«Fantasmas», Jo Nesbo. Una violencia muy familiar.

jo nesbo - fantasmaFantasmas es la entrega número nueve de la serie Harry Hole del escritor Jo Nesbo y eso significa volver a adentrarse de lleno en un mundo de violencia siempre al servicio de la ley. Se podría decir que la justicia a veces tienen que seguir unas reglas un tanto peculiares para conseguir sus objetivos. O al menos esa es la impresión que siempre me queda después de leer a Harry Hole. Creo que no hay ningún policía -en activo- que sea tan prolífico a la violencia como él.  Simplemente la usa, la moldea a su gusto y la transforma en un modo de luchar contra sus propios demonios personales. Como lector a veces no es fácil que te guste Harry, su tendencia a hacer las cosas a su manera, a elegir siempre el lado más complicado de la vida, lo hacen peligroso como amigo, pero considerando que cada vez que se mete en un caso casi todos intentan matarlo, sus acciones están justificadas.

La anterior entrega de la serie, El leopardo, acabó de una manera no muy satisfactoria para nuestro protagonista. El ordenado mundo que había creado a su alrededor se hizo añicos al final, lo que le obligó a huir a Hong Kong, y hacerse allí con un lucrativo y peculiar puesto de trabajo. Han pasado unos cuantos años, Harry tiene más cicatrices y una prótesis en el dedo que perdió. Sino fuera porque Oleg, el hijo de Rakel al que consideraba como un hijo propio, está metido en un grave problema no hubiera vuelto a Oslo. Pero aquí está, retomando viejas costumbres y dándose cuenta de que aún no ha podido olvidar a Rakel, la que considera la mujer de su vida.

Fantasmas es un libro peculiar, aunque no me ha parecido tan bueno como los anteriores, sigue siendo un más que correcto ejemplo de novela nórdica de misterio. Siempre es interesante encontrarse con un personaje al que sigues desde hace años porque al igual que tú, ellos también envejecen, cometen errores en sus decisiones y a veces tienen la suerte de ser algo felices. Con Harry parece que la felicidad se les escapa de las manos. En esta entrega vuelve otra vez a Oslo porque Oleg está acusado del asesinato de uno de sus amigos, que además era su camello. Sin duda Jo Nesbo es uno de los pocos autores a los que no les importa para nada meter a sus personajes en verdaderos infiernos. El problema de las drogas dentro del ámbito familiar del protagonista me recuerda al inspector Erlendur de Arnaldur Indriðason, porque su hija también era una drogadicta. Esta situación hace que Harry se deba enfrentar a varios problemas: ayudar a Oleg a descubrir al verdadero culplable, entender qué ocurre con las drogas, y no intentar caer de nuevo en los brazos de Rakel.

Hay elementos muy interesantes en la novela. Me gusta como retrata Nesbo a sus personajes pero he de reconocer que aquí no he encontrado una gran originalidad en ciertos aspectos, y me refiero a la relación entre Harry y Rakel, porque vuelve a ser una casi copia de lo que sucedió en una anterior entrega. Y que siempre terminen engañando a los que están con ellos como pareja romántica no añade puntos. Sí me gustó todo lo relacionado con Oleg, me hubiera gustado que se centrara más en este personaje, que no fuera sólo una escusa para que Harry regresara a casa, y sobre todo me hubiera gustado que en cierto momento hubiera un poco de redención en sus acciones, aunque puede que eso sea algo que veamos en posteriores entregas.

La trama de intriga es interesante pero avanza muy lenta, no he notado esta vez la energía de las otras entregas, hay cierto sosiego que a veces no casa muy bien con el tono de la historia. No hay una gran fluidez porque cada cierto tiempo la narrativa que se centra en Harry se ve interrumpida por la historia de Gusto, el joven que fue asesinado. Como lectora no me sentí intrigada por su historia pese a que cuenta que le ocurre a Oleg, personalmente hubiera preferido que fuera éste quien contara qué le sucedió para acabar cómo acabó, creo que de esta manera el final tendría más sentido.

Fantasmas me ha parecido un buen libro, Jo Nesbo aún conserva la capacidad de atraparme pero no he sentido esta vez la necesidad imperiosa de leer sin parar para saber qué ocurrirá a continuación. Me he tomado la lectura como mucha más tranquilidad de modo que si las entregas anteriores me duraron un par de días, aquí la lectura se prolongó mucho más. Todos los elementos que han hecho grande a Harry Hole están aquí pero es una entrega donde la acción se va cociendo muy lentamente siendo a última parte la que concentra casi toda la acción. En en ese momento cuando aumenta la tensión, aparece la cinta de embalar, la preocupación por el único traje que uno conserva, se producen giros que si bien ya venías venir siguen estando llenos de tensión. Y llegas a un final que te deja un poco desconcertado, aunque no sé si de una buena o mala manera, ahí dependerá del lector.

Como reflexión esta novela, y en general toda la serie, no puede ser comprendida en su totalidad sino se ha leído las anteriores entregas. La devoción de Harry por Rakel y Oleg, su relación con sus antiguos compañeros de policía, su manera de actuar y de ser solo se entiende si has leído y comprendido qué le ha sucedido en su vida. Si bien en otras series policíacas puedes leer las entregas sin preocuparte mucho por el orden, aquí resulta casi necesario. La primera entrega, El murciélago, y su continuación Cucarachas, ponen las bases a la personalidad de Harry pero es el El petirrojo, su tercera entrega, cuando alcanza su madurez como personaje literario. Si no se quiere empezar desde el principio este libro es un buen comienzo.

FANTASMAS (Harry Hole, 9)
Jo Nesbo
Policiaca, novela nórdica. 504 páginas
Publicado 8 octubre 2015 por Roja y Negra
Goodreads, Casa del libro

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s