«Bright Shining World», Josh Swiller. Una interesante propuesta de fantasía juvenil.

Bright Shining World», de Josh Swiller. Fantasía juvenil con un toque de ciencia ficción.

Josh Swiller es un escritor estadounidense conocido por su primera novela autobiográfica The Unheard: A Memoir of Deafness and Africa en la que relataba su experiencia voluntariado en dicho continente siendo una persona sorda desde los cinco años, aunque en el 2005 se sometió a un implante coclear y recuperó parte de su audición. Su primera incursión en la novela de ficción es Bright Shining World¸ una historia de corte de ciencia ficción o fantástico con un gran mensaje ecológico.

Sería interesante analizar con el propio autor la influencia de sus limitaciones auditivas a la hora de crear un personaje, porque el personaje principal de la novela, Wallace Cole, no se calla ni bajo el agua. Su humor sarcástico, su visión humor negro y algo peculiar lo hacen a la vez asombrosamente interesante como irritante. Irritante porque sabes que en los momentos en los que debería estar cayado hará alguna de las suyas. Como contrapartida, a la hora de la verdad tampoco se callará.

Wallace Cole es un joven de diecisiete años que vive con su padre. Su madre murió cuando él tenía diez años y desde entonces, él ha viajado de pueblo en pueblo, de estado en estado, siguiendo el itinerante trabajo de su padre. Él no sabe qué hace realmente su padre, y ya ha abandonado casi la idea de sacar algo de él, más que unas simples palabras. Su relación filial es inexistente, y casi todas sus conversaciones acaban con malos sentimientos. Así que cuando Wallace debe mudarse de nuevo, esta vez a una pequeña población del norte del estado de Nueva York, no pone muchas pegas. Ha pasado muchas veces por ello para quejarse. Deja a su medio novia detrás, no se despide de sus amigos porque ya intenta no tenerlos, y empaca sus cosas en una pequeña bolsa. Al llegar al pueblo, se instalan en un lugar un poco destartalado y comienza su vida escolar en un nuevo instituto. Ahí pasan cosas muy raras, los alumnos, todos adolescentes, se están comportado de modo peculiar, están cayendo en lo que llaman histeria lo que les lleva a ver visiones, a ser muy agresivos… Wallace conocerá la estrella femenina del lugar, Megan Rose, y a dos alumnos muy peculiares, uno de los cuales parece vivir en una continua depresión aguda de la que intenta salir a base de libros de autoayuda que tienen nombres muy singulares. Nuestro protagonista también consigue el primer día ser el nuevo objetivo del abusón del colegio, que como suele ser normal, es la estrella del equipo del colegio y tiene un interés romántico en Megan Rose.

Como se puede apreciar están todos los elementos de una novela típica. Le añadimos que Wallace es un bocazas que cuenta con un gran humor negro, que Megan Rose es algo más que una simple cara bonita, o que Stuart, su amigo depresivo, es algo más que el saco de boxeo del abusón. Los personajes atípicos están ahí pero Swiller ha conseguido darle un toque diferente gracias a una trama de ciencia ficción que aúna magia, árboles parlantes, ardillas curiosas, bolas de tenis gigantes con personalidad propia… Hay adolescentes que se están volviendo locos por las visiones que están teniendo. Hay adultos: padres, políticos, empresarios o policías que tienen sus propios planes, algunos por que están preocupados por los adolescentes y otros sus propios intereses económicos.  Además hay que añadirle un toque de ecologismo. Y un poco de espiritualidad. Muchas cosas ¿verdad?

Todos estos elementos se mezclan de manera muy interesante y creo que se desarrolla de un modo correcto en poco más de trescientas página. Si bien es cierto que en ocasiones la novela parece que se ha estancado –una repetición de momentos con Wallace en el instituto, con la directora, con el abusón- no he llegado a sentirme abrumada por dicha repetición porque en cierto sentido la vida diaria de nuestro joven protagonista es esa. Y el hecho de esta cotidianidad está narrada en ciertos momento impide que sepas lo que está pasando en el pueblo hasta casi el final, este desarrollo no hace que la confusión aumente sino que sea la intriga la que gane protagonismo.

 Y ahora lo negativo. Me ha gustado mucho el libro,  y si le pongo un pero por la relación entre Wallace y su padre, porque me gustaría que hubiera terminado de otra manera. En cierto sentido es el mejor final para ambos, pero a nivel emocional tengo la sensación de que ambos merecerían algo más

En la actualidad muchos libros cuentan con historias muy abiertas y predecibles, con poco grado de sorpresa, pero no es este el caso. Si bien puedes intuir algo, todo quedará más o menos claro al final. Quizá sea esa otra razón para que no le haya gustado a algunos lectores, es una novela en la que las neuronas tienen que trabajar un poco porque la trama no está tan masticada que tengas que tragártela toda como su fuera un batido. Además que no se desarrolle una relación amorosa empalagosa entre Wallace y Megan, o que Stuart sea un personaje muy pero muy negativo al que esperas encontrar en cualquier momento sin vida en su sofá del sótano, tampoco ayuda a ganar adeptos lectores. Lo que me incordia de la novela juvenil de ciencia ficción actual no está presente en esta novela, pero es lo que atrae a otros lectores, que son sus grandes consumidores y que son los que ponen cinco estrellas a todo siempre que exista romance y elementos políticamente correctos. Y por esa razón la valoración de este libro es tan baja, pero es una valoración injusta, que creo que con el tiempo se irá corrigiendo.

Por cierto, el final, la escena última es abrupta. No es que te hayan cortado el libro. Termina así. Como lector puedes imaginarte lo que viene a continuación. En mi caso me imagino a Wallace poniendo todo su empeño en arreglar el mundo aunque para ello tenga que esconderse de los poderosos. Sería interesante ver si Swiller se plantea hacer una secuela.

Bright Shining World  es un libro peculiar. Sería un error considerarlo como una novela juvenil de ciencia ficción con un toque de fantasía (o al revés) porque caeríamos en lo más simple. Quizá por eso a algunos lectores no les ha terminado de gustar la novela, porque no se ajusta a lo más típico del momento. O sea, no estamos ante una historia al estilo Sarah J. Maas, Cassandra Clare. Ya sabes a lo que me refiero. Si bien es cierto que toma la misma estructura que otras novelas del mismo estilo hay algo diferente en ella, y ahí radica su encanto. Creo que vale la pena leerla. Además es una novela que pese a tener sus pequeñas flaquezas refleja el gran potencial que Swiller puede tener como escritor de ciencia ficción. Tiene muy buen estilo narrativo e ideas interesantes. Puede ser un escritor al que no hay que perder de vista.

BRIGHT SHINING WORLD

Josh Swiller

Ciencia Ficción, Fantasía

Libro digital, 304 páginas.

Publicado por Knopf Books, noviembre 2020.

Goodreads

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s