«Cada corazón, un umbral », Seanna McGuire. No es mi tipo de libro.

Dependiendo del tipo de lector que seas « Cada corazón, un umbral» puede llegar a ser un libro que llegues a odiar o amar .

Cada corazón, un umbral de Seanna McGuire es una novela corta que fue galardonada con varios premios literarios de renombre, como Premio Hubo, Nebula, Locus… se podría suponer que esto implica que tiene una calidad que te deja con la boca abierta y el corazón desbocado. Y en cierta manera así es, la boca abierta viene de la gran sorpresa de que un libro que consideras malo consiguiera tantos premios, y el corazón desbocado porque te duele pensar que has pagado por ello.

La historia es la siguiente: en muestro mundo existe la posibilidad de encontrar diversas puertas a otros mundos, son puertas que son se abren una vez en la vida cuando eres un niño. En ese mundo pasas muchos años, o meses y cuando vuelves a tu casa, a lo que podemos considerar mudo real es porque piensas volver a usar la puerta o porque te han expulsado. Es terrible no volver a vivir en ese mundo mágico, volver a vivir una realidad que no aceptas, con unos padres que no te entienden, es por eso que existen diversas escuelas en todos el mudo para ayudar estos niños especiales. Nancy, una joven que estuvo en el mundo de los muertos, es enviada a la escuela de Wayward, dirigida por una peculiar mujer, Miss West.

Puede que la premisa sea interesante pero ya desde el principio supe que las menos de doscientas páginas iban a ser un suplicio pra mí. Priemro comentar que la serie se llama los niños Waynard, y por eso al principio pensé que la novela tendría un gran toque juvenil, pero no los protagonistas son adultos, o casi adultos, no hay niños por medio. Y a pesar de que la infancia es el momento en que los niños cruzan el umbral de las puertas mágicas, no es lo importante del libro, así que ya partimos de una concepción equivocada de la trama. Tampoco puede ser considerada una escuela, es más como un centro donde un grupo de chifados muy variopintos cuentas sus experiencias fantásticas, y lloran sus penas porque no poder volver a un mundo mágico que para ellos es lo único real. Hay tanto potencial aquí que da hasta rabia pensaren todas la posibilidades que McGuire ha perdido al no querer indagar más a allá de lo superficial.

Si hablamos de los personajes, la protagonista principal es Nancy, que ya roza la edad adulta, y que vivió unos años en un mundo de quietud, con un rey una reina maravillosos, que la trataban como un objeto precioso más que como una persona, pero a ella eso no le importa, desea volver a la quietud, volver a ser una estatua que permanece inmóvil durante horas, días, semanas…Por eso todo lo que está a su alrededor le parece que va a mucha velocidad. Como personaje principal es un desastre, pero no se le puede culpar mucho porque en general todo los que parecen que han cruzado al otro lado son unos completos egoístas, cuyo sueño es volver y que no tienen en cuenta lo que supone para los demás – para sus padres, hermanos, para la gente que los quiere en este mundo- su deseo de desaparecer más allá de una puerta imaginaria. Ese desboadao egoísmo ha conseguido que no haya ningún personaje que me haya gustado.

