Divulgación, literatura, Pensamiento político

“Porque lo decimos nosotros” de Noam Chomsky. Desgranando la realidad política actual.

portada_porque-lo-decimos-nosotros_noam-chomsky

El mundo está un poco revuelto últimamente. No hay semana sin que nos veamos sacudidos por algún suceso de naturaleza violenta. Actos que vuelven a plantearnos muchas preguntas, la mayor de todas es ¿Por qué?

Noam Chomsky además de revolucionar el mundo con sus teorías sobre el lenguaje también es un gran pensador político que no duda en expresar sus ideas a todos aquellos que deseen oírlas. Y la edad no ha hecho más que reforzar su tozudez a expresar lo que él considera la verdad política del mundo actual.

Su último libro Porque lo decimos nosotros es una compilación de más de treinta artículos o conferencias que realizó entre finales del 2011 y el 2014. Pero antes de introducirnos en su pensamiento hay un extenso prefacio firmado por Henry A. Giroux, quien destaca la importancia de Chomsky como librepensador más allá de su labor como lingüista de reconocido prestigio, destacando sobretodo la posición que ostenta en su país de origen, los Estados Unidos, que reniegan de sus ideas. Pero ¿tan revolucionario es Noam Chomsky para que no labor como divulgador político sea obscurecida por los más influyentes? Giroux así lo cree y después de leer este libro se comprende muy bien por qué lo cree así.

El primer artículo de Noam Chomsky es Precipicio abajo publicado el 5 de diciembre del 2011, y es una reflexión sobre las causas que han determinado que los Estados Unidos renieguen del Protocolo de Kioto sobre el cambio climático y siga una senda egoísta hacia las fuentes de energía más contaminantes. Considerando lo que ha sucedido hace unas semanas con la decisión del presidente  Trump, se entiende que detrás de lo que muchos definieron como la locura ególatra de un hombre de negocios que da la casualidad de que es presidente de un país que se considerado por sus habitantes como defensor del mundo, se esconden motivaciones mucho más intrincadas. La decisión de Trump no es un acto solitario sino que viene precedida por una campaña sistemática de las fuerzas económicas que a las que les interesa los beneficios actuales y no lo que sucederá en los próximos años. Con la clara explicación de Chomsky acerca de la actitud de su país ante el irrevocable cambio climático se entiende mucho mejor lo que estamos viviendo en la actualidad. Sin duda estamos ante un artículo profético pero no único porque el medio ambiente, el cambio climático, la actitud ante las energías renovables serán temas que este claro pensador desarrolla a lo largo de sus artículos.

Pero no sólo se centra en los problemas medioambientales. No duda en hablar de la situación de Oriente Medio, en explicar cómo los Estados Unidos han ido expandiendo el terror por este territorio, destruyendo naciones, pueblos y culturas sin ninguna vergüenza, o justificación clara. Es un terror que luego se vuelve contra sí mismo. Los ataques terroristas que ha sufrido Europa en los últimos años son ejemplos políticas malintencionadas carentes de sentido. Habla de la situación de Palestina a lo largo de los años. Del fracaso, o más bien, de las falsas negociaciones que intentan llevar la paz allí. De la complicidad de los Estados Unidos y de Israel en los crímenes que se comenten en estas tierras. De las invasiones de los poderosos –o sea Estados Unidos y algunos de sus aliados- en tierras africanas, del oriente o del este asiático. Todas terminaron con baños de sangre porque al fin y al cabo están habitadas por “no personas”, así que sus desgracias entran de lleno en la “no historia”. Y sin historia no hay perdón, remordimientos o esperanza de un mundo mejor.

Porque lo decimos nosotros  es un libro más que recomendado, debería ser lectura obligada. Chomsky desgrana con agudeza y el filo cortante de su pluma los sucesos que están haciendo bambolear la muy buscada democracia occidental.

Después de leer el libro ya sabemos porque Giroux considera a Noham Chomsky un pensador político no valorado en los Estados Unidos. Allí lo deben de detestar porque el octogenario no duda en apuntar con el dedo al culpable de los desastres pasados, presentes y futuros con argumentos muy bien construidos. Bien por él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s