«El juego de la luz», Louise Penny. Asesinato en una pequeña ciudad.

Hay escritores que siempre consiguen crear novelas atractivas, Louise Penny  es una de ellas por su buen hacer en la serie del inspector Armand Gamache, jefe del departamento de homicidios de la ciudad de Quebec. Conocía a esta escritora por Enterrad a los muertos,  un estupenda novela con un toque añejo que la hace más que interesante.

ELJUEGODELALUZ

Al igual que ocurre con otros autores no hay muchas opciones de leer la serie completa y por orden ya que no se han publicado todos sus libros así que en estos casos siempre es mejor disfrutar de ellos y considerarlos como casi independientes porque nunca se sabe si seguirán editando sus libros en nuestro idioma. En cualquier caso hasta el momento la serie sobre Gamache tiene quince entregas, la última de las cuales tiene unas críticas y una puntuación estupenda en Goodreads, siendo El juego de luz, la novela ahora reseñada, la séptima.

Clara Morrow es una artista residente en el tranquilo pueblo de Three Pines. Su obra no ha destacado mucho pues se ha visto ensombrecida por las pinturas de su marido, pero cuando el Museo del Arte Contemporáneo decide acoger una exposición con sus pinturas, retratos muy personales de los residentes del pueblo, descubre el poder de la fama y el reconocimiento. Después del gran éxito de la exposición el matrimonio de artistas decide ofrecer una pequeña fiesta en su casa. Sin embargo la felicidad se ve trastocada cuando el cuerpo de Lillian Dyson aparece en el jardín. Alguien la ha Así asesinado. El inspector Armand Gamache, junto con su equipo, Jean-Guy Beauvoir e Isabelle Lacoste,  será el encargado de investigar los hechos.

El juego de luz es una novela que va de arte. Los sospechosos son artistas o están relacionado con este mundo. La asesinada era una artista. Y el pueblo, tanto su paisaje como sus habitantes, son perfectos para estar inmortalizados en obras de arte. Y en medio Gamache que tiene muchos frentes abiertos. Por una parte aún hay algunas cuestiones que no se han resuelto del todo con respecto al último caso, y le toca investigar un asesinato en un lugar que considera un segundo hogar con sospechosos con los que tiene una estrecha relación. A nivel personal se preocupa por su hija, cuyo matrimonio no va bien, y por su ayudante Beauvoir quien se comporta de una manera peculiar. Con estos elementos Louise Penny traza una historia que discurre muy bien.

A nivel de intriga, la investigación a veces queda ensombrecida por los personajes que pululan por el pueblo, pero eso no llega a ser excesivamente malo porque nos permite conocer aún más a los personajes, tanto principales como secundarios, y participar de ese modo en su vida cotidiana. Es una novela donde se presentan distintas capas argumentales cuya estructura central ya no es descubrir el asesino en sí -aunque sea la finalidad de la historia- sino ver las relaciones que se desarrollan entre los personajes ante este hecho. El asesinato siempre conlleva algo oscuro y es por eso que muchas veces en los libros policiacos, centrados  en averiguar quién es el asesino porque él o ella es el origen de ese mal. Pero hay otros elementos: la ruptura de la confianza, el temor a que los secretos salgan a la luz, o algo más mundano como la imposibilidad de pedir perdón o de perdonar, que salen a la luz cuando se produce una muerte violenta. Louise Penny consigue reflejar estos sentimientos y emociones pero sin ir hacia lo más oscuro, sino que se queda dentro de lo más cotidiano y aceptable. Es imposible no pensar en Three Pines y no imaginarse que podría ser el pueblo donde reside la implacable Jessica Flecher, porque por alguna curiosa razón sus tranquilos y majos habitantes se ven rodeados por muertos que no pretendían morirse.

El juego de la luz es un buen libro policiaco pero con ciertos matices porque no presenta altas dosis de emoción -la intriga es tranquila y realista- aunque la resolución del caso se hace en base a unos elementos muy elaborados sin agujeros argumentales o tramas secundarias sin sentido. Hay también mucha dosis de explicaciones que a algunos lectores les puede parecer innecesaria, como descripciones de artistas, de comidas, de formas de vida de clase alta… pero al final esto es lo que caracteriza a Gamache y al pequeño pueblo de Threes Pines. Como reflexión personal mi personaje favorito aquí ha sido Jean-Guy Beauvoir quizá porque es el que lo está pasando peor al no querer mostrar sus preocupaciones a sus amigos.

La siguiente entrega es Un bello misterio publicada por Salamanda Black que se centrará esta vez en un monasterio, así que sin duda la religiosidad tendrá un elemento importante.

EL JUEGO DE LA LUZ (Inspector Armand Gamache, 7)
Louise Penny
Editorial: Salamandra Black
Género: Intriga, policial
Páginas: 448
Comprar/más críticas: Goodreads, Casa del libro

 

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s