«Spellslinger», Sebastian de Castell. Una fantasía juvenil llena de vida.

spelllinger

No es fácil innovar dentro de la fantasía juvenil de carácter más o menos serio. Desde hace unos años los grandes autores de fantasía para adultos han decidido lanzarse a un género que les puede reportar no solo buenos beneficios sino lectores que con los años se pueden convertir en ávidos lectores de fantasía épica.

Sebastian de Castell  es un escritor casi desconocido en España y es una pena porque tiene una manera de entender la fantasía ligeramente distinta al resto de escritores, y éso lo convierte en un valor a considerar. Pero no vamos a hablar de su serie Greatcoats  sino de Spellslinger, el primer volumen de la serie que lleva el mismo nombre.

Kellen es un joven de casi dieciséis años que se enfrenta al reto de su primer duelo de magia, que determinará su futuro dentro de su pueblo. Aquellos que tienen magia, serán los más afortunados, recibirán un nombre de mago y una posición asegurada dentro de las clases más altas; para aquellos que no puedan usar magia serán relegados a pertenecer a una clase inferior, viviendo una vida de servidumbre y semi esclavitud. Kellen no quiere eso para él, no desea vivir apartado de su familia, que lo releguen a ser alguien que no quiere ser pero su magia ha ido desapareciendo desde que era un niño y no se puede enfrentar a un duelo de magia porque simplemente carece de ella. Presionado por su padre, un gran mago con grandes capacidades de líder, su madre, poseedora de una magia sanadora, y su hermana pequeña, un pequeño genio que posee una magia impresionante, Kellen se ve obligado a usar su inteligencia para salir del apuro. Pero nada sale como él quería. 

Spellslinger es un libro muy peculiar, de corte juvenil, no llega a profundizar en la parte más cruel o malvada de la naturaleza humana  pero tampoco evita hablar de asuntos serios. En esta historia todo gira en torno a un pueblo que vive en un pequeño poblado situado en un oasis y rodeado de desierto. Lo que han llegado a ser, lo que son en realidad esconde muchos secretos que se remontan a cientos de años, cuando un gran mago y una gran maga, ambos casados, lograron derrotar al enemigo. Pese a ello el peligro aún está presente por eso es importante que los jóvenes al cumplir los dieciséis años se conviertan en magos. Pero Kellen no es un mago, su magia es casi inexistente y esa circunstancia nos permite descubrir que su pueblo no es lo que parece, que hay muchos secretos escondidos, más de los esperados. Hay luchas familiares, tensiones entre clanes, problemas con extranjeros, misterios y secretos centenarios que nadie quiere relevar. Pero esto solo es el escenario en el que se mueve nuestro protagonista que para poder luchar, no por lo que se supone que es, sino por lo que quiere ser deberá enfrentarse a muchos retos. Pero no lo hace solo, sino con ayuda de una peculiar extranjera y de un amigos mitad gato mitad ardilla.

No es fácil innovar en literatura juvenil fantástica, y cuando un autor de adultos intenta crear algo de este género no siempre funciona. Brandon Sanderson con su serie Alcatraz  es una excepción pero porque el estilo elegido es más infantil que juvenil y porque, por qué no decirlo, Sanderson es un gran escritor, y cualquier cosa que haga será más que buena. John Connolly con las Crónicas de los Invasores, es otro autor que ha sabido dar bien el paso. Por contra Joe Abercrombie  con Medio Mundo es un ejemplo de que no siempre el paso es fácil. Con respecto a Sebastian de Castell ha sabido crear una muy buena historia, es verdad que podemos encontrar alguna que otra falta pero es algo que también ocurre en las mejores novelas, lo importante de Spellslinger es que a medida que vas leyendo te vas involucrando más y más con Kellen, en parte porque al pobre solo le hacen dar golpes y en parte porque no puedes más que animarlo a buscar su sueño, a apoyarlo a no rendirse. Cuando te encuentras con un personaje como él es casi imposible no dejarse llevar por sus aventuras, como tampoco puedes evitar que su hermana Shalla no te guste por ser tan egoísta en sus deseos -su deseo es que su hermano Kellen tenga magia- aunque sean buenos que termina haciendo más mal que bien. Sus padres completan una familia que no es tan perfecta como podría parecer al principio.

Pero no solo son buenos los personajes sino que hay que considerar el mundo en el que vive Kellen. No se nos ha mucha información pero queda claro que la magia juega un papel importante y que ella no siempre llega de parte de los buenos. Como buena presentación, no debemos olvidar que estamos en la primera entrega de una serie, se nos da unas pistas para entender el pasado del pueblo de nuestro protagonista, y cómo es la sociedad en la que vive, pero aún así quedan muchas cosas por descubrir, muchas de ellas relacionadas con la extranjera que maneja las cartas como una luchadora.

Spellslinger es un muy buen libro, tiene momentos muy divertidos y otros son más tensos porque ponen a nuestro protagonista en un gran peligro. Lo único que queda claro es que después de acabar de leerlo quieres continuar con Shadowblack, la segunda entrega. La tercera ha salido recientemente y se llama Charmcaster.

Espero que alguna editorial se anime con esta serie porque es muy buena, personalmente creo que mejor que la serie de Taran Matharu“El mago”.

HECHICERO
Sebastian de Castell 
Género: Juvenil, Fantasía
Editorial: Molino
Más críticas/ compras: Casa del libro

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s