«El carrusel de las confusiones», Andrea Camilleri. Una investigación a la italiana.

el carrusel de las confusiones

Conocí al comisario Montalbanoa través de la televisión. Bien era cierto que sabía de su existencia porque como ávida lectora de novela policial era imposible no saber, pero enfrascada dentro de la novela nórdica, dejé de un lado este tipo de libros, así que me saciaba la curiosidad sobre este personaje a través de dos series televisivas, la del joven Montalbano -aún con pelo y recién llegado al pueblo-, y la del viejo Montalbano -aún en el pueblo pero con el pelo perdido-.

El carrusel de las confusiones de Andrea Camilleri es una novela que como te despistes puedes llegar a considerarla la comedia del mes porque es muy divertida. Es curioso como la novela nórdica siempre tiene un toque deprimente y violento y la italiana un toque violento pero divertido. Ambos terminan con un muerto en muy malas condiciones pero el camino para llegar a descubrir la verdad es muy diferente, uno pasa por un cementerio tenebroso y otro por un parque de atracciones.

Es importante considerar lo anterior porque como cualquier otra novela El carrusel de las confusiones hay que valorarla por las experiencias que se experimentan con su lectura, y luego se puede comparar. Mi experiencia personal ha sido muy buena -la verdad es que últimamente las novelas que más me gustan son las que no tiene una valoración muy alta en Goodreads- porque me he divertido  mucho con esta lectura. Pero no todo la sido diversión -los personajes peculiares de la comisaria dan para mucho, sobre todo con aquel que solo hace confundirse de nombre- porque detrás hay un caso de secuestro y asesinato cruel. Todo empieza cuando una joven es secuestrada y luego liberada, esto da pie a una investigación que se complica aún más cuando otra joven es secuestrada siguiendo el mismo patrón de violencia. El comisario Montalbano debe averiguar quién es el culpable, si un loco sin propósito, si existe algún motivo cuál es, o si es cosa de la mafia… Y lo hace a su peculiar manera. Aquí no hay una pareja de policías que investigan todo, tampoco hay un policía rebelde que usa la violencia y no acepta órdenes de su superiores… aquí lo que encontramos es al comisario, como máximo responsable de la comisaria, que debe dirigir a su gente para averiguar la verdad a la vez que ignora sabiamente las órdenes de sus superiores, al estilo puramente mediterráneo.

Me han gustado mucho todos los personajes, algunos son más agradables que otros pero eso hace que la historia sea mucho más real. Como Montalbano es el protagonistas seguimos sus aventuras, que van desde liarse a guantazos en medio de la playa a perseguir asesinos, pasando por sus paradas en el restaurante para cenar. No puede haber un buen libro a la italiana  si no se hace referencia a la comida, y nuestro comisario tiene un buen paladar que nos provoca en más de una ocasión una gran envidia.

En cuanto a la trama, es muy correcta. No puede decir que sea emocionante porque aunque transcurre a un buen ritmo carece del tono de violencia de otras novelas del género, pero es algo positivo porque se lee sin el temor de que a alguien le van a romper los dientes a ladrillazos en cualquier párrafo. Esto conlleva que esta novela sea menos estresante para el lector, porque te permite poder disfrutar de elementos secundarios como las meteduras de pata de algunos personajes, las descripciones de las comidas, de los escenarios… sin sentirte culpable porque otros personajes están sufriendo de un modo inenarrable. Si la primera parte es más alocada cuando la investigación se torna en una realidad, cuando hay un asesinato, el tono de la novela cambia y se vuelve  más serio sin perder la esencia de los personajes. Esta evolución del ritmo es magnífica, porque el cambio de ritmo se hace de un modo tan natural que no sientes que entras dentro de otra novela. Es en este tipo de elementos cuando te das cuenta de la genialidad de un escritor.

He disfrutado mucho de El carrusel de las confusiones y seguramente seguiré leyendo más novelas de esta serie, ya finalizada a causa de la muerte de su creador Andrea Camilleri. Es una novela divertida a su manera, irónica, descriptiva de las peculiaridades italianas pero a la vez es un retrato de un crimen, eso sí la la italiana.

EL CARRUSEL DE LAS CONFUSIONES (Comisario Montalbano, 23)
Andrea Camilleri
Novela policial, intriga. Páginas: 224
Publicada marzo 2019 por Salamandra
Goodreads, Casa del libro

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s