Ciencia Ficción, Novela romántica, Varios

“Un amor contra el viento”, Susanna Kearsley. Un romance bastante aburrido

unamorcontraenviento.jpg

Un amor contra el viento de Susanna Kearsley fue una de las novelas nominadas a diversos premios durante el año 2011 y 2012. La mayoría de ellos centrados en el género romántico. Quizá por ello me resulta curioso que me resulte difícil clasificarla de novela romántica porque no entra dentro de las características que este género posee según mi humilde opinión. Al final le he dado tres estrellas sobre la base de que  no me ha terminado de gustar la historia. Todo transcurre con lentitud y está muy edulcorado.

Esta novela tiene como protagonista a Eva Ward, que después de la muerte de su hermana, una famosa estrella de cine, decide volver al lugar de su niñez en la que fue feliz. Será en lugar donde esparcir las cenizas de su hermana.  Regresa a Trelowarth House, una casa solariega de varios cientos de años regentada por dos hermanos, Mark y Susan, que comparten responsabilidad con su madrastra, Claire, una pintora que vive en una cabaña cercana. Eva se encuentra muy cómoda en la casa, de vuelta con sus amigos, esperando encontrar la tranquilidad que tanto ansía, pero de pronto algo sucede y la mansión cambia y ella se encuentra de pronto en 1715, siendo testigo de la rebelión jacobita. En esa época la casa pertenece a los hermanos Butler, dos hombres adultos que con su amigo irlandés Fergal O’Cleary se dedican al comercio, aunque no siempre respetando la ley.

Sigue leyendo ““Un amor contra el viento”, Susanna Kearsley. Un romance bastante aburrido”

literatura, Novela romántica, Varios

“Un corazón puro”, Samantha James. Un romance muy previsible

Un_corazón_puro

Lady Gillian de Westerbrook está en constante peligro. Su padre trató de asesinar al Rey pero perdió la vida en el intento. Poco antes de morir, su progenitor hizo que sus hijos se ocultaran por temor a que el Rey tomase represalias contra ellos. Ahora, Gillian se refugia en la costa de Cornwall. Durante uno de sus paseos por la playa descubre los restos de un naufragio y a un hombre malherido al que lleva a su casa, a pesar de las negativas del Hermano Baldric, un viejo amigo que trata de protegerla.

Gillian se dedica en cuerpo y alma a curar a ese desconocido, el cuál, al despertar, sólo recuerda una cosa de su pasado, su nombre: Gareth. Entre ellos comienza una fuerte pasión y Gareth se da cuenta que Gillian esconde un oscuro secreto que pone en peligro su vida. Como es lógico, está decidido a protegerla, así que convence a la mujer para que se sincere con él y le cuente todo.

En el momento en que Gillian comienza a contarle la verdad del porqué está en esa situación, Gareth comienza a recordar. Su verdadero nombre es Lord Gareth de Sommerfield y ha sido enviado por el Rey para asesinar a Gillian.

Ahora, Gareth tiene que tomar una decisión crucial en su vida: ¿llevará a cabo los planes del Rey o, por el contrario, protegerá la vida de la mujer a la que ama?

Samantha James es una escritora de novelas románticas conocida en nuestro país por ser la autora de la serie de los “Prometidos” publicada por la desaparecida Terciopelo, y por libros independientes ambientados en la  Edad Media, esta vez, publicados por Valery, otra editorial que ya no publica.

He de confesar que si bien me gustan sus novelas cuando están ambientadas en la Regencia, no me terminan de gustar las de corte medieval. Es curioso como la frescura, los personajes definidos, atrayentes, sinceros, la trama que atrapa al lector se esfuma cuando retrocede en el tiempo y nos sitúa ante valientes caballeros enfundados en armaduras y ante damas en apuros.

Samantha James ha escrito “El conquistador”, “Venganza y deseo” y “Un corazón puro”, todos medievales y todos escritos bajo la misma característica: pesadez, situaciones repetitivas ya vistas en cientos de libros, personajes principales con los que no llegas a identificarte y que terminas algunas veces por detestar.

