«Una muerte merecida», Peter Swanson. Una extraña y peculiar novela de intriga.

Una muerte merecida de Peter Swanson es un libro peculiar. No entra dentro del lo que se podría llamar novela policial porque, si bien hay una investigación criminal por medio, su trama está más enredada entre capas de personajes y narrativas diferentes. Supongo que si tengo que definir este libro diría que entra dentro del estilo de Perdida, o sea una novela de intriga psicológica de gente aparentemente normal pero con una vena asesina detrás.

La historia arranca con Ted, un sobresaliente y millonario hombre de negocios, que está de regreso a su casa en los Estados Unidos. En el aeropuerto ha conocido a Lily, una atractiva mujer, y casi sin darse cuenta le abre su corazón y le cuenta sus problemas matrimoniales que se podrían resumir en que su mujer Miranda le pone los cuernos con Brad, el hombre que les está construyendo la casa de sus sueños. La desconocida se ofrece a ayudarle con su problema, o sea, se ofrece a hacerle viudo. Y él con sus dudas acepta. Con esta basa Peter Swanson podría construir una trama que sería muy hitchcocktiana pero este escritor no se queda en los más simple y va un poco más allá. Y creo que ahí es donde me perdió como lectora.

En toda trama de asesinato tiene que haber algo de verdad, un punto de verosimilitud que lo haga terrorífico ante mis ojos. Con esta novela no he encontrado este punto porque con todo el enredo que Swanson crea se pierda este toque realista, no porque no exista, sino porque el escritor no lo sabe manejar, mostrando las cartas que esconden los personajes en los momentos más inconvenientes. Otro problema es que el único personaje que me ha gustado es Ted, el marido de Miranda, y tiene un papel muy secundario en la segunda parte. Que todo sea un drama dominguero de televisión no ayuda, es excesivo en algunos aspectos (todo el mundo quiere matar a todo el mundo) pero plano en otros (largos paseos por el campo, reflexiones mundanas sobre el pasado) así que oscilas entre «es interesante» y «¡qué aburrido!». Y ya para ser puntillosos para ser un asesino en serie, o para aspirar a serlo, hay que cubrir muy bien las huellas que uno va creando, uno no se pone a investigar a la posible víctima a plena luz dando tu nombre real a todo aquel que lo pregunta. O eso creo yo.

Como punto final negativo, no me he creído la labor de la policía, o cómo se organiza la labor de investigación criminal, simplemente es tan chapucera como el resto de la trama.

El libro sin duda es peculiar que cuenta con ciertos elementos positivos como la existencia de muchos puntos de vista de modo que la trama va cogiendo sentido a medida que los personajes van narrando sus propias experiencias. No es difícil perderse entre el entramado de opiniones porque cada capítulo tiene el nombre de quien lo narra, pero es complicado hacer cada voz individual, sobre todo la de Miranda y Lily porque son las dos muy parecidas física y mentalmente. Que Brad sea un auténtico perdedor hace que sea más fácil distinguir las voces masculinas. Otro elemento interesante es que es un libro que va introduciendo personajes principales, o destacados, cuando la historia lo requiere. De este modo los policías no aparecen hasta pasado la mitad de la novela. siempre hay un giro de guion sorprendente.

Es una pena que no me haya gustado esta novela, realmente quería que me gustase porque mi ánimo estaba listo para una trama de intriga psicológica con un asesino en serie como protagonista, pero la realidad golpea de nuevo y no ha sido así. No creo que pueda decir que ha sido un libro muy malo, y eso que la manera en la que Swanson escribe me ha parecido muy fría y poco atractiva, pero no ha sido una novela con la que he disfrutado. Eso sí, es un libro que no entrará nunca en mi lista de recomendaciones, tiene demasiadas flaquezas para hacerlo.

Una muerte merecida, Peter Swanson

Intriga, crimen. 400 páginas. Publicado mayo 2018 por Espasa.

Goodreads, Casa del libro

Cinco largas series fantásticas para leer durante esta cuarentena. Y así pasar el tiempo.

Parece que la normalidad no volverá a nuestras vidas pronto de modo que tocará hacerse con un buen puñado de libros para poder pasar la cuarentena un poco mejor. Y como esta cuarentena se prevé muy larga nada mejor que una serie fantástica llena de libros. Aquí os dejamos con cinco recomendaciones.

el ojo del mundo

La rueda del tiempo de Robert Jordan es la primera opción porque son catorce libros complementados con alguna que otra precuela y libros complementarios. La muerte de Jordan en el 2007 trajo consigo que se buscara un sustituto que cerrara la historia, el elegido fue Brandon Sanderson que añadió unos cuantos volúmenes más, de este modo, la serie terminó con catorce libros. En total hay 4.410.036 palabras lo que supone unas 11.898 páginas en formato bolsillo. Su audiolibro completo en inglés supone diecinueve días, cinco horas y veinticinco minutos. Es imposible no sentirse abrumado por tal cantidad de letra pero hay que gastar mucho tiempo en casa y esta serie es una de las mejores del género fantástico. Una opción lógica. Sigue leyendo

«Siete tumbas, un invierno», Christoffer Petersen. Un crimen muy doméstico.

siete tumbas un invierno

Siete tumbas, un invierno es la primera novela que leo de Christoffer Petersen,  un autor nórdico al que hay que tener presente si se quiere leer algo diferente pero que sigue los cánones del género.

Mi elección para leer esta novela se basaba en que era muy corta, si la comparo con otros libros del género, así que su lectura no sería muy pesada. Además era la primera vez que leía algo de este autor y siempre es un placer leer escritores nuevos aunque a veces no te termine de gustar lo que escriben.

Siete tumbas, un invierno es una novela muy peculiar, primera de la serie  Greenland Crime está relacionada con otra serie del autor gracias a que su protagonista, David Maratse, fue uno de los personajes en dicha serie en su calidad de detective de policía. Que este personaje tenga su propia serie ya dice bastante de él aunque para el lector implique conocerlo cuando cuando han pasado demasiadas cosas porque su situación en esta novela no es la mejor. Sigue leyendo