«Los asesinos de la luna», David Grann. Asesinatos reales, petróleo y codicia.

los-asesinos-de-la-luna

Dicen que la realidad supera a la ficción y con historias como la que David Grann nos ha contado esta frase adquiere todo su sentido. Tenemos que retroceder unos cien años, e irnos a los Estados Unidos, al estado de Oklahoma donde han sido recluidos los indios osage después de que fueran desposeídos de sus tierras en favor de los intereses de los más poderoso. Por desgracias éstos no sabían que esas tierras estaban llenas de pozos de petróleo, lo que convertiría a una comunidad de nativos americanos en millonarios de la noche a la mañana. Y ahí entran los intereses de los más codiciosos.

David Grann ha realizado un gran trabajo de investigación para sacar a la luz toda la trama que rodeo los asesinatos, porque hablamos de varios asesinatos que llegaron a alcanzar tan magnitud que parecía un genocidio en miniatura. Los osage podían ser asesinado con un tiro en la cabeza, o envenenados o volar por los aires. Los métodos fueron muy diferentes  y eso hizo que todo se complicara más. Sin un método único de deshacerse de los que se interponían en el camino era difícil considerar que algo malo estaba pasando.

Sigue leyendo

“El libro de la memoria”, Hilde e Ylve Østby. La importancia de olvidar.

ellibrode-la-memoria

Los libros de divulgación de corte psicológico suelen ser bastante peculiares. Si conoces un poco la materia suelen ser un poco decepcionantes, pero si no sabes mucho su carácter sencillo y literario te ayudarán a aprender un par de cosas.

El libro de la memoria de Hilde Østby e Ylva Østby pertenece a este género, un libro sencillo que trata de desentrañar los misterios de la memoria para los profanos. Para los expertos es mejor acudir a otras fuentes. ¿Se puede explica la memoria? Considerando que después de trescientas páginas la respuesta sigue siendo un gran interrogante, la respuesta es claramente negativa.

El libro cuenta con varios elementos interesantes. Habla de la memoria, del lugar del cerebro dónde se considera que reside y que tiene forma de caballito de mar, de cómo este pequeño espacio de nuestro cerebro tiene una gran importancia, pues si lo eliminamos puede suceden cosas bastantes peculiares para el que las observa pero devastadoras para el que las vive. La memoria es confusa, caótica, y se comporta como un rompecabezas de piezas desiguales. A veces una pequeña pieza falla, como cuando olvidas el nombre de tu vecino o que tenías citas con el dentistas, pero en otras ocasiones hay grandes vacíos, bien porque has nacido así o porque un accidente o alguna enfermedad ha provocado la desaparición de dichas piezas.

Se puede aprender reconstruir el rompecabezas con mayor precisión y rapidez con algunos trucos. O ubicándolo en el mismo lugar en donde se recompuso por primera vez.

La memoria sin duda es singular y las hermanas Østby tratan de desentrañar el misterio pero sin caer en el error de que establecer teorías irrebatibles sobre nuestros recuerdos y cómo los manejamos. Creo que esa es una de las grandes ventajas de este libro, simplemente exponen lo que se sabe hasta el momento sin determinar con rotundidad si lo que se sabe es verdadero o erróneo. Remarcan en más de una ocasión que aún queda mucho que estudiar.

En la parte científica, hay varios experimentos, psicólogos que han establecido las bases de lo que sabemos hasta ahora. En la parte práctica, hay personas que tienen que ser buenos memorizando -los taxistas de Londres o lo ajedrecistas- que nos dan pistas de cómo se organiza y cómo se puede mejorar nuestra memoria. Todo contado con un tono muy sencillo y muy cercano gracias a una buena narrativa.

La parte negativa es que a lo largo de la lectura no pude evitar sentir que todo era un poco caótico en los pequeños detalles, con elementos que en ocasiones saltaban de un tema hacia el otro, para luego retomar al punto anterior. El caso del experimento de los submarinistas en un buen ejemplo. O la referencia al hombre que no podía guardar recuerdos y al que no podía olvidarlos. Pese a ello el libro está bien cohesionado internamente a nivel general, su tono literario no científico hace que estos pequeños detalles no tengan mucha importancia. No puedo decir lo mismo de la última parte cuando habla de la memoria y del concepto de futuro como parte importante de nuestra existencia. Aquí las autoras se olvidan de la memoria casi por complejo y se embarcan en la importancia de planear el futuro…

El libro de la memoria me ha gustado, su lectura ha sido muy entretenida aunque no haya conseguido aprender nada nuevo me ha hecho recordar que la memoria es algo valioso que conviene cuidar.

EL LIBRO DE LA MEMORIA
Hilde e Ylve Østby
Editorial: Ariel
Género: Divulgación científica, psicología
Comprar/Críticas: Goodreads, Casa del libro

 

 

“El chef cabreado”, Anthony Warner

el chef cabreado

Por alguna extraña razón parece que todo el mundo a mi alrededor se ha puesto a dieta, lo que da lugar a curiosos casos de desinformación. Solo hay que echar un vistazo a las revistas para darse cuenta de que las dietas que proponen son bastante peculiares, pero aún lo son más las que adoptan algunos famosos o creadores de contenidos en la red. Sí, todos saben las claves para perder peso, que va desde zamparse un montón de plátanos a primera hora de la mañana a solo comer una vez al día. No hay nada más ecléctico que la información que recibes a la hora de intentar reducir la anchura corporal, lo cual es curioso y preocupante porque al final la verdad es que todo se reduce a una cuestión matemática. Sólo engordas cuando consumes más energía/calorías de las que necesita tu cuerpo. Es así de simple, o así lo era hasta que entramos de lleno en lo que es el metabolismo, que si va rápido que si va despacio, que si tu sangre te hace esto, que si los azúcares son malos, que lo peor son los carbohidratos, que lo mejor es que desintoxicarse…

El chef cabreado de Anthony Warner intenta romper con todas las ideas equivocadas que tenemos sobre alimentación y lo hace atacando sin escrúpulos a lo que él llama pseudociencia, o todas aquellas ideas que pueden llegar a ser peligrosas si nos las tomamos en serio. El libro se divide en varias partes, una está dedicada a entender qué es una pseudociencia y cómo las podemos reconocer. Warner no duda en poner las cosas claras y atacar a todos los blogueros que descubren de buenas a primera la receta de la buena salud, que implica seguir casi siempre un régimen un tanto absurdo pero momentariamente rentable para el que lo inventa. La siguiente parte es sobre la ciencia, e indica que en ocasiones la ciencia puede ser tener una doble cara, no solo porque lo que antaño era bueno se convierte en malo ante nuevos estudios, sino porque muchas investigaciones son tergiversadas por intereses económicos que adoptan lo que les viene bien y rechazan lo que les perjudica. El tercer bloque está en cómo hemos llegado al punto en que estamos, en cómo los mitos alimenticios se han ido formando y transformando con los nuevos tiempos. El cuarto bloque es el corazón oscuro y traba de qué entendemos por comida limpia, los diferentes desórdenes alimenticios o el cáncer y su relación con la alimentación. Por último está en contraataque que se centra en poner un poco de luz a cuestiones como la comida precocinada, o lo que hay de verdad sobre la ciencia.  Sigue leyendo