«El Instituto», Stephen King. Una novela inquietante y poco más. 

El Instituto de Stephen King fue publicada por Plaza y Janés el septiembre del 2019, y se puede considerar una novela única, aunque tenga alguna que otra referencia a otras historias de King. Mencionado la fecha de su publicación en español es solo para remarcar lo retrasada que voy con mis lecturas. Hay autores que son compra obligada, aunque luego dejo sus novelas un poco apartadas. Con Stephen King tengo una relación peculiar, me gustan sus novelas, me gustan mucho pero las dejo para cuando su ansia lectora toca fondo. Sus novelas me permiten disfrutar de los libros después de algunas lecturas desastrosas. Se podría decir que sus libros son como ricos bombones de chocolate que hay que zamparse de vez en cuando si los quieres disfrutar plenamente.

Seguir leyendo ««El Instituto», Stephen King. Una novela inquietante y poco más. «

«Muerte en el Nilo», Agatha Christie. Un asesinato clásico.

Después de unas semanas un tanto caóticas parece que vuelvo a tener un poco de tiempo libre para poder leer todo lo que quiera y volver a contar qué me parecieron dichas lecturas. Entre mis últimas lecturas ha estado una novela de Agatha Christie: Muerte en el Nilo. Más allá de su última adaptación cinematográfica -no he visto la versión de 1978, o ninguna versión televisiva- lo único que tenía claro de este libro era que estaba protagonizada por Hércules Poirot, ese peculiar detective que sabe descubrir la verdad con su gran sagacidad.  

Seguir leyendo ««Muerte en el Nilo», Agatha Christie. Un asesinato clásico.»

«Red», un panda adolescente sin gracia.

La última película de Pixar es Red, que nos cuenta la historia de Mei Lee, una niña de trece años e hija única que vive felizmente en una ciudad de Canadá con su madre Ming, de ascendencia asiática y su padre de ascendencia caucásica. Ella es una niña muy respetuosa con su familia, aunque esconde un lado rebelde que solo muestra con sus amigas –tres niñas de diferentes razas-, se siente cómoda trabajando con su madre en el templo familiar que además de funcionar como centro espiritual tiene un aire de centro de atracciones. Todo va bien hasta que un día descubre que su grupo preferido –formado por unos chicos guapos al estilo banda Back Street Boys, o los actuales kpop- va a celebrar un concierto en la ciudad. Es muy emocionante, y lo sería más si no fuera porque cada vez que se emociona se convierte en un gigantesco panda rojo.  

Seguir leyendo ««Red», un panda adolescente sin gracia.»