Novela histórica, Novela romántica

Seducida, Arnette Lamb

Con Seducida de Arnette Lamb volvemos a encontrarnos con los MacKenzie de las Tierras Altas. En este caso estamos con la cuarta novela, continuación de El duque de las highlands, y Traicionada.

UNA MUJER AUDAZ Y ATREVIDA
En la boda de su hermana Sarah, Agnes MacKenzie se interpuso en el camino de una flecha, salvando la vida de Edward Napier. Para Agnes aquello fue cuestión de instinto y entrenamiento; su fama como guardaespaldas era conocida en toda Escocia, pero pocos sabían la oscura razón que la llevó a adoptar ese tipo de vida.

UN HOMBRE DE CIENCIA Y MISTERIO
Edward Napier puso en práctica sus habilidades como médico para atender las heridas de Agnes. Le debía la vida, por lo que accedió a su petición de acompañarles a él y a sus hijos a Glasgow, a pesar de la cólera de Lachlan, duque de Ross y padre de Agnes. Sin embargo, Edward no tenía intención de permitir que aquella hermosa y temeraria mujer buscara al desconocido que había intentado matarle.

UNA APASIONADA UNIÓN ENTRE IGUALES
Agnes había renunciado al amor hasta reparar el daño que había causado, pero la gran inteligencia de Edward y su elegante atractivo la atraían como un imán. La audacia de Agnes fascinaba a Edward y, a la vez, le enfurecía.
En medio de una nueva lluvia de flechas envenenadas, ambos cederán a un amor tan repentino como apasionado… un amor al que cuidar y proteger tan ferozmente como sus propias vidas…

En este caso la protagonista es Sarah Mackenzie, otra de las hijas bastardas del duque quien al igual que el resto de sus hermanas es una mujer muy fuerte y decidida.

Todo comienza con la boda entre Sarah y Michael Elliot, ceremonia  ala que asiste el lord Edward Napier, conde de Cathcart, con sus dos hijos pequeños. Allí Agnes gracias a su rapidez y reflejos consigue evitar la muerte del conde interceptando una flecha con su cuerpo. Aunque está ligeramente herida decide que debe ayudar al conde a avetiguar quien está detrás de su intento de asesinato. Ella debe evitar que este atractivo hombre o sus hijos resulten heridos o algo peor. Por eso no duda en imponer su presencia al conde e ir con él hasta su casa. Pronto el mayor peligro no será el cruel asesino que no ceja en su empeño sino la pasión creciente entre Agnes y Edward

Seducida es un libro que contiene varias lecturas, una de las más interesantes es ver cómo se desarrollan varias historias paralelas que tienen mucha importancia pero que no ensombrecen a la trama principal y que nos deja una con un sabor amargo y otra con muchas ansias de que se publique el último libro de la serie.

Con respecto a los protagonistas, contamos con Agnes, quien no es precisamente una joven dama por culpa de una terrible tragedia en su vida. Cuando era apenas una jovencita y estando a su cuidado desapareció su hermana pequeña, Virgina (hija de los protagonistas de El duque de las highlands). Han pasado años, pero ella sigue estando convencida de que su hermana está viva y que algún día la encontrará. Su fe en ello le ha llevado a lugares tan lejanos con China, en donde aprende técnicas para la defensa y el ataque, además de conseguir una criada muy especial. Ahora mientras va reuniendo pistas sobre Virgina se dedica a cuidar de aquellos que necesitan protección. Por eso se interesa tanto por la familia del conde de Cathcart. No es la típica dama, sosegada, tranquila, obediente… ella tiene una personalidad muy marcada. Se podría decir que casi dominante, y que provoca que el libro no sea una repetición de clichés románticos. Aquí, Agnes es la protagonista central de la trama de acción, y Edward se queda en un segundo plano. Es un intercambio de papeles muy interesante.

Por su parte Edward es el prototipo de científico, ha estudiado medicina y puede ejercer como médico, pero su pasión es investigar y construir mejores máquinas para su empresa textil. Es un hombre fuerte, decidido, que ama con locura a sus hijos, y que se ve al principio desbordado por la fascinante personalidad de Agnes. Intenta imponerse pero pocas veces lo logra.  Me ha gustado mucho el personaje porque es el contrapunto perfecto para la protagonista. Él es el cerebro, la parte fría de la relación pero a veces actúa de modo impulsivo; ella es apasionada, con su trabajo, con la búsqueda de Virgina pero lo rodea todo de una gran eficiencia que le da un carácter reservado y austero. Al final se complementan, cuando uno es frío el otro está dominado por los sentimientos, y viceversa. Solo se rompe cuando la pasión hace mella en ellos.

Pasión es una novela interesante, romántica al más puro estilo, así que si te gusta este género te gustará esta novela.

Anuncios

1 thought on “Seducida, Arnette Lamb”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s