Por suerte es una mujer que ayuda a los niños huérfanos de Londres (Tópico 2: protagonista femenina amante de las causas benéficas, lo de los huérfanos se usa con mucha asiduidad) así que tiene su mente ocupada en otras cosas. En su camino se cruza en barón Garrick Stratfield, un hombre más joven que ella y que también guarda sus secretos. Es un hombre guapo (Tópico 3), con una gran fortuna (Tópico 5) que ha tenido una infancia desgraciada debido al fallido matrimonio de sus padres (Tópico 6) lo que le obligó a cuidar de sus hermanos menores a los que quiere con locura (Tópico 7). En su familia podemos también encontrar con un malvado tío (Tópico 8) y cierto trauma (Tópico 9) que en este caso es físico porque ha nacido con un sólo testículo. Eso sin olvidar que ha sido molestado durante sus años escolares por un abusón.

Compláceme nos cuenta la historia de una prostituta de lujo que comienza a mantener una relación con un hombre de menos de treinta años, que por culpa de su problema no ha estado con una mujer nunca. La forma en que ambos se van conociendo tiene que ver con niños huérfanos y con ambos intentando superar sus problemas (Tópico 10). Mientras tanto cada vez que se ven -se conocen desde hace dos días- tiene un calentón como nunca lo han tenido en su vida (Tópico 11). Y todo ello salpicado por la repetición tras repetición de los problemas de ambos: ella que es mayor que él; él que le falta un testículo y que no es un hombre completo. Eso sí, cuando llega el sexo, el mejor de su vida (Tópico 12). Para él se entiende que es la primera vez pero para ella resulta un poco raro porque es una prostituta desde hace décadas. Pero bueno, el amor tiene esas cosas.

Personalmente no me gustan las protagonistas románticas que han sido prostitutas, porque creo que es la opción más fácil. Ruth ha tenido una vida difícil a causa de los problemas surgidos entre sus padres (Tópico 13) pero podría haber resueltos todos sin necesidad de ser un cuerpo pagado, aunque sea caro. Ella es hermosa (Tópico 14) y bien educada así que contraer matrimonio no hubiera sido difícil. Y tampoco me gustan los protagonistas masculinos que parecen considerar que su palabra es la ley (Tópico 15) por haber nacido en una buena familia, o por tener dinero.

No puedo dejar esta reseña sin terminar sin hablar de la pequeña intriga que le añadió la autora, y que demuestra aún más la debilidad de toda la historia. Hablo del asesinato de unos de los personjaes que conduce a nuestros protagonistas a tomar medidas drásticas, y con esto me refiero a que Ruth debe decir que Garrick ha pasado la noche con ella, con lo que eso supone, o sea el repudio de la sociedad. Aquí la escritora se ha debido de olvidar que Garrick después de la paliza vivió con Ruth durante semanas, o que ella ha sido prostituta de lujo durante más de veinte años. Lo raro es que la alta sociedad, o la buena sociedad, la considere con una persona apta para ellos. ¿He mencionado que todos saben que su antiguo protector la ha rechazado?

Sinceramente no creo que esta novela merezca añadir más palabras. Personalmente no la recomiendo. En las estanterías de las librerías hay muchísimas mejores novelas románticas que no dan repelús a cada página. Es difícil encontrarlas pero existen. Yo he leído alguna de ellas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s