Esto es lo que me ha pasado con Un corazón puro, el libro me ha costado leerlo por varios motivos, el principal es que no me ha gustado la protagonista, desde la primera página la autora ha intentado crear una dama joven que se ve envuelta en una terrible traición por culpa de su padre, pero en vez de crear una heroína que se fortalece con las desgracias ya creado una “pánfila”, una mujer que carece de espíritu y que solo hace lamentar su mala suerte, la pérdida de su hermano, … pero que no hace nada para cambiar su destino.

Tampoco me he creído la reacción de Gillian ante la llegada de un hombre inconsciente que ha arrastrado el mar hasta casi sus pies. ¿Por qué? porque me resulta imposible que ella, teniendo en cuenta su pasado, se dedique a cuidar de un desconocido siendo ella una joven dama, es decir, casta y pura. Esta parte de la historia no me la creo, como tampoco el método que utiliza para alimentarlo o calentarlo, ya que estamos.

Este tono en la trama, se mantiene tanto en Gillian como en Gareth. Él es un ser desaprovechado completamente, la magnífica oportunidad que tenía la autor con su pérdida de memoria la pierde, ya que pronto la recupera, dando paso a una historia en la cual ellos dos se ven obligados a casarse pese a no querer, aunque por dentro cada uno esté ardiendo de deseo por el otro. Y en este punto volvemos otra vez a los estereotipos que Samantha James cree que debe tener una historia medieval, y digo ésto porque es el mismo esquema que se repite en sus anteriores novelas situadas en esta época: ella renegando de su destino, él renegando de su destino… que te quiero, que no te quiero…

Sé que en romántica hay poco de innovación, pero si comparo esta novela con otras de la misma tipología como las que tiene Johanna Lindsey o la fallecida Kathleen Woodiwiss y que cuentan ya con bastantes años, el resultado es muy desfavorable, no tanto por la configuración de los personajes o de la trama, sino porque Samantha ha optado por un lenguaje que solo se puede clasificar de malo: frases cortas y  repetitivas que dan origen a diálogos absurdos, que se mezclan con otras más cargadas de dramatismo, de grandilocuencia y de supuesto romanticismo pero que resultan absurdas a mis oídos. Es simplemente el lenguaje de una novela de serie Z.

Decir que Un corazón puro no ha superado mis expectativas ya es algo evidente.  Como también lo es que el estilo de su autora en medieval es un estilo que no me gusta nada de nada, se podría decir, que me resulta crispante. Eso sí en regencia carece de esta manera de narrar, por lo que no me queda más que pensar que es una pena que cambie de registro pues si siguiera con él, ante una historia tan previsible como Un corazón puro el resultado sería indudablemente muchísimo mejor. Seguramente sería igual de previsible pero al menos se podría disfrutar muchísimo más de la historia.

Un corazón puro
Samantha James
Editorial: Valery
Género: Romántico histórico medieval
Páginas: 348
Precio: 15,95 €
ISBN: 978-84-92688-10-4
literatura, Novela romántica, Varios

“Lord peligroso”, Sabrinna Jeffreis. Un amor de regencia.

lordpeligrososabrina

Ian Lennard necesita una esposa y cree haber encontrado a la mujer adecuada. Pero Lord X, un columnista de cotilleos de un destacado periódico, publica cierta información relacionada con su oscuro pasado, y su proyecto matrimonial se esfuma ante el escándalo. Contrariado, decide buscar y desenmascarar al periodista para pedirle explicaciones y salvar su honor.
Pero quien se esconde tras el seudónimo de Lord X es la joven Felicity Taylor, una muchacha al cargo de sus cuatro hermanos cuyos ingresos provenientes de la columna semanal es lo único que les separa de la ruina económica.
Poco segura de la lealtad del caballero, Felicity inicia con Lord Lennard una batalla de ingeniosa dialéctica que le hace hervir la sangres y que le atrapa en una desconcertante pasión hacia la joven, hasta el punto de abrir rincones escondidos en lo más profundo de su alma.

