“El rithmatista”, Brandon Sanderson. Una historia común en un mundo fantástico.

elrithmatista

Joel es un joven de quince años que más que nada en el mundo desearía ser un de los ritualistas pero es imposible ya que en su ceremonia de iniciación no fue seleccionado para ser uno de ellos. Así que ahora se dedica a estudiar la teoría de los rimatistas sabiendo que nunca la podrá practicar en la realidad. El junto a su madre viven en una de las prestigiosas escuelas en las que estudian los estudiantes normales y los ritualistas. Su mundo es normal hasta que los estudiantes empiezan a desparecer uno tras uno dejando de si rastros de tiza, de batallas no ganadas. En su lucha para descubrir la verdad se une a un profesor de la escuela y a una joven ritualista con un actitud muy peculiar. 

Si consideramos el argumento ya podemos ver qué Brandon Sanderson no ha elegido una trama ambiciosa en originalidad. Tenemos en típico alumno que está en una prestigiosa escuela y que no se siente cómodo en ella. Podíamos nombrar desde a Harry Potter o a Kvothe de El nombre del vientoPero también guarda relación con protagonistas que viven en un mundo donde la magia o los poderes son moneda corriente salvo para ellos. Midoriya Izuki de My Hero Academia Kellen de Spellslinger son otros dos ejemplos. Basándonos en estos datos lo primero que nos viene a la cabeza es que Brandon Sanderson no ha usado su imaginación para la creación de El Rithmatista pero eso sería ver la novela desde una perspectiva muy simplista porque la gran virtud de este escritor es que coge los elementos más manidos o repetidos en la literatura fantástica y les otorga nueva vida. Aquí lo hace estableciendo un mundo muy particular, a la vez conocido y desconocido. Conocido porque está formado por países, lugares que existen en nuestro mundo, y desconocido porque recoge estos lugares y los retuerce a través de transformar la historia y la geografía. Por ejemplo Europa y otros lugares han sido conquistados por un pueblo que procede del este (podíamos decir que serían el equivalente a los chinos); Estados Unidos han sido rotos y ahora son un conjunto de islas cada una con su particular idiosincrasia, unidas en algunos elementos comunes -su lucha contra el mal representado por seres de tiza- y también separadas por el deseo de independiencia. Este es el mundo en el que vive Joel.

Joel es nuestro joven protagonista, al igual que todos los niños del mundo a una determina edad debe pasar por una ceremonia en la iglesia para confirmar si ha sido elegido por Dios para ser uno de los ritmatistas. Pero él no pasa la ceremonia y de ese modo se convierte un simple adolescente, pero él no acepta este destino y está empeñado en asistir a las clases de los ritualistas y aprender toda la teoría que compone este poder. Vive con su madre en una pequeña habitación en la escuela en donde estudia gracias a que su padre, ya fallecido, era un gran amigo del rector. Su madre se gana la vida como limpiadora del campus estudiantil. Frente a Joel está Melody Muns, una joven ritmatista al que no le sale nada bien los círculos, lo único que le gusta es dibujar pequeños seres de tiza pero en el resto es un desastre, y por eso cuando llega la hora de irse a casa por las vacaciones estivales debe quedarse para realizar clases de recuperación. Joel y Melody se relacionan de una peculiar manera, pues ella no desea el poder que tiene y mientras que él es lo único que le gustaría tener. Pero esta novela no va de la relación entre ellos sino de un mal, unas desapariciones. Es más, que entre ambos no haya nada más que una amistad que va creciendo poco a poco y no haya romance por medio le añade aún más valor a la novela. Eso permite que el sistema de magia se desarrolle en su potencial sin que se vea influenciado por los momentos románticos.

Es muy interesante ver cómo Sanderson va moviendo los personajes de un lado al otro, otorgándole propiedades buenas y malas. Joe por el ejemplo es un gran estudiante, tenaz y sagaz pero también envidioso de lo que no tiene. Melody es lista, divertida y atrevida pero un poco rencorosa. El profesor  Fitch es un gran académico, gran conocedor de esta magia pero un cobarde a la hora de luchar. Son estas características las que dan vida a la historia y la que le permiten avanzar a buen ritmo sin que en ningún momento lo que estás leyendo te parezca aburrido. Pero esto no hace que el libro sea muy bueno, otras novelas tienen estas características, lo que hace esta novela increíble es el sistema de poder o de magia que Branderson ha creado. Es extraño pero a medida que vas leyendo se convierte en un mundo casi “normal”. Y, ¿en qué consiste esta magia? Es una magia basada en líneas de poder, los rimatistas tienen que dibujar en el suelo con tiza círculos, líneas y figuras que tiene en poder de sostener la magia. Con ello pueden luchar contra unas extrañas figuras de tiza que intentan destruir su mundo. Pero para crear esas figuras hay que estudiar, deben ser perfectas y ser elaboradas con consciencia de su poder. Quién haya visto o leído Fullmetal Alchemist podrá entenderlo mejor ya que los protagonistas, los hermanos Elric, debían formar en el suelo formas de poder. Ahora si cogemos esas formas y las elaboramos con tiza, les damos vida y movimientos pues tendremos el mundo creado por Brandon Sanderson. Y los seres malvados del tiza no son fáciles de derrotar, pueden ser planos, bidimensionales pero tienen dientes y pueden destrozar a un ser humano -cual piraña- en unos minutos.

Y aquí entra el caso que Joel y el profesor debe investigar porque unos estudiantes han desparecido y solo hay rastros de tiza y de lucha. A medida que el protagonista y sus amigos van averiguando la verdad nosotros conocemos más de este mundo, de la tragedia del pasado de Joel, y de que no podemos dar nada por sentado. Si al principio el libro parece lento es porque lo es, hay que tener la mente muy abierta para entender el mundo en el que vive Joel, pero cuando lo empiezas a tener claro la trama comienza a avanzar a buena velocidad. Hay momentos lentos, otros más aminados, muchas sorpresas y un final que nos deja con más.

El rithamista me ha gustado mucho, principalmente porque el protagonista es un joven que no siempre se deja querer, el conocer que tiene debilidades lo hace aún más interesante y si cabe más humano. Pero no puedo dejar de alabar el mundo fantástico de esta novela porque es vivido y a la vez terrorífico. La única pega es que por el momento no hay una segunda entrega, se suponía que estaría lista a finales del 2017 pero ya estamos acabando el 2018 y aún no hay señales. Tocará esperar.

EL RITHMATISTA (El Rithmatista,1)
Brandon Sanderson
Género: Fantasía, juvenil
Editorial: Nova (Ediciones B)
Páginas: 448
Comprar/más críticas: Casa del libro

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s