“Sal con alguien que no lea”, Charles Warnke. Pequeñas historias sin importancia.

 

sal con alquien

Tiene sesenta y cuatro páginas. Puede paracer un poco extraño empezar un libro informándo de su escaso número de páginas, generalmente esto sucede cuando los libros son auténticas bestias literarias. Y no hablo de calidad sino más bien del peso que hay  que aguantar al sostener al leer el libro.

Tiene sesenta y cuanto páginas. Sesanta más cuatro. A esta cifra hay que quitarle los dibujos. Así que la novela -la verdad es que esta palabra se atraganta un poco- se lee en un suspiro, y no solo porque te atrapa sino porque su extensión es más corta que un folleto de Carrefour. En fin. No hay que valorar el libro por su cubierta -preciosa por cierto- ni por su tamaño.

Sal con alquien que no lea está compuesta por dos relatos pequeños. El primero que da título a la novela es de Charles Warnke -relato que buceando por la red puedes encontrar gratis- y el siguiente es de Laura Ferrero. Si el primero me pareció a apasionte, lleno de esas frases que una subraya y que sin duda escribiría con colores en la carpeta del instituto -única época en la que puedes hacer esto sin resultar rara-, el segundo relato me pareció mucho peor, y sinceramente sin mucho sentido con el título que integra ambas historias.

Ambos relatos mezclan la reflexión con la cotidianidad. El primero con la experiencia de tener una relación con una apasionada de los libros – el comisario Brunetti es un buen ejemplo- que trastoca el mundo que la rodea con un estilo muy literario. El segundo relato es mucho más cotidiano, trata de una joven que estable una relación, luego se separa y … si escribo algo más destripo todo.

Hace un tiempo leí El tigre  de Joel Dicker  que me dejó con un sabor agridulce. Con este libro ha ocurrido lo mismo. Son sesenta y seis páginas: dos relatos que entran en un par de páginas y luego mucho dibujo. Que por cierto no me apasionó porque es como los dibujos de recortables que haces en primaria con cartulinas de colores. Y el precio es de casi doce euros. Que la vida está muy achuchada para los lectores que tienen que tener un libro en la mano… Sinceramente no creo que valga la pena, y no me refiero a leerlo porque como ya he dicho el primer relato es maravilloso aunque el segundo un poco más flojo, pero por lo que aporta es bastante caro. Por poner un emplo, un libro de Brandon Sanderson con mil cuatro cientas ocho páginas cuesta unos treinta y cinco euros. Hagan cálculos.

SAL CON ALGUIEN QUE NO LEA
Charles Warnke y Laura Ferrero
Ilustraciones: María Hergueta
Editorial: Alfaguara
Páginas: 64  
Comprar/Críticas: Casa del Libro

 

 

Un comentario en ““Sal con alguien que no lea”, Charles Warnke. Pequeñas historias sin importancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s