Sabrina Jeffries se dio a conocer en nuestro país en el mismo momento que nacía Terciopelo, la desaparecida editorial romántica. Desde entonces se han publicado varios libros de ella, siendo uno un relato que se incluye en la decepcionante Antología “Escuela de Señoritas”.

Si consideramos su producción literaria Lord peligroso se encuadra dentro de una trilogía (forma prefida por muchas autoras románticas y que suelen alternar con sagas largísimas) , la de Lores que curiosamente es la primera saga de la autora.

En este libro vemos lo mejor de la autora, y como ha ido evolucionando en cuanto a cómo estructura una historia, y entrelazada los personajes en ella. Desde su primer libro “Lord pirata” (1998) hasta éste, pasando por Lord Prohibido (1999) observamos como el lenguaje continúa siendo el mismo, refrescante, directo, … pero sobre la principal diferencia radica en que ha logrado dominar a la historia, simple en su estructura, quizá algo manida y vista, pero atractiva en su conjunto.

En romántica es indudable que es muy difícil conseguir escribir  historias que se apartan de los clichés clásicos del genero. Se puede decir que es un género que tiene unas bases fijas que solo se decoran según los gustos del lector.

Lord Peligroso no se aparta del cauce marcado, y Sabrina constituye una buena historia que  es también muy típica: hermosa protagonista que debe ponerse a trabajar para mantener a toda su familia después de que su padre, un gran hombre pero un borracho los dejara a su muerte en la miseria. Él, por su parte, hombre apuestos, con dificultades con su familia, esconde un pasado militar, de espía, que no quiere que nadie sepa; guarda un terrible secreto que lo ha marcado,y que determina su forma de actuar. Los secundarios (antiguos protagonistas de la saga) son leales y fieles a sus amigos, ayudándoles cuando así se requiere.

Queda por supuesto un malo, un personaje que adquiere la caracterización de cruel, despiadado, avaricioso… epítetos que se contraponen a los del protagonistas. En este caso estamos hablando del tío del Ian.

¿Por qué deberíamos leerlo? Porque a pesar de todas estas características, Sabrina logra darle a la historia  una gran vivacidad grancias a un lenguaje directo, sencillo pero plagado de dobles sentidos. La mejor parte sin duda representa la confrontación entre los protagonistas, con verdaderas luchas dialécticas, en donde Ian a pesar de toda su labor como espía y hombre peligroso se ve desbordado por la fuerte personalidad de Felicity. Estamos ante un combate donde se dan golpes imaginarios, y en los que nunca se sabe cuál va a ser el vencedor.  Su relación es antagónica  pero a la vez cargada de una gran sensualidad.

A medida que avanza la historia ambos se van dulcificando a medida que sus sentimientos se van asentando en su corazón y son asimilados por la cabeza. Desde ese momento la trata da un giro hacia una cierta previsibilidad, que no llega a ser agobiante porque los secundarios hace una gran labor dinamizando la acción. Destacar sobre todo la familia de Emily, con el joven hermano estudiosos que debe dejar la escuela por falta de fondos, y  los terribles trillizos  que los tienen a todos locos con sus bromas.

Lord peligroso es un libro cien por cien Sabrina Jeffreis, quien la adore recuperá la emoción perdida con la previsible y algo estrafalaria Lord pirata. Y quienes no la conozcan es una buena manera de descubrirla.

Personalmente me ha dejado un buen sabor de boca, pero aún así no ha conseguido embaucarme tanto como lo hizo, Una noche con el principe, o Seducir a un bribón.

 

Lord peligroso

Sabrina Jeffreis

EDITORIAL: Terciopelo

GÉNERO: Romance histórico

PÁGINAS: 430

PRECIO: 18,00 €

FECHA PUBLICACIÓN: Febrero 2011