Erótica, Novela romántica

“El tormento más oscuro”de Gena Showalter. Cómo domar a un guerrero inmortal como si fuera un perro.

tormentomasoscuro

Los libros son maravillosos porque te provocan sensaciones. Alegría, tristeza, incomodidad… Puedes llorar reírte a carcajadas mientras lees. Pero también pueden enfadarte y dejarte con la sensación de haber sido estafada. En un libro divulgativo que trate de abrir al lector los ojos ante los tejemanejes de los políticos y de las clases altas, es un resultado más que esperado pero en un libro romántico de corte paranormal, esta sensaciones no deberían producirse.

El tormento más oscuro es la novela número doce de la serie Los señores del Inframundo de la escritora Gena Showalter (El señor de los vampiros). Quién haya leído mis anteriores reseñas sobre los libros de la serie verá las primeras novelas dejaron una más que buena impresión pero ésta ha desaparecido por completo gracias a las últimas entregas publicadas en nuestro país. ¿La razón? La primera es que la idea de partida de que hubiera doce guerreros con demonios dentro que tenían que luchar contra sus propias debilidades para alcanzar el amor se me antojaba un buen punto de partida. Abría la posibilidad de descubrir un mundo mágico, legendario o fantástico que contuviera un poco de romance pero el uso repetitivo de una fórmula ha acabado por enturbiar la serie.

Con esta última novela se comprueba que el mundo de los  Señores del Inframundo es un caos repleto de seres fantásticos por todas las esquinas. Showalter no ha dudado en coger toda la mitología que ha encontrado, mezclarla un poco y regurgitarla en sus libros, aunque siempre contando con dos elementos: los protagonistas y la violencia desmesurada.

El protagonista masculino–o cualquier hombre/ser mágicos que se cruce en la historia- es increíblemente guapo, tipo modelo de anuncio de Calvin Klein. No importa de qué color tenga la piel –azul, negra, blanca, verde…- todos son altos, musculosos y exudan testosterona por cada poro de su piel. Vamos, que toda mujer que se le cruce por delante se le caen las bragas con solo verlo. Además su personalidad suele ser odiosa a primera vista porque es tan arrogante ya que piensa que puede derrotar a todo el mundo, de modo que usa la violencia para todo, incluso para abrir una lata de Solis. No podemos olvidar que acarrean, sin duda,  graves desordenes mentales que requieren ayuda especializada inmediata. En el caso de Baden protagonista de esta novela no poder haber ayudado a sus amigos por haber permitido que le cortaran la cabeza.

Pero ellas no se libran de ser estereotipadas. Son modelos de Victoria Secret. Preciosas desde la punta de la cabeza hasta las uñas de los pies. No es de extrañar que el protagonista cada vez que posa sus ojos en ella se le caen los gayumbos de emoción –si es que los lleva porque el pantalón de cuero que resalte su musculoso culo está muy de moda entre ellos y evidentemente la ropa interior estropearía el efecto-. La personalidad de la joven suele ser un poco más variada pero destacan por creerse dueñas de su propia vida, lo que significa que hacen lo que les da la gana sin pensar mucho en los demás. Egoístas por naturaleza. Si la protagonista es un ser fantástico-inmortal también es propensa a usar la violencia incluso para abrir la nevera.

Los protagonistas de El tormento más oscuro se circunscriben perfectamente a estas descripciones. Baden ha sido uno de los Señores del Inframundo, pero perdió literalmente la cabeza cuando su demonio de la Duda se apoderó completamente de él. Durante milenios ha estado atrapado en un mundo espiritual acompañado de Pandora, peleando con ella incansablemente. Ahora con un cuerpo físico se ve obligado a cumplir los deseos de Hades. Evidentemente es guapísimo, alto, escultural, poderoso y mata sin escrúpulos a todo aquél que se pone en medio, aunque también tiene su coranzocito y a veces deja alguno libre. Ella, Katarina es una adiestradora de perros que se ve obligada a casarse en contra de su voluntad con el hombre que convirtió su vida en  un infierno y que hizo a su hermano un adicto a la heroína porque éste tiene secuestrados a sus tres perros. No, no me lo invento es la historia. Esta joven es hermosísima, segura de sí misma, y con pensamientos propios que le inducen a pensar que puede adiestrar a Baden para ser un mejor hombre como su fuera uno de sus perros. Esto tampoco me lo invento porque mientras están juntos ella a través de sus pensamientos vemos sus técnicas de adiestramiento con el señor del Inframundo. Lamentable.

Como se puede ir suponiendo en este tipo de libros todo es violencia y sexo. Ellos se presentan como los dominadores y ellas como las dominadas aunque con ciertos matices porque las protagonistas –presentes y futuras- tienden a ser personas con carácter propio que buscan su propia personalidad más allá de ser la compañera de un señor del Inframundo. Pero el resto de féminas que pueblan las páginas suelen ser seres mágicos muy sexualizados, muchas de ellas prostitutas o que se acuestan con el primero que pasa por su lado. No hay ninguna mujer en este libro que sea valorada por su inteligencia, por los logros que ha conseguido profesionalmente o en su vida personal. Si bien es cierto que Katarina se presenta como dueña de una empresa de adiestramiento de perros que ha alcanzado éxito internacional, la irrealidad de tal propuesta le resta mucho mérito. Así que la visón general es que las mujeres son objetos sexuales para disfrute de los guerreros.

Otro elemento que me irrita de este libro y de la serie en general es lo irreal que se ha vuelto. Es que no me trago que Hades sea el padre de Lucifer, que existan miles de mundos mágicos, que tengamos más de un infierno, que los inmortales puedan tener los hijos que quieran sin problema –supongo que el concepto de superpoblación no existe porque tienden a matarse entre sí cada dos por tres-, que los ángeles anden por ahí rondando con sus sexuales alitas, que te corten la cabeza y no te mueras. ¿Qué gracia tiene leer una historia en la que sabes que al protagonista, independientemente de lo que le pase –pierda un brazo o la cabeza- va a recuperarse? ¿En la que sabes que la humana se convertirá en inmortal al final? ¿En la que cada vez que surge un personaje secundario muy sexy sabes que todo le irá bien porque tiene potencial para ser un protagonista? Y ese es quizá el gran problema de esta serie que pese a la complejidad que Showalter intenta introducir en este mundo sabes lo que va a pasar porque dicha complejidad descansa en aumentar el número de personajes y de mundos, no crear un único escenario rico en contenidos y en caracteres relevantes.

No se pueden decir muchas cosas buenas de este libro. El tormento más oscuro viene siendo lo mismo que hemos leído en los otros libros de la serie pero con protagonistas distintos. Si te han gustado los libros anteriores supongo que te gustará éste, en caso contrario evítalo.

Por cierto ¿os habéis dado cuenta de que al reseñar esta novela no he hablado de amor? La razón es muy sencilla. Es que no se percibe en los protagonistas en ningún momento. Lo suyo es pura atracción sexual. El amor, como sentimiento más allá del concepto de posesión o disfrute sexual es algo que se intuye al fin y al cabo estás leyendo un libro romántico, así que el amor romántico tendrá que estar por algún lado aunque tú no lo percibas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s