Juvenil, Juvenil paranormal, Novela fantástica, Varios

El guerrero, Taran Matharu

portada_la-leyenda-del-hechicero-el-guerrero_taran-matharuDespués del primer libro de la trilogía La leyenda del hechicero escrita por Taran Matharu titulada El aprendiz  contamos con una segunda entrega, El guerrero, sin duda un título más acorde que el  original.

Recordando la primera novela de Taran considero que pecaba de algún que otro resbalón argumental -un buen editor seguramente lo hubiera arreglado- pero no dejaba de ser una más que correcta opción de fantasía épica para lectores a partir de doce años. En el final de esa novela habíamos dejado a nuestro protagonista, Fletcher, metido en un gran problema: acusado de asesinato y de alguna otra cosa más. En la siguiente entrega de la trilogía, El guerrero, nuestro joven héroe continúa encerrado pero ha pasado más de un año, así que desconoce qué ha sido de sus amigos o de sus enemigos, o cómo está el conflicto entre las razas. Pero su inquietud tiene fin cuando su juicio parece acercarse. Por suerte Arcturus, un hechicero que le ayudó anteriormente y con el que tiene una más que buena relación, acude en su ayuda. Pero por desgracia Fletcher consigue librarse de una acusación para terminar siendo acusado de traición y llevado ante el mismo rey. Si las cosas ya eran malas antes ahora se han complicado.

La leyenda del hechicero es una trilogía juvenil de corte fantástico épico, lo que significa que se encuadra en el tipo de fantasía ambientada en un mundo medieval en donde los humanos no son los únicos seres racionales que pueblan la Tierra. Hay también orcos, ogros, enanos y elfos. Un poco de todo, al estilo El señor de los anillos. La diferencia es que la magia está muy presente en algunas personas -la nobleza tiene un alto poder de magia- lo que les permite tener a demonios como mascotas. Más o menos porque esos demonios proceden de un mundo diferente y son atrapados por medio de la magia y entregados como mascotas a los portadores de magia. Fletcher cuenta por ejemplo con una salamandra muy especial, que le protege en todo momento. La relación que existe entre el hechicero y su demonio o demonios -pueden tener más de uno- me recuerda a las que existe en La brújula dorada. Es una relación casi simbiótica.

En cualquier caso El guerrero comienza contándonos qué ha pasado con Fletcher desde que fue capturado. Al igual que el libro anterior este tiene un discurso muy irregular aunque he de decir que los personajes han ganado en profundidad aunque siguen sin desprenderse de la etiqueta de “muy caracterizados por sus razas”, o sea los humanos son muy embusteros y traidores o muy valientes y honorables, los enanos son agresivos, tradicionales y con poca imaginación; los elfos muy elegantes y soberbios; y los ogros muy ogros, o sea muy malos, se puede decir que se comen a la gente cruda. Quizá por ese motivo se agradece que el escritor haya intentado darle un toque nuevo, como la “unión entre razas” y algún que otro elemento interesante que se aparte de lo habitual, o que intente apartarse porque no siempre lo logra.  En cualquier caso el objetivo de quedar atrapado por los personajes se consigue y a diferencia del primer libro su lectura me resultó mucho más satisfactoria porque simplemente me gustaron mucho más todos los caracteres que pululaban por sus páginas.

En cuanto a la trama, se puede decir que es el punto flaco de la novela. Primero porque todo lo que rodea al primer juicio de Fletcher y luego al segundo, ocupa muchísimas páginas para tan poco contenido. Con un juicio -muy sumario y con peligro de perder la cabeza- hubiera bastado, no había necesidad de crear dos porque todo lo que sucede en el primero y que tiene lugar en su antigua villa por ejemplo, si bien tiene razón de ser, no es lo que motiva la trama principal. Sin ese primer juicio, y con unos cuantos párrafos explicativos la primera parte no sería tan repetitiva en el sentido de “sí, todo el mundo quiere colgar a nuestro protagonista siguiendo la ley”. Sinceramente me da la sensación de que lo que se busca es rellenar páginas.

Una vez salvado llegan las revelaciones sobre la verdadera identidad del joven. Y se descubre de sopetón porque seguramente Mathary no encontró otro motivo para sacar a su protagonista del lío en que lo había metido.

El caso es que Fletcher después de todo esto se enmarca en una gran aventura con sus amigos en territorio enemigo formando diversos equipos siguiendo las órdenes de su rey. Y para darle más interés sus andanzas serán transmitidas a todo el mundo humano por medio de piedras mágicas. Mi primera reacción ante este hecho fue ¿Me estás tomando el pelo? Pues no, a Matharu no se le ha ocurrido nada más y nada menos que escribir un Juego de hambre en medio de un batiburrillo de El señor de los anillos – La brújula dorada, por poner algunos ejemplos literarios conocidos. La cuestión es, nuestro protagonista, sus amigos y sus antiguos compañeros de academia -todos unos adolescentes- son los encargados de realizar una peligrosísima misión en tierras enemigas y para ello no hay nada mejor que anunciarlo a los cuatro vientos, porque claro los ogros, orcos y demás seres malignos son imbéciles y no se van a enterar. En fin, estamos ante una novela juvenil no nos pongamos quisquillosos y dejemos lo de la tele-piedra mágica a un lado -¿dónde estaba el editor cuando al escritor se le ocurrió esto? alguien debería despedirlo por dejadez en su labores profesionales- y sigamos con la aventura. ¿Dónde estamos? ¡Ah, sí! Grupo de humanos, elfos y enanos todos con un fin determinado, pero cada uno con sus propios objetivos entre los que se incluyen la salir de una pieza del territorio enemigo, cumplir la misión y traicionar al que más odiamos aunque pertenezca a nuestra propia raza. Y si de paso descubro algún que otro secretito, pues mucho mejor. No puedo negar que en cuanto nos metemos de lleno en la misión y nos olvidamos la retransmisión piedra-piedra la novela gana mucho porque lo que prima es la acción y la rapidez de los sucesos, además que no puedas confiar en nadie -hay un traidor entre ellos- y que el tiempo corre en contra es un punto a favor de la intriga lo que permite también que los personajes ganen un poco de profundidad.

Con respecto a final, simplemente me lo esperaba pero no por ello deja de ser bueno. Me ha gustado ese secreto, creo que es lo mejor del libro porque además permite plantearse muchas preguntas cara la tercera entrega.

Considerando que el final, la última escena ha sido todo un salto al precipicio de los personajes que han sobrevivido no queda más remedio que leer el último, que saldrá en unos días en inglés.

Simplemente espero que en este libro no encontremos nada “raro” que estropee toda la trama. Muy pronto lo averiguaremos.

Anuncios

1 comentario en “El guerrero, Taran Matharu”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s