«Una primavera de perros», Antonio Manzini. Un irascible policía italiano.

Rocco Schiavone, un subjefe de policía con un gran carácter.

Siempre que que quiero leer una novela policial que me provoque ciertas sonrisas acudo a la novela policial italiana, puesto que casi siempre sus protagonistas son policías con un problema de adaptación social interesante, o sea, suelen tener muy mal genio, irascibles con los pequeños detalles y no les importa para nada insultar al personal. La verdad es que esas características los hacen más realistas, y los alejan de los fríos y muy educados policías ingleses, o de los ultra violentos nórdicos.

Una primavera de perros es la tercera entrega de la serie sobre Rocco Schiavone escrita por Antonio Manzini. Para ponernos un poco en perspectiva decir que Rocco es un subjefe de policía italiano, nacido y criado en las calles de Roma, y que es famoso por su peculiar carácter, además de su tragedia personal. Pues Rocco, haciendo uso de sus delicadas maneras, ha terminado en un pueblo del norte de Italia, enviado ahí por sus jefes a ver si se comporta un poco. Pero ya se sabe que Rocco es muy Rocco, y en el pequeño pueblo donde ahora vive ya ha ha dejado su impronta, tanto entre sus subordinados como entre las mujeres del pueblo, pues mantiene relaciones sexuales o amorosas con dos amigas para enfado de ambas.

Seguir leyendo ««Una primavera de perros», Antonio Manzini. Un irascible policía italiano.»

«Rosas muertas», Arnaldur Indridason. Otra intrigante novela del inspector Erlendur.

Segunda entrega de la serie del Inspector Erlendur, peculiar policía islandés.

Hace unos días reflejaba mis pensamientos sobre el último libro que había leído, comentando que no había sido una lectura muy agradable. Pero es un libro con unas críticas estupendas y con una puntuación en Goodreads muy alta. Pero no me gustó. No llegué a odiarlo pero supuso borrar de mi lista de futuras lecturas, tanto a la serie como a la escritora. Parece que el destino ha querido gastarme una broma porque a la hora de hacer la siguiente reseña planeada en el blog, el libro toca ha sido Rosas muertas de Arnaldur Indridason (Río negro, La voz, Hipotermia, Invierno ártico), en concreto su segunda entrega. Y me ha gustado bastante. Pero el resto del mundo parece que no tiene la misma opinión. Pero no me sorprende, Indridason es un autor muy peculiar que no gusta a todo el mundo.

Primero comentar que esta serie, en cuanto a su publicación, es un desastre porque su edición es nuestro idioma no siguió el curso natural. O sea, empezaron por un libro de mitad de la serie, la siguieron y ahora han vuelto a los primero libros, lo cual le quita cierto encanto, pero se siguió el orden de publicación inglés y poco hay que decir.

Seguir leyendo ««Rosas muertas», Arnaldur Indridason. Otra intrigante novela del inspector Erlendur.»

«Almas muertas», Ian Rankin. Libro policial al viejo estilo.

Después de unas cuantas semanas sin poder actualizar el blog -esta época del año siempre es caótica para mí- toca volver a retomar la rutina de siempre: disfrutar de las lecturas, escribir lo que pienso de ellas, ver algo de televisión, disfrutar del sol…

Una de las novelas que me mantuvieron entretenida estas semanas, en el poco tiempo libre del que disponía, fue Almas muertas de Ian Rankin. Es la entrega número diez del Inspector Rebus, un policía escocés que vive en Edimburgo y que es una fuerza de la naturaleza en si mismo. Quien haya leído algún libro de esta serie lo entenderá.

Al igual que ocurre con otras series que descubrí con cierto retraso – el primer libro de Rebus es de 1987 y fue publicado en castellano en el 2013 por RBA- no sigo la serie con orden, sino según las novelas llevan a mis manos, así que a veces es un poco confuso saber lo que ha pasado en la vida de Rebus. La última vez que disfruté de sus andanzas estaba para jubilarse, y personalmente parecía que todo se había estabilizado un poco. Y en Almas muertas vuelve a ser un hombre maduro, con una relación amorosa particular, y con una hija que aún sufre las consecuencias de un terrible accidente. Lo que sigue siendo igual es su mal humor, y esta tendencia a desviarse hacia el camino del alcoholismo. Es en cierto sentido lo que hace de Rebus y todo su mundo tenga un aire de novela clásica policial, al estilo de los años dorados del género, en donde los policías inteligentes luchaban contra el crimen a base de relaciones amorosas complicadas y una buena dosis de whisky escondido en una petaca de metal. A Rebus no le hace falta esconder que le gusta beber la bebida espirituosa de su tierra, que para eso está su bar preferido, pero es conscience de que su adicción está a punto de ser un problema si sigue ignorándolo.

Seguir leyendo ««Almas muertas», Ian Rankin. Libro policial al viejo estilo.»