En cuanto a la trama, está dividida en dos partes. La primera es una introducción donde Nancy llora sus desgracias porque unos padres que la aman la envían a un lugar para que pueda estar mejor. A ella le da igual, que sus padres le hayan puesto ropa que no le gusta en la maleta es su mayor preocupación porque ella quiere otro estilo. No hay nada en ella que destaque, salvo que puede estar horas quieta como una estatua. En el colegio conoce a su compañera de habitación, una joven de ascendencia asiática siempre en movimiento, y a un joven que vive en un ático lleno de libros y ropa. Típica trama de comedor escolar con chico guapo, recién llegada, la incomprendida y demás. La segunda parte – AQUÍ VOY A DESTRIPAR EL LIBRO ASÍ QUE SI QUIERES NO SIGAS LEYENDO- llega con el asesinato de la compañera de Nancy que ha sido encontrada en el pasillo de la casa con las manos cortadas. La respuesta de los amigos que la conocían desde hace tiempo es ir a su habitación y poner sus cosas en cajas. Y listo. Olvidada. Se llama a la policía pero nunca se ve su presencia. Se empieza a lanzar acusaciones unos a otros. Otra víctima, en este caso con los ojos arrancados, ha aparecido en el jardín . Solución, pues la llego al sótano donde la ayudante de un doctor chiflado en un mundo propio de Frankenstein tiene su guarida. La meto en ácido para destruir su carne. La convierto en un esqueleto. Uno de los residentes toca una música. El esqueleto se mueve y se va solo a enterrarse. Creo que es el momento para una explicación. Meten a su amiga en una bañera de ácido porque uno de los residentes, el de ascendencia hispana, ha estado en el mundo de los esqueletos -se iba a casar con la princesa esqueleto, vaya noche de bodas iba a ser-, y ahora tiene el poder de hablar con los esqueletos. Aunque al final los esqueletos no hablan, así que poco podrá decir la amiga a la que han asesinato y metido en una bañera de ácido sobre quién es el responsable de su muerte. La policía se la menciona para decir que no van a hacer nada. La directora está como desparecida. La profesora que se hace joven cada día anda por ahí rondando. ¿Soy solo yo la que se siente horrorizada por la manera en la que han tratado la muerte de una amiga? ¿O incluso aunque hubiera sido un desconocido? Hay tan poca empatía en este libro que da repelús.

Uno de los elementos que más se habla de este libro es sobre como trata las minorías. Sinceramente, a estas altura de la vida, con quién mantenga relaciones amorosas o sexuales una persona es lo de menos. Que me vendan el libro porque un personajes es asexual, otro parecía una chica pero es un chico, una es supuestamente lesbiana, y otro qué no sé qué es, no es algo que valga la pena ni comentar. ¿Realmente importa para la historia? No, solo para aumentar el número de ventas y para que todo el mundo se dé palmaditas en la espalda porque se cumple diversas casillas. The last sun de K. D. Edwards, es una novela de fantasía urbana maravillosa y el protagonista se enamora de un hombre naciendo así una bonita historia de amor que aún tiene que madurar en las siguientes entregas. En Reyes de Tierra Salvaje, uno de sus protagonistas estuvo casado con un hombre al que adoraba pero que murió de una terrible enfermedad; a pesar de que han pasado años aún lo sigue queriendo y su recuerdo lo acompaña cada día. Su historia de amor, aunque trágica, es simplemente hermosa. Este fin de semana he visto una película romántica sobre dos hombres, y he comprado el primer tomo sobre el amor entre dos adolescentes en un colegio japonés. También he leído Corazón de tinta, que trata del amor de un padre y una hija. Gentleman Jim De Mimi Matthews, es una maravillosa historia de amor entre un hombre y una mujer que se amaron desde que eran niños. Como se puede apreciar aquí el amor, no tiene tintes político, forma parte de la historia y hace que los personajes tengan un cariz mucho más profundo. Esa profundidad no la he encontrado en esta novela.

En cuanto al estilo, simplemente no es lo mío. No me gusta como escribe esta autora, hay algo meloso en ella que no me termina de cuajar, pero he de reconocer que hay cierta hermosura en sus frases, aunque éstas carezcan de alma. Quizá ahí resida mi gran problema con este libro, no he visto una pizca de alma, o de emoción en la novela, es todo demasiado aséptico para mi gusto.

Por último mencionar que esta serie tiene más volúmenes que evidentemente no pienso leer.

CADA CORAZÓN UN UMBRAL (Wayward Children, 1)

Seana McGuire

Fantasía, Juveil, Misterio

173 páginas, Editorial Runas

2 comentarios sobre “«Cada corazón, un umbral », Seanna McGuire. No es mi tipo de libro.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s