Juvenil, Juvenil paranormal, Varios

“El dador de recuerdos” de Lois Lowry. Un sincero libro juvenil.

 

the giver

Jonás vive con su Unidad Familiar en una Comunidad, y se enfrenta a la Ceremonia de los Doce, en la que se le otorga la Misión que deberá desempeñar el resto de su vida. Pero Jonás es especial, tanto que se le concede uno de los oficios más honorables y respetados dentro de la Comunidad, él será el nuevo receptor de recuerdos. Sobre él recaerá el peso de recordar todos esos sentimientos, vivencias y experiencias que no tienen cabida dentro de la Comunidad. El antiguo Receptor pasa a ser el Dador que vuelca sobre Jonás todos los recuerdos almacenados del mundo pasado, y a partir de ese momento Jonás nunca volverá a ser el mismo. Poco a poco, Jonás, se va dando cuenta de lo que se encierra detrás de esa sociedad perfecta en la que le ha tocado vivir. Tendrá que tomar una solución desesperada. ¿Será capaz de realizarla?

El dador  de recuerdos o The giver es un libro ganador del premio Newberry, premio concedido anualmente por la Asociación Norteamericana de Bibliotecarios al mejor libro de literatura infantil y juvenil. Escrito en 1993 y editado en nuestro país en 1995 por Everest. A pesar de que ya cuenta con algunos años en su haber es una más que buena propuesta para los lectores más jóvenes porque es una historia que no está salpicada de todo los esquemas que el género juvenil ha soportado desde el éxito clamoroso de algunas novelas. Es una historia juvenil clara, bien escrita y con las pretensiones de entretener a la vez que aporta un mensaje esperanzador.  Sigue leyendo ““El dador de recuerdos” de Lois Lowry. Un sincero libro juvenil.”

Anuncios
Juvenil, Juvenil paranormal, Novela fantástica, Varios

El guerrero, Taran Matharu

portada_la-leyenda-del-hechicero-el-guerrero_taran-matharuDespués del primer libro de la trilogía La leyenda del hechicero escrita por Taran Matharu titulada El aprendiz  contamos con una segunda entrega, El guerrero, sin duda un título más acorde que el  original.

Recordando la primera novela de Taran considero que pecaba de algún que otro resbalón argumental -un buen editor seguramente lo hubiera arreglado- pero no dejaba de ser una más que correcta opción de fantasía épica para lectores a partir de doce años. En el final de esa novela habíamos dejado a nuestro protagonista, Fletcher, metido en un gran problema: acusado de asesinato y de alguna otra cosa más. En la siguiente entrega de la trilogía, El guerrero, nuestro joven héroe continúa encerrado pero ha pasado más de un año, así que desconoce qué ha sido de sus amigos o de sus enemigos, o cómo está el conflicto entre las razas. Pero su inquietud tiene fin cuando su juicio parece acercarse. Por suerte Arcturus, un hechicero que le ayudó anteriormente y con el que tiene una más que buena relación, acude en su ayuda. Pero por desgracia Fletcher consigue librarse de una acusación para terminar siendo acusado de traición y llevado ante el mismo rey. Si las cosas ya eran malas antes ahora se han complicado.

Sigue leyendo “El guerrero, Taran Matharu”

Juvenil

Si no me despierto, Lauren Oliver

Imagina que solo te queda un día de vida ¿Qué harías? ¿A quién besarías? ¿Hasta dónde llegarías para librarte de morir?$

Samatha está a punto de averiguarlo: el viernes 12 de febrero será su último día. O, mejor dicho, sus últimos siete días, porque todo va a repetirse una y otra vez hasta que se dé cuenta de que cambiar las cosas… está en su mano.

Si no despiertas de Lauren Oliver es una novela juvenil dirigida a lectores a partir de los 14 años y que intenta reflexionar sobre la vida y sobre como diversas decisiones pueden afectar al futuro más inmediato.

Como protagonistas contamos a Samantha, una joven que no es excesivamente guapa, pero que está en el grupo de las populares con sus tres amigas. Está saliendo con uno de los chicos más guapos del instituto y parece tenerlo todo para ser feliz. Como bien dice en alguna ocasión, ella está en la cumbre de la cadena alimenticia en el instituto.

Su vida cambia cuando un viernes 12 de febrero coincidiendo con el día de regalar rosas en el instituto muere en un accidente de coche. Por azar del destino cuando despierta se encuentra otra vez en su cama, el viernes 12 acaba de comenzar de nuevo.

En este libro tenemos a una protagonista absoluta, Samantha , llamada también Sammy, Zammy, Sam, según el ánimo de sus amigos. Es a través de su propia voz como conocemos su vida, que según parece es perfecta, cuenta con excelentes amigas, y está saliendo con Rob, uno de los chicos más impresionantes del colegio. Y hoy,día de regalar y recibir rosas, sabe que ella será una de las que tenga más cuando acaben las clases. Es una de las chicas populares del instituto, y no duda en aprovecharse de ello para sus propios intereses. Su amigas conforman un grupo cerrado, en el que nadie puede entrar, entre ellas no hay secretos ( o eso opina) y su amistad parece que llegará hasta la muerte.

Pero un día todo cambia. Durante este primer día vemos que Sam no es una persona agradable, si bien es cierto que aveces tiene remordimientos, estos son tan tenues y pasan tan rápido que no merece la pena ni mencionarlos. Es una persona vacía, sin nada de contenido, mirando cara el exterior y sin tener el cuenta a las personas que están a su alrededor. Lo principal es tener muchas rosas, beber mucho en la fiesta (hasta estar borracha) y practicar el sexo con su novio la primera vez.

En este viernes es invitada por Ken, un amigo de la niñez del que se separó hace tiempo, a una fiesta que celebra en su casa. Allí entre humo del tabaco y alcohol a raudales se presenta Juliet, la marginada del instituto, gracias a las burlas tanto de ella como de sus amigas. Por primera vez Juliet se decide a gritar lo que piensa de las cuatro amigas, solo para recibir burlas. Cuando salen de la fiesta, y entran en el coche, están medio borrachas y fumando sin parar. Tan achispadas están que cuando se les cae una colilla se forma un alboroto que provoca un accidente. Accidente en el que muerte nuestra protagonista. Sigue leyendo “Si no me despierto, Lauren Oliver”