« 61 Horas», Lee Child. Una invernal aventura de Jack Reacher.

Si hay algún tipo duro por ahí suelo ese es Jack Reacher, el protagonista de 61 hours, que se dedica a ir de pueblo el pueblo por los Estados Unidos arreglando asuntos un tanto sangrientos. Pero hacemos un poco de historia.

Conocí a Jack Reacher por una adaptación cinematográfica –que no  vi porque no me gusta el actor- lo que llevó a que indagara un poco es su primera novela, Zona peligrosa, publicada por RBA en el 2015. En esta novela se presenta nuestro protagonista, un tiparrón de casi dos metros de altura, rubio y con una cara que no ha visto una sonrisa desde el día en que nació. Nacido de un padre militar se crió en diversas bases estadounidenses repartidas a lo largo del mundo. Era natural que se hiciera militar. Pero con el tiempo consideró que era mejor dejar el ejército antes de que se metiera en un lío del que no podría salir indemne. Se puede decir mucho de Jack, pero la paciencia no es lo suyo, y si quiere romperle los dientes a un superior lo hará sin remordimiento. Así es Jack Reacher.

Seguir leyendo «« 61 Horas», Lee Child. Una invernal aventura de Jack Reacher.»

«Dragon Mountain», Katie y Kevin Tsang. Otra novela infantil con dragones.

Me gustan mucho las historias de dragones buenos así que siempre que tengo oportunidad -y veo un dragón en la portada- compro el libro. En este casi mi tentación fue Dragon Mountain escrito a cuatro manos por el matrimonio Tsang, ella Katie y él Kevin.

Pido opinión. Existe un campamento en medio de China para niños especiales -no se sabe qué tienen de especial- de todas las nacionalidades pero los protagonistas de esta historia son curiosamente un niño de California -de padre de Hong Kong y de madre caucásica-; una niña rubia que va a concursos de belleza y practica artes marciales y es insoportable; un niño de Irlanda con gafas, y una niña china que es de temperamento tranquilo. O sea, de doce niños los protagonistas son tres hablantes nativos de inglés y una niña china, que supongo que tiene que estar ahí porque la historia está ambientada en China y a alguien hay que meter.

Seguir leyendo ««Dragon Mountain», Katie y Kevin Tsang. Otra novela infantil con dragones.»

« El club del crimen de los jueves», Richards Osman. Un té demasiado amargo.

No es mi tipo de libro, creo que estoy demasiado influenciada por la literatura policial nórdica o la novela negra estadounidense, o la criminal italiana, francesa o japonesa porque no le he encontrado el punto a este libro. Es demasiado inglés, y no sé si eso es una insulto o una alabanza porque la novela ni siquiera vale un minuto del tiempo de mis sobreexplotadas para deliberar sobre dicha idea.

Con todos mis respetos no me gusta el té o las infusiones, al fin y al cabo es agua caliente con hierbitas flotando de dudoso gusto. Hierbitas que serán muy bonitas pero no dejan de ser hierbitas que dejan el agua con un color indefinido de sabor amargo. Por mucho que lo he intentado no me gustan y juro por Dios como Scarlett O´Hara en la colina de la mansión familiar que las he probado, pero no paso del primer sorbo. No. Como dirían los antiguos: agua de lavar calcetines. Pero tengo amigas a las que les encanta -amigos, se les quiere pese a sus dudosos gustos- y los ingleses han hecho un modo de vida con su té. Se lo beben con pastas de mantequilla y se quedan muy gustosos.

Seguir leyendo «« El club del crimen de los jueves», Richards Osman. Un té demasiado amargo.»