“El chico que salvó la Navidad”, Matt Haig. Un cuento muy navideño.

portada_el-chico-que-salvo-la-navidad

Puede que no sea el mejor momento para hablar de El chico que salvó la Navidad de Matt Haig, ya que las Navidades han pasado pero las noticias de que ya ha comenzado a rodarse su adaptación cinematográfica -avalada por Netflix- hace que vuelva a recordar esta novela infantil y juvenil que leí precisamente las últimas Navidades.

La historia es sencilla, Nicolás era un chico sencillo que vivía con su padre, después de la trágica muerte de su madre. No conocía la experiencia de tener un regalo de Navidad y sencillamente tampoco le importaba. Su padre, un sencillo leñador, es contratado para unirse a una expedición y demostrar la existencia de los elfos. Para no dejar solo a su hijo acude a un familiar, que resulta ser muy mala persona. Nicolás decide huir e ir a buscar a su padre a la tierra de los elfos. 

Con semejante título y con este argumento, y considerando que es un libro infantil o juvenil, se podría pensar que tiene que ser “tierno ” en su planteamiento pero la verdad es que esta novela no es así. La historia me ha gustado bastante pero me ha sorprendido lo oscura que es, la poca alegría que refleja tanto los personajes como la trama. No es una historia que te lleva a pensar en Navidades felices llenas de dulces sino el algo mucho más maléfico. Por una parte está una madre muerta en un terrible -y tonto- accidente, un padre ausente, un muñeco hecho de rábano que después de cierto tiempo huele -el destino del rábano es terrible-, una tía que es la personificación de la maldad, unos vecinos que no ayudan, unos elfos que parecen salidos del lado oscuro, un ser mágico al que le encanta hacer explotar las cabezas -una explota de verdad con todo lo que ello implica-, un secuestro… Con estos elementos lo único que da esperanza es un reno con ansias de volar. En cuanto a Nicolás, es un niño triste, muy triste, que en cierta manera está adaptado a pasarlo mal. Aún así es valiente y tiende a tener esperanza en el futuro. Personalmente me ha costado verlo como el futuro Papa Noel porque no tiene nada de bonachón pero eso es sí es un punto a su favor, porque lo hace diferente a las expectativas que uno tiene sobre este mítico personaje.

He disfrutado de este libro pero durante su lectura ese tono dramático, a veces en exceso, y triste me llevaba a preguntarme qué le pasaba a Matt Haig por la cabeza cuando lo escribía. Sobre todo si consideraba que su maravilloso libro Razones para permanecer vivo nos relataba su lucha contra una depresión aguda. Este libro es el primer tomo de la serie Navidad, compuesta por cuatro volúmenes, siendo esta novela la única traducida a nuestro idioma por el momento.

Las últimas novelas infantiles que he leído, como Hecha la ley, hecha la trampa El tiempo de los magos, tienen un toque más humorístico y quizá por ello esa oscuridad en un tema tan festivo y bien intencionado como es la Navidad, me sorprendió un poco. Por ello no sé si recomendaría este libro a los niños más pequeños, hay demasiados elementos maléficos y terroríficos para mi gusto.  Eso lo sí, los que cuentan con cierta edad seguro que disfrutarán de estos elementos. En cuanto a las ilustraciones, simplemente magníficas. 

 Por último, en su versión cinematográfica será interesante ver cómo se realiza esta adaptación y si sólo considera el primer libro o toma elementos de los demás.

EL CHICO QUE SALVÓ LA NAVIDAD (Navidad, 1)
Matt Haig
Editorial: Destino
Género: Fantástico, Juvenil, Infantil
Páginas: 314
Comprar/más críticas: Goodreads, Casa del libro 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s