«Los lobos del hielo», Amie Kaufman. Aventuras juveniles con hielo y fuego.

Las historias que cuentan con elementos opuesto siempre son interesantes en manos de buenos escritores. La mayoría de la literatura juega con esa dualidad. Amor – odio. Luz – oscuridad. Bien – mal. Policía – asesino. En el caso de Los lobos del hielo de Amie Kaufman los elementos contrarios son el hielo y el fuego. El primero procede de los lobos, el segundo de los dragones. Pero ambos tienen algo en común, se pueden convertir el humanos. O los humanos se pueden convertir en ellos. Esta idea sencilla se puede complicar un poco más. Ahora toda imaginar que los que pueden convertirse de lobos son los que controlan el reino, y la ciudad, los que en cierta manera desprecian aquellos que no poseen el poder de la transformación -ellos son simples humanos, como si fueran de una raza diferente e inferior- y viven según un régimen de clanes muy militarizado. Los lobos odian a los dragones y solo buscan la destrucción. De los dragones, poco se sabe, salvo que vuelan, son grandes y malos.

Este es el escenario en el que Anders y Rayna viven. Son dos niños que se consideran hermanos después de escapar hace años del orfanato. No recuerdan quienes son sus padres pero suponen que murieron durante el gran ataque de los dragones. Ahora sobreviven robando lo que pueden y pasan las noches en un lugar secreto con hermosas vistas. Todo iba bien hasta que son descubiertos intentando robar a un espectador de la ceremonia a la que se someten los niños de su edad para ver si se transforman en lobos. Para salir del apuro Rayna asegura que ellos están para realizar la prueba y cuando la hacen todo cambia, porque mientras Anders se transforma en lobo su hermana lo hace en dragón. Y el caos se desata.

A pesar de que el libro va de una pareja de hermanos, esta es la historia de Anders, quien con la transformación de su hermana Rayna en dragón empieza a plantearse un montón de cosas. Sabía mejor que nadie que físicamente no eran parecidos, y que su carácter era también muy diferente. Mientras él es tranquilo, muy dócil, su hermana no teme enfrentarse a la vida de frente y luchar con una sonrisa por el botín del día. Es ella la que ha planificado la vida de ambos hasta ese momento y perderla para Anders supone un duro golpe. Sabía que era posible que no fueran hermanos de sangre pero a él no le importa porque Rayna es su hermana y ahora que se ha convertido en un dragón y ha sido raptada por ellos su única meta es ir a rescatarla. Y para ello deberá aprender a manejar su transformación, su poder.

Uno de los elementos más interesantes de este libro es la dualidad dragón-lobo, fuego-hielo que aquí está tratada de un modo muy particular porque todo lo que sabemos de los dragones viene de lo que le cuentan a Anders en la academia a la que acude para ser un soldado lobo. Pero desde el principio sabes que algo huele raro porque el sistema de clases y de corte militar de los «cuatro patas» tiene un toque oscuro nunca definido totalmente. También es cierto que me gustan los dragones -aunque también me gusta los lobos- así que desde el principio me puse de parte de ellos, no llegué a conectar con ningún lobo en general, excepto con Anders al que llegas a adorar por completo. Él es el otro pilar del libro. Es un protagonista que no quiere ser héroe, ni siquiera se plantea ser uno; cuando lo conocemos vemos que es débil, lleno de dudas, y que cierta manera todo le aterroriza pero hay una fortaleza que lo mantiene, que es su hermana Rayna, a la que quiere con locura, por ella está dispuesto a acudir a la academia Ulfar y hacerse pasar por lobo. Poco a poco vas viendo como Anders no es tan poca cosa como parecía al principio, es inteligente y valiente y a pesar de que no consigue ponerse a la altura de sus compañeros de clase siempre está dispuesto a mejorar, e incluso encuentra una amiga en Lisabet. Siempre mira hacia delante y sólo echa un vistazo al pasado para darse fuerza antes los peligros que se presentan en su camino. Ha sido sin duda todo un descubrimiento ver como este niño se va fortaleciendo poco a poco, como va dejando atrás la sombra de su hermana para adquirir su propia fuerza y voz. En pocas ocasiones un libro juvenil tiene un protagonista que crece tanto en el primer volumen.

Como cualquier novela que comienza una serie también adolece de unos cuantos elementos criticables. Más allá de la ciudad de los lobos, poco sabemos de este mundo, sí se cuenta un poco de la historia de cómo antiguamente lobos y dragones trabajan juntos y por ahí hay una historia de amor mal entendida, pero aún así el escenario en que se mueven los personajes no está completo. Y en cierto sentido se entiende si recordamos que estamos ante un libro juvenil-infantil no ante una novela fantástica adulta donde las descripciones a veces farragosas son la norma. Otro problema puede ser que no se vea muchos dragones pero si consideramos el final entendemos que el primer libro va de lobos y el segundo de dragones. También que los personajes secundarios no estén bien desarrollados o que la trama sea previsible. Sin duda podemos poner algunos «peros» pero estos vienen de una visión adulta que siempre busca complicar las cosas un poco más. Hay unos días leí que un niño ríe una media de trescientas veces al día, un adulto lo hace unas tres y puede que alguna sea hasta falsa. Es por eso que para poder disfrutar de esta novela plenamente hay que rebuscar en nuestro interior y sacar al niño que hay dentro y dejar al adulto quejica a un lado.

Por mi parte me ha encantado, es que hay lobos que lanzan hielo y dragones fuego. ¿Quién se puede resistir a eso?

LOS LOBOS DEL HIELO (Elementals,1)
Amie Kaufman
Editorial: HarperKids
Género: Juvenil fantástico, Dragones, Lobos
Páginas: 352
Comprar/críticas: Goodreads, Casa del libro

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s