Novela británica, Novela histórica, Policíaca

“Un misterio en Toledo”, de Anne Perry. La dureza de perder la fe.

Hace años que no leía nada de Anne Perry pero no ha sido difícil meterse de lleno el Un misterio en Toledo, la entrega trigésima de las aventuras de Charlotte Y Thomas Pitt. Después de veintinueve novelas la vida de nuestros protagonistas ha cambiado un poco. Ahora los encontramos felizmente casados, y con dos hijos, una joven que pronto estará en edad de casarse y un niño que está entrando en la adolescencia, fascinado por la situación política actual y el valor de los soldados, lo que nos provoca más de un escalofrío porque a finales del siglo XIX no es una buena época para desear ser valiente, no con la Gran Guerra a las puertas de cada hogar. Pero esa es una historia que aún no ha sido contada.

Ya centrados en la novela, nos encontramos en Londres, finales del siglo XIX. La situación política no es la mejor. Europa está revuelta. Los Estados Unidos en su afán imperialista ha declarado la guerra a España, que aún desea defender sus últimas posesiones americanas. El Reino Unidos, fiel aliado de su antigua colonia no desea inmiscuirse en esta contienda, porque tener a España como enemiga cuando la situación continental es tan agitada no es una buena idea. Los tiempos reclaman tener aliados fuertes no hacer enemigos. En esta tesitura Thomas Pitt, ahora comandante de la Rama Especial (encargada de la seguridad del país, y que considero el precedente del MI5, servicio secreto inglés,lugar de trabajo de James Bond) debe asegurarse que nada le ocurra a Sophia Delacruz, una mujer inglesa de buena familia que huyó hace años hacia España para evitar un matrimonio concertado por su familia. Ahora regresa a Londres con la intención de mostrar una nueva manera de entender la fe y la relación del hombre con Dios. Algunos la consideran una santa, otros una agitadora que merece el castigo divino. En cualquier caso Thomas Pitt debe asegurar su protección porque cualquier cosa que le pase puede que enfade al gobierno español, y eso no se lo pueden permitir. Cuando Sophia y sus acompañantes desaparecen, Pitt deberá usar toda su inteligencia para averiguar qué se esconde detrás. Sigue leyendo ““Un misterio en Toledo”, de Anne Perry. La dureza de perder la fe.”

Anuncios
Novela nórdica, Policíaca

“Némesis” de Jo Nesbo. En busca de la venganza.

jonesbonemesis

Jo Nesbo sigue demostrando su talento con Némesis, la cuarta entrega de la serie de Harry Hole. Al igual que en las anteriores novelas se aprecia algo viejo y algo nuevo.

Némesis arranca con nuestro protagonista prestando ayuda al departamento de atracos de la ciudad. Se ha producido un atraco en una pequeña sucursal que ha causado un muerto y se solicita la ayuda del Grupo de Delitos Violentos, en dónde Hole trabaja. Su primera impresión es que el atraco resulta extraño, para averiguar la verdad contará con la ayuda de Beate Lonn, una joven policía. Además Hole se ve envuelto en un pequeño lío cuando una antigua amante aparece muerta y todo parece indicar que se ha suicidado aunque Harry sabe que algo oscuro se esconde detrás y decide indagar un poco más sobre lo que ha sucedido esa noche sobre todo porque él puede ser una de las últimas personas en haberla visto con vida lo que lo convierte en un posible sospechoso de asesinato.

Jo Nesbo lo ha vuelto a hacer. Ha recreado otra novela en la que Harry Hole brilla por con todo su oscuro esplendor. Es una novela que gana fuerza simplemente porque su protagonista es tan carismático que casi todo lo demás no importa. Casi, porque Nesbo no se deja seducir por Hole y siempre se impone crear una trama digna de un buen libro policial nórdico. Sigue leyendo ““Némesis” de Jo Nesbo. En busca de la venganza.”

Novela nórdica, Policíaca, Varios

“Sin límites” de Jussi Adler-Olsen. Un caso no tan emocionante.

silimitesjussiadler

La sexta entrega de las aventuras del comisario Carl Mørck tiene como título original “La chica colgada”. Dado que es un título no muy impactante el título elegido en español ha sido Sin límite, lo cual no deja de tener su gracia porque no refleja nada bien el espíritu del libro.

En esta entrega nuestro peculiar protagonista debe hacerse cargo de la investigación de asesinato de una joven que apareció colgada de un árbol. La peculiaridad del caso no es que la joven fuera hallada suspendida por los pies sino que han pasado diecisiete años desde los hechos y nada se ha avanzado en el caso, a pesar de que el comisario Christian Habersaat le ha dedicado mucho de su tiempo a intentar averiguar la verdad. Como ocurre siempre Mørck no tiene interés por investigar nada pero cuando el comisario Habersaat fallece de un modo tan espectacular tendrá que intervenir.

¿Cuándo una serie deja de ser atractiva? No lo sé. Supongo que depende de la propia serie, del atractivo de los personajes y del modo el que el escritor logre crear algo diferente en cada entrega. En el caso de Jussi Adler-Olsen la respuesta a esta pregunta vendría con muchos matices porque si bien la serie sigue contando con la buena labor de narración del autor y los personajes siguen siendo atractivos, se empieza a notar cierto cansancio en el discurrir de los libros porque se sigue un desarrollo que viene representado por un esquema que no ha variado desde el primer libro. Podemos decir sin temor a equivocarnos que si con La mujer que arañaba las paredes nos adentrábamos en una lectura con los giros narrativos bien colocados para atrapar al lector, con Sin límites intuimos casi desde el principio cómo discurrirá la acción. Y eso a veces no es bueno para un libro de intriga policial.

Con todo esto no puedo negar que he disfrutado con la lectura de este libro. Carl Mørck me sigue parecieron un personaje fascinante, y si tuviera que hacer una lista de mis comisarios preferidos él estaría entre las primeras opciones. Simplemente adoro este personaje, con su aire de mal humor, su tristeza, su humor ácido y su enorme corazón. Sus compañeros de aventuras por su parte continúan con sus peculiares locuras. Rose tan mandona, responsable y rara como siempre aunque algo comedida en sus acciones. Gordon sigue siendo tan adorable como inocente mientras que Assad no deja de ser el hombre de misterioso pasado. Supongo que aquí radica otro problema. Nada ha cambiado. Desde el primer libro sabemos que Assad guarda más de un secreto. Hay pequeñas pistas aquí y allá pero al final son todas especulaciones. Mantener el pasado de un personaje siempre es una buena estrategia pero en algún punto debes dejar que los secretos salgan a la luz antes de que se enquisten.

En cuanto a la intriga está bien construida pero se hace excesiva y larga, aún más cuando te das cuenta de la verdad de la muerte de la joven. Pese a ello el libro sigue aportando un buen misterio, con una investigación y una resolución decente aunque no del todo emocionante.

La verdad es que podría seguir contando bastantes cosas buenas del libro –desarrollo de los personajes, buenos diálogos, excelente escenografía…- pero siempre irían acompañadas de alguna matización negativa.

Sin límites es un buen libro, pero no el mejor de la serie. Me lo leí de un tirón pero no me emocionó. Pese a ello no considero que sea un tropezón en las aventuras de Carl Mørck porque cuando hablamos de series de larga duración hay novelas que te gustan más que otras porque el tema que tratan te emociona de una manera más profunda. En cualquier caso espero poder leer pronto el séptimo de la serie. Con un poco de suerte lo tendremos este otoño.