«Zoey´s Extraordinary Playlist». Una más que irregular tragicomedia musical.

zoey

Zoey´s Extraordinary Playlist parece que tiene todos los elementos para ser una gran serie: un argumento interesante y ciertamente novedoso, un grupo de actores jóvenes y maduritos que representan todos los colores y tendencias – políticamente muy correcta- y cuenta con una buena banda sonora. ¿Qué podía ir mal? Todo y  a la vez nada.

Zoey (Jane Levy, Castle Rock) es una joven programadora muy seria -su ropa así lo indica- que aspira convertirse en jefe de su departamento de ingenieros informáticos, tan solo tiene que asegurar más su posición y no tan blanda en sus actitudes. Por diversas circunstancias termina realizándose una prueba en un escáner médico cuando se produce un terremoto. Durante la prueba médica estaba oyendo música que parece que se ha metido toda en su cabeza. Cuando sale del hospital pasa algo raro porque una mujer empieza a cantar en voz alta, de pronto toda la calle está cantando y bailando como su nada. Zoey se da cuenta de que ahora puede oír lo que piensa o siente la gente a través de las canciones que cantan solo para ella. Un poder con el que no está muy de acuerdo. Le acompañan en su travesía Simon (John Clarence Stewart) un compañero del trabajo del que está medio enamorada;  su mejor amigo y también compañero de trabajo, Max (Skylar Astin); su jefa Joan ( Lauren Graham) quien no está atravesando un buen momento en su matrimonio. También está su vecina, Mo (Alex Newell) y su familia, que atraviesa un duro momento debido a la enfermedad de su padre.

Zoey´s Extraordinary Playlist  es una serie que se hunde por sus propios mérito, quizá la seriedad con la que se trata la trama sea su mayor problema. Hace unos años, o unas décadas, una serie como esta hubiera sido muy revolucionaria, atraparía a millones y tendría un gran reconocimiento pero ahora se siente algo viejuna. ¿Alguien recuerda a Ally McBeal? Lo divertido de esta serie era que unía de un modo grandioso personajes muy raros y divertidos con la tragedia. Glee también jugaba con esa doble visualización de la historia. Pero Zoey no es divertida, no hay nada divertido en ella, ni siquiera los esfuerzos de Mo -como personaje excéntrico- logran dar algo de vitalidad a una historia que en general es bastante aburrida.

Otro problema es ¿qué hace Zoey con su poder? Pues nada, solo ayuda a la gente que está a su alrededor -al menos eso es lo que hace en los primeros episodios- o se ayuda a si misma en su ascenso profesional o a su familia. No se plantea ayudar a los demás de forma altruista, aunque esto lo han resuelto los guionistas al considerar que Zoey solo oye las canciones en ciertos momentos importantes, lo que implica que la trama dramática es la prioridad y no los elementos musicales.

Pero no solo el guión adolece de interés sino que otro gran problema es el reparto. He visto críticas que alaban al elenco, considerando que la serie cuenta con  un grupo de actores jóvenes con mucho talento pero eso no implica que sepan cantar. solo Max (al que vimos en Dar la nota) o Mo (Glee) son capaces de sostener una canción y un número musical con soltura. Zoey, la protagonista lo hace bien y su  padre (Petter Gallagher) también se defiende, pero su jefa Joan o su madre no me parecen que tengan la voz para ser cantantes. O sea, no digo que lo hagan mal, dan para un musical casero pero no para una serie de televisión.

No se puede decir que esta serie es un desastre, porque no es así, se nota se ha preocupado por la calidad cuidando con cuidado los detalles. Los números musicales -no todos claro- y las canciones elegidas son estupendas pero lo que está entre ellas no tanto.

Quizá el gran problema, al menos desde mi punto de vista como espectadora, es que esperaba una serie fantástica musical con elementos locos y divertidos pero al final lo que tengo es un drama en el que la protagonista debe lidiar con su trabajo -recién ascendida -, con un amor no correspondido, con una vecina peculiar, con un padre que sufre una enfermedad neurológica que le impide hablar o moverse, una madre agotada… y de vez en cuanto un número musical para relajar el ambiente dramático.

Zoey´s Extraordinary Playlist es una serie entretenida sin más, que se sobrepone a su irregularidad gracias a la impresión de que los actores se lo han pasado muy bien rodándola pero eso no se transmite al espectador, o al menos no lo ha conseguido conmigo. De cualquier forma lo mejor es mirar el primer episodio – o ver algún adelanto en cierta plataforma- y decidir si vale la pena, estoy segura que este tipo de serie tiene sus seguidores. Por mi parte no quiero elementos dramáticos ahora y busco algo más trivial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s