Animación, Aventuras, Cine, Fantástico, literatura

“Mary y la flor de la bruja”, una brillante película de animación.

maryylaflordelabruja

Cuando se estrenó en los cines Mary y la flor de la bruja (Meari to Majo no Hana) un crítico se sorprendía un poco porque la protagonista fuera pelirroja, y se preguntaba por qué casi todas las protagonistas de películas animadas creadas en Japón tenían ese color de pelo. Arrietty de Arrietty y el mundo de los diminutos tiene ese color. En ese momento me pareció una reflexión curiosa que solo conseguí entender si consideraba que ese crítico no estaba muy versado en animación japonesa, ya que en caso contrarió se hubiera topado con todo el arco cromático en los personajes animados, sobre todo el las serie de televisión, ya que es precisamente el color en más de una ocasión lo que nos sirve para indentificar a los personajes.

En Mary y la flor de la bruja eso no sucede, el color del pelo de Mary es una elección muy cuidada. Cuando cuentas con una animación en la que los colores brillas, relucen y saturan la vista el problema es conseguir destacar a los personajes, logar que sobresalga n del escenario y se logra a base de colores también brillantes. Un pelo negro haría a la protagonista muy poco reconocible en las escenas de noche, por ejemplo. Un pelo rubio la podría hacer muy etérea, con una de las protagonistas de El recuerdo de Marnie

Más allá de la anécdota que dejó en crítico Mary y la flor de la bruja es una brillante película, basaa en la novela La pequeña escoba de Mary Stewart, y es el primer largometraje de Studio Ponoc. La historia es bastante sencilla, Mary es una niña que vive en el campo con su tía abuela Charlotte. Su vida es tranquila hasta que un día unos gatos las conducen a las profundidades del bosque, hacia una flor que solo crece cada siete años. Cuando la toca adquiere poderes de bruja además de una escoba que puede volar.

Hiromasa Yonebayashi dirigue esta película y cuenta con una amplia experiencia en este campo. Durante años trabajó Studios Ghibli primero como animador, luego director, siendo la ya mencionada El recuerdo de Marnie, la última que dirigió para ese estudio, antes de crear su propia productora. Este bagaje le permite entender muy bien como coger un cuento clásico escrito por un escritor europeo -con todas sus referencias- y transformarlo en una película llena de emoción y aventura, conservando en su hacer el estilo Ghibli, es decir, mezclando en la historia un poco de magia, sentimientos y un toque de maravilla.

Esta película está llena de magia, sobre todo cuando Mary se encuentra inmersa en la escula de brujas, en donde cada objeto parece ser mágico. Lo más interesante es que nuestra protagonista no sabía de la existencia de la magia, y se ha visto envuelta en ella casi por casualidad. No sabe manejarla  -sus viajes en escoba son muy movidos- y posiblemente no entienda lo que significa tener ese poder, pero lo que tiene claro es que hay cosas que están bien y cosas que están mal. Pese a su edad, no le importa meterse de lleno en problema de adultos para salvar a aquellos que quiere, incluso si lo tiene que hacer como cualquier niña normal, a base de fuerza y tesón.

Hemos dicho que esta película tiene muchas referencias a las películas de Ghibli pero sería un error considerara una sucesora del desaparecido estudio. Sí, sigue las pautas creadas hace años por el gran estudio pero también hay cierto interés en ir un poco más allá. Pero con límites. Y esos límites los marca en mercado, pues un buen resultado en taquilla es lo que permitirá crear más películas. Y por eso en ocasiones lo que vemos es algo sencillo, cotidiano y por eso poco original… o lo sería del todo si no fuera por el virtuosismo de la animación. Brillante, colorida, viva. Simplemente maravillosa. Personalmente me encanta este tipo de animación porque parece que en cualquier momento habrá un estallido de color que salpicará las butacas del cine. Una sensación que no percibo con las películas creadas por ordenador.

Mary y la flor de la bruja cuenta con brillantes ideas, con momentos llenos de energía y con una protagonista que te arrastra sin dudarlo a vivir su propia aventura.

Tuve la suerte de verla en el cine y fue una experiencia estupenda. La verdad es que procuro no perderme ninguna película animada japonesa cuando la estrenan en  nuestro país, es un placer que no disfrutamos mucho. Para aquellos que no pudieron verla en la gran pantalla se podrá adquirir el dvd a partir de diciembre, lo que hará que muchos Reyes Magos la pongan en sus sacos. También se puede alquilar en Amazon Prime. 

MARY Y LA FLOR DE LA BRUJA
Director: Hiromasa Yonebayashi
Estudios Ponoc
Género: Infantil, animación, aventuras
Duración: 102 minutos
Comprar/ más críticas: Amazon España, Casa del libro

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s