«La prueba de hierro», Holly Black y Cassandra Clare. Un nuevo mago en la escuela.

La prueba de hierro es la primera entrega de la serie juvenil creada por Holly Black y Cassandra Clare, llamada Magisterium. La trama es muy simple, Callum Hunt es un niño de doce años que vive con su padre en un pequeño pueblo del medio oeste estadounidense. Es un niño que siempre se acaba metiendo en problemas, aunque no lo haga con maldad. Su mayor característica es que de pequeño tuvo un accidente que le provocó que una de sus piernas sufriera graves daños. Anda con cierta cojera, no puede correr, o escalar… o hacer las cosas que se supone hacen los niños de su edad. Y para completar su misfortuna tiene que presentarse a las pruebas para ingresar en la escuela de magia llamada Magisterium, que según su padre es un lugar horrible en medio de una montaña, con profesores crueles y con grandes posibilidades de acabar muerto. Pero es imposible no acudir a esas pruebas, por lo que junto a su padre trazan un plan para que Callum falle en los retos a los que se verá sometido para ver su tiene magia. Lo hace lo peor que puede y aun así lo terminan admitiendo, y además su mentor es uno de los grandes magos de la escuela. Ahora se enfrenta a grandes retos que puede acabar con su vida.  

La prueba de hierro es un libro interesante, escrito por dos de las escritoras más conocidas en el género juvenil se podría suponer que tendría algo interesante o novedoso, pero se ve que ambas han optado por la seguridad a la hora de planearse esta serie.  

Antes de todo hay que hacer una reflexión. Hay que considerar que la influencia de Harry Potter ha sido enorme, pero también presenta un lado oscuro. Es casi imposible no rememorar sus aventuras cada vez que se lee un libro juvenil que implica una escuela de magia. Sí, Harry Potter es muy famoso, pero no tiene la exclusiva del género. Y si bien para algunos puede ser el modelo a seguir para otros no. Algunos autores de modo consciente o inconsciente siguen la estela de Rowling, y no siempre los resultados son buenos. Y aquellos que no siguen este curso se ven abocados a comparaciones porque los lectores más ávidos del género juvenil habrán leído Harry Potter. Parece que hagas lo que hagas te encuentras de lleno con el pequeño mago con la marca en la frente.  

¿Qué pasa con La prueba del Hierro? ¿Copia de Potter? Hum, difícil cuestión. Tenemos a Callum Hunt un niño de doce años que es el único superviviente de una terrible batalla, en la que su madre perdió la vida. Rescatado por su padre, pero con una terrible lesión en una de sus piernas, se cría como cualquier otro niño, salvo que él sabe que hay magia y que en cierto momento se verá obligado a ir a realizar unas pruebas para ver si es apto para entrar en la escuela que enseña a los magos a controlar su magia. Tenemos también a sus dos compañeros, que Aaron y Tamara. Su mentor, es un profesor que hace las cosas a su manera. Los otros alumnos de su curso lo ignoran o le odian.  Hay comida mágica, hay cuevas, pasadizos, seres mágicos que hablan, secretos… ¿Mucho mundo de Potter? Pues no lo sé, hace tiempo que leí los libros y me gustaron sin más. Creo que hay novelas, y series, mucho mejores y más originales. Creo que la indiferencia que siento hacia este personaje me hace ver de una manera mucho más objetiva a Callum Hunt y al mundo de magia en el que vive.  

Callum Hunt no es un niño que sea una dulzura, sino que dentro de él hay un elemento de dureza. Que se vea limitado en sus movimientos desde pequeño lo han marcado. Al igual que haber sido criado sin una madre, y al cuidado de un padre que refleja su afecto por él de una peculiar manera. Es un niño despierto, que intenta hacer las cosas bien pero que termina arruinándolo todo casi de modo inconsciente. Siente que hay algo que no va bien con él, que no encaja en el mundo en el que vive y eso lo hace arisco y sarcástico en su vida diaria. Y para colmo tiene que presentarse a unas pruebas para asistir a una escuela de magia en la que puede morir. Es interesante ver como Callum va poco a poco abriéndose a la gente que está a su alrededor, primero a Aaron y Tamara, sus compañeros de habitación y con quien comparte maestro. Y así encuentra su propia voz, que no será la de un personaje dulce, habrá siempre algo sardónico en él, pero esta característica lo hace más atractivo. El gran problema es que conocemos a Callum pero se profundiza mucho en los demás personajes. Sí, está bien construidos, pero hay cierta falta de profundidad en su caracterización porque en ciertos momentos son demasiado estereotipados. No digo en qué tipo de estereotipo porque destriparía la historia. Considerando la gran cantidad de personajes que hay es una pena que no sea un libro más coral.  

En cuento a la trama, o a la parte de aventura, no está mal. Hay muchos momentos en el que no pasa nada, y luego un sobresalto de acción. Hay equilibro en su conjunto, pero si eres de los lectores que buscan un continuo de acción esta no será tu novela. ¿Originalidad? ¿Novedad en su desarrollo? Pues no, pero puede que sea porque esta primera novela solo sienta las bases de quién es quién. Aquí se descubre cuál es el papel de cada uno. En las siguientes entregas se verá si es un papel que ya se ha visto en otras series o hay algo novedoso en su discurrir.  

En términos generales me ha gustado la novela. Creo que es muy entretenida, y ha sido perfecta para estos días de calor, en los cuales mis achicharradas neuronas no quieren algo profundo. Para los más jóvenes de la casa creo que es un buen libro. Tiene aventura, animales peludos, amistad, malos, traición… 

LA PRUEBA DE HIERRO (Magisterium, 1) 

Cassandra Clare, Holly Black 

Fantasía Juvenil

Tapa dura, 304 páginas 

Editorial Destino, noviembre 2014 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s