«Junio», Gerbrand Bakker. Pequeños y grandes dramas familiares.

junio gerbrand bakker

Hay libros que pronto capturan tu atención porque poseen unas portadas maravillosa, bien por su complejidad o por su simplicidad. Luego hay otras que entran dentro de un amplio abanico de buenas intenciones. Son esas portadas que no te dicen nada. En esos casos siempre hay que acudir a la sinopsis para ver si hay algo maravilloso en sus páginas.

Junio de Gerbrand Bakker tiene una portada muy peculiar. Un campo de lo que parece hierba alta con un paisaje tipo holandés al fondo y un perro algo deprimido en un primer plano. No te dice gran cosa. Hay que darle la vuelta para poder saber un poco más. Sabemos de ese modo que Gerbrand Bakker es un gran escritor, galardonado con diversos premios a pesar de no tener una larga trayectoria. Y que la trama del libro girará en torno a una familia y a una visita real.

Es un caluroso día de verano de 1969 y la Reina Juliana está de visita por el campo, visitando diversas aldeas, comiendo en varios salones y saludando a sus habitantes. La Reina no se siente en su mejor momento pero es una buena profesional y hace su papel a la perfección hasta que hace algo extraño y saluda a Anna Kann y acaricia a una niña pequeña. Damos un salto en el tiempo hacia el presente.

Junio  puede parecer una novela sencilla pero esconde cierta complejidad que no se percibe hasta casi el final de la historia, cuando empiezas a unir todas las piezas que han ido apareciendo poco a poco. Junio es un mes caluroso y pegajoso que hace que los personajes se muevan incómodos en su propia piel. Junio es un mes brillantes, con un sol que no deja espacio para las sombras ni siquiera para las que se esconden en los rincones del alma. Junio  es la historia de la familia Kaan, cuya madre Anne ha decidido -no por primera vez- atrincherarse en el desván del granero no permitiendo que nadie la moleste, ni su marido, ni sus tres hijos, ni su nuera, ni siquiera caprichosa de su única nieta. Puede parecer una actitud infantil pero Anne tienen sus motivos y nadie la va a sacar del granero. Por el momento. Mientras tanto los tres hermanos Kaan andan o bien tirando al perro al lago -algo que sucede con cierta frecuencia para horror del perro-, limpiando viejas lápidas, intentado disuadir a su madre para que baje del  altillo del granero… Mientras su padre y marido de Anne está pensando que puede que sea necesario cortar algunos árboles de la vieja granja. Parece un día cualquiera.

Junio  es una extraordinaria novela, no hay que dejar que su ritmo tranquilo y casi sosegado te confunda porque hay mucha profundidad de sentimientos entre sus párrafos. El lector los va descubriendo poco a poco y eso es un gran placer. Me da la sensación de que Geerbrand Bakker se planteó la historia como el cuento de los hermanos que van dejando señales en el camino para no perderse, así que el lector tiene que ir recogiéndolas para entender por qué la familia Kaan está teniendo ese día tan peculiar, por qué todos se comportan de una determinada manera. Todos tienen sus razones, puede no parecer lógicas a nuestros ojos pero si son comprensibles. Cada uno se enfrenta al dolor y a la tragedia de diferente forma. Me ha gustado este planeamiento, creo que le otorga a la historia la estructura necesaria para que no sea una de esas novelas dramáticas en donde el drama lo absorbe todo.

Junio  es un libro que me ha gustado bastante. Una historia compleja cargada de simplicidad y narrada con un estilo sereno, a veces apagado y otras veces más brillante, dependiendo de la actitud del personaje. Sinceramente creo que es una muy buena novela que puedo recomendar a todo aquel que busque una historia que le haga pensar pero que remueva también el corazón.

Debo también mencionar que puede que no guste a todos los lectores, que algunos la clasifiquen de aburrida o lenta tanto en su discurrir como en la manera en la que va sacando a la luz lo que ha sucedido en el pasado, pero para mí todas esas características son las que han convertido a este libro en un gran libro.  Algunas historias merecen ser contadas de forma pausada para lograr lo mejor de ellas, Junio es una de esas historias.

JUNIO
Gerbrand Bakker
Editorial: Rayo Verde
Género: Narrativa contemporánea, drama, vida cotidiana
Páginas: 288
Comprar/ más críticas: Goodreads, Casa del libro

Un comentario sobre “«Junio», Gerbrand Bakker. Pequeños y grandes dramas familiares.

  1. Me gustó la reseña. Termino de leer la novela, es hermosa y triste. Es el primer libro de Bakker que leo, y estoy segura que no será el último.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s