Juvenil, literatura, Novela histórica, Varios

“El señor del crimen: Sherlock, Lupin y yo”, Irene Adler. Aventura detectivesca sin nada de espíritu

elseñordelcrimen

Parecía una buena idea leer El señor del crimen: Sherlock, Lupin y yo  de la autora Irene Adler. Me gusta Sherlock Holmes , ya había leído una historia de él cuando era joven, “La nube de la muerte. El joven Sherlock Holmes” de Andrew Lane , pero parecía interesante ver a este personaje desde la perspectiva de una joven Irene Adler. Además está Arsène Lupin, considerado como uno de los grandes ladrones de todos los tiempos. El choque entre la frialdad de Sherlock y el desparpajo de Lupin podría dar lugar un dúo detectivesco de lo más particular. Pero en vez de encontrarme con uh misterio juvenil digno de admiración la sensación que he tenido a leer esta novela es que no la trama detectivesca solo es una escusa para contar las aventuras amorosas de una joven adolescente de finales del siglo XIX.  Sigue leyendo ““El señor del crimen: Sherlock, Lupin y yo”, Irene Adler. Aventura detectivesca sin nada de espíritu”

Anuncios
literatura, Novela histórica, Varios

“Los idus de abril”, Lindsey Davis. Asesinatos en la antigua Roma.

losidusdeabril

Si quieres leer una buena novela histórica protagonizada por detective de lo más singular, sin duda una elección sería cualquier novela de Marco Didio Falco, de la autora británica Lindsey Davis -y ahora es un buen momento porque se están reeditando sus novelas en versión bolsillo-. Con estas novelas te sumerges en la Antigua Roma, a finales del sigo I después de Cristo, de la mano de un detective que tiene más de gamberro de lo esperado. Personalmente me encantan las novelas de Didio, cuando quiero una historia llena de diversión sé que en ellas podré encontrar ese toque de humor ácido que me encanta. Y además cuentan con una más que buena ambientación. Más no se  puede pedir.

Pero Marco Didio Falco no está solo en su aventura en la caótica Roma imperial sino que el negocio familiar de detective se ha ampliado con la incorporación de su hija adoptiva, Flavia Albia.  Sigue leyendo ““Los idus de abril”, Lindsey Davis. Asesinatos en la antigua Roma.”

literatura, Novela histórica, Varios

“El tigre”, Joël Dicker. Un relato de corto recorrido.

 

eltigre-joeldickerEsta va a ser seguramente una de las reseñas más cortas de este blog, más que nada porque si la extiendo en demasía puedo llegar a superar la longitud de la propia novela -más bien no novela- y quedaría todo muy raro.

Lo primero que hay que mencionar es que el objeto de nuestra crítica es un relato que Joël Dicker presentó a un concurso juvenil. El relato causó muy buena impresión a la presidenta del jurado, levantando seguramente alguna que otra ceja ante la manera narrativa de su autor, bastante superior para lo que se podría esperar de un joven de apenas diecinueve años. Ahora este relato ha salido a la luz y se puede comprar a un carísimo precio de 14,90 euros, y digo caro porque porque el libro tiene apenas sesenta páginas, y alcanza tal cifra por el tamaño de la letra -en otras ediciones como la italiana se queda en unas veinte páginas- y porque se han incluido unos hermosos dibujos.

¿Vale la pena comprarlo? Según mi modesta opinión no. Por ese precio me puedo comprar algún libro de la saga de Alcatraz Smedry de Brandon Sanderson que tiene casi 300 páginas. O por un poco menos la versión bolsillo de Nacidos en la bruma del mismo autor, que cuenta con 800 páginas. No es que valoremos un libro por el número de páginas sino por su calidad pero… sesenta páginas son quince euros. Sale la página muy cara. Al menos para mi bolsillo. Así que me alegro mucho de haber cogido este título en la biblioteca pública y no comprarlo. Agradezco a mi instinto que me recordó que yo sería una de las pocas lectoras que dejó a medio leer La verdad sobre el caso Harry Quebert y que no era muy sabio arriesgarme otra vez.

Para aquellos a los que le encanta este autor -y les sobra dinero- seguramente les emocionará este relato porque en él ya se vislumbra la técnica narrativa que hará famoso a su autor. Es una historia muy bien escrita -no puedo decir que sea original porque para mí no lo es, hay demasiadas referencias en mi cabeza, siendo una de ellas cinematográfica para que pueda considerarlo una obra novedosa- que transcurre con calma y sosiego con la intención de intentar imitar a los grandes escritores rusos.

No es un mal relato pero no me ha gustado mucho. El estilo de Dicker es demasiado recargado aunque puede que esta palabra no sea la justa. Lo que hace como escritor y lo que lo distingue de otros es que para contar un momento o circunstancia necesita un capítulo entero, cuando se puede narrar en un par de hojas. Puede que el hecho de que me canse leerlo se debe a que desde hace tiempo leo bastante literatura anglosajona y ellos suelen ser bastantes cortantes en sus narraciones. Los nórdicos también no suelen andar con florituras. Pero he leído autores como Stephen King, Patrick Rothfuss, John Connolly, Jo Nesbo… que a veces se alargan un poco pero no se hacen pesados. Con Dicker si. Así que en este caso que el relato tenga unas sesenta páginas ha sido una bendición porque llega a tener setenta y lo dejo a medio camino. Por suerte me he entretenido con las hermosas ilustraciones así que la hora que tardado en leerlo no ha sido una gran pérdida de tiempo.

Y llegamos al fin de la reseña. Y a estas alturas ya te habrás dado cuenta de que no he dicho nada del libro porque si te cuento quién es el protagonista, qué quiere hacer y le añades que la literatura rusa clásica tiende a ser trágica, ya puedes averiguar el final.

El tigre de Joël Dicker. Editorial Alfaguara. Tapa dura. Páginas: 64.
Cómpralo