“Agatha Raisin y el veterinario cruel”, M. C. Beaton. Una detective de pacotilla.

Llega fin de año y te das cuenta de que te has leído un buen puñado de libros pero tu lista de próximas lecturas sigue siendo enorme. Diciembre es un mes que aprovecho para hacer limpieza de estantería, es decir, para reorganizarla un poco según las preferencias del momento y para volver a recordarme de que tengo libros no muy extensos que puedo leer con rápidez y de ese modo dejar más huecos para lo que el siguiente año depara en novedades literarias.  Uno de los libros que llevaban un buen tiempo acumulando polvo era Agatha Raisin y el veterinario cruel de  M. C. Beaton de la edición de Círculo de Lectores.  Recuerdo que fue una elección motivada por una buena sinopsis, una portada colorida y cierta curiosidad hacia una detective que se apartaba de otros personajes novelesco de la misma profesión pero más tendencias más oscuras. 

Así que aprovechando la limpieza del diciembre y el puente fesfivo me metí de lleno es esta novela. Primero comentar que esta entrega es la segunda de una larga serie de libros que ha llegado en el 2018 hasta la ingente cantidad de veintiocho entregas,aunque todos cuentan con una clasificación el Goodreadrs que te hace plantearte su lectura. 

Considerando que no he leído el primer libro -ni tengo intención de hacerlo- Agatha Raisin y el veterinario cruel es una novela que se puede leer de un tirón y que en términos generales se puede clasificar como perteneciente al género detectivesco cómodo, o sea se trata de una aventura en la que un personaje no perteneciente a la policía mete sus narices en donde nadie le llama para intentar averiguar quién está detrás de la muerte de algún personaje cercano. O sea, estamos ante una género cuyo máximo exponente es Jessica Flecher. En el caso de la serie creada por M. C. Beaton la protagonita absoluta es Agatha Raisin, una alta ejecutiva del mundo de la publiciadad que ganó una fortuna después de vender su agencia de publiciadad. Aún se considera joven y ronda los cincuenta años, pero está dispuesta a vivir una vida tranquila lejos de Londres en el apacible campo británico. Allí se encuentra con un militar retirado que es además su vecino al que le echa el ojo inmediatamente, y un grupo variopinto de personajes muy campestres. 

Agatha Raisin es una descerebrada, no sé si se puede decir de esto de un personaje de ficción pero toda ella es un error con patas. No sé dónde acaba y dónde empieza realmente la caracterización de un personaje al que se le quiere dar un toque sencillo, gracioso y con ciertos pájaros en la cabeza, pero lo que queda claro es que Agatha puede ser una mujer a la que puedes llegar a detestar. En mi caso, mientras leía el libro había muchas cosas que no entendía de ella, me resulta muy raro que siendo la fundadora y jefa de una agencia de  publiciadad -un mundo muy competitivo- la personalidad de Agatha sea la de una ilusa y además no muy educada o muy culta. Entiendo que ella haya nacido en una simple famila obrera, pero a base de esfuerzo ha conseguido crearse una buena reputación como profesional dentro de la publicidad el Londres, y si eso es así ¿cómo es posible que Agatha se deje engañar por cualquiera? ¿cómo puede ser tan inculta o superficial? Más allá de la personalidad problemática de nuestra protagonista, tampoco me gustó su obsesión por perseguir a su vecino. La verdad es que Agatha es una Bridget Jones de más de cincuenta años, divorciada y con un gato que solo hace meter la pata. ¿Se nota que no me ha gustado el personaje? Pues si no ha quedado claro, Agatha es muy cargante. Y con estas premisas nos metemos de lleno en la trama de asesinato. Aquí todo mejora un poco, creo que la idea principal de la autora es buena, el balance entre las aventuras personajes de Agatha y su búsqueda egoísta de la verdad es correcta porque hay un poco de todo: asesinato, romance, mentiras, persecuciones amorosas… Me ha gustado como discurre la investigación, a un ritmo lento que permite adentrarnos más en la vida del campo inglés y de sus peculiares residentes. El gran pero viene de que no me ha terminado del gustar la protagonista, su cargante estupidez y eso hace que no haya terminado de gustarme el resultado final.

Como he dicho antes no sé dónde está el límite que convierte a un personaje en un ingenuo adorable o en un ingenuo simplemente estúpido. Supongo que el final la barrera de tal defición la marca el propio lector. En mi caso con Agatha mi definicón de ella no es la mejor pero claro hay que considerar que leí su novela después de zamparte una de Jo Nesbo con su curtido y destrozado Harry Hole, así que puede que mi error haya sido el momento de leerla. En cualquier caso sólo la recomiendo si no hay nada más que leer, si se quiere algo sencillo de masticar, con un toque de intriga y algo de vergüenza ajena. 

AGATHA RAISIN Y EL VETERINARIO CRUEL (Agatha Raisin 2)
M. C. Beaton
Editorial: Arrobabooks
Género: Intriga, Detective 
Páginas: 230
Críticas/ comprar: Amazon, Casa del libro, Goodreads

Autor: welzen

Amante de la lectura y del cine.

Un comentario en ““Agatha Raisin y el veterinario cruel”, M. C. Beaton. Una detective de pacotilla.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s