Erótica, Novela romántica, Varios

“El tormento más oscuro”de Gena Showalter. Cómo domar a un guerrero inmortal como si fuera un perro.

tormentomasoscuro

Los libros son maravillosos porque te provocan sensaciones. Alegría, tristeza, incomodidad… Puedes llorar reírte a carcajadas mientras lees. Pero también pueden enfadarte y dejarte con la sensación de haber sido estafada. En un libro divulgativo que trate de abrir al lector los ojos ante los tejemanejes de los políticos y de las clases altas, es un resultado más que esperado pero en un libro romántico de corte paranormal, esta sensaciones no deberían producirse.

El tormento más oscuro es la novela número doce de la serie Los señores del Inframundo de la escritora Gena Showalter (El señor de los vampiros). Quién haya leído mis anteriores reseñas sobre los libros de la serie verá las primeras novelas dejaron una más que buena impresión pero ésta ha desaparecido por completo gracias a las últimas entregas publicadas en nuestro país. ¿La razón? La primera es que la idea de partida de que hubiera doce guerreros con demonios dentro que tenían que luchar contra sus propias debilidades para alcanzar el amor se me antojaba un buen punto de partida. Abría la posibilidad de descubrir un mundo mágico, legendario o fantástico que contuviera un poco de romance pero el uso repetitivo de una fórmula ha acabado por enturbiar la serie.

Sigue leyendo ““El tormento más oscuro”de Gena Showalter. Cómo domar a un guerrero inmortal como si fuera un perro.”

Cine, Varios

Cine para disfrutar de un buen verano

Con el verano cerca y las consecuentes vacaciones a la vuelta de la esquina es hora de ver qué libros metemos en la maleta, sin olvidarnos de llevar, eso sí, el siempre socorrido lector digital. Pero además de leer la libertad de tener más tiempo nos da la oportunidad de disfrutar de otra de nuestras grandes pasiones: el cine.

El cine veraniego, al menos en la gran pantalla, suele estar repleto de películas palomiteras, o comedias ligeras e insustanciales. O propuesta animadas para los más pequeños. No es un buen momento para buscar buen cine, o al menos un cine que destaque mucho por su calidad. Por eso los meses más calurosos son perfectos para ver aquellas películas que no tuvimos oportunidad de ver el año anterior y que son consideradas por muchos las mejores de ese año.

deadpool01

Pero ¿Qué películas son las mejores? Si consideramos la propuesta de IMDb las diez mejores son producciones internacionales casi imposibles de ver. La primera es Montaña II una película turca ambientada en la guerra. La segunda es Girl Venus  una producción de los Países Bajos que cuenta con solo cinco votos. La tercera es Friends don´t let friends y ha sido votada por doce personas. Sinceramente no es una lista que aporte mucha confianza. La misma confianza que los libros autopublicados de Amazon.

Podemos considerar la lista según el número de votos. Lo que supondría

  1. Deadpool
  2. Batman v Superman. El amanecer de la justicia
  3. Capitán América: Civil War
  4. Escuadrón Suicida
  5. La llegada
  6. Rogue One: Una historia de Star War
  7. Doctor Extraño
  8. Zootrópolis
  9. X-Men: Apocalipsis
  10. La ciudad de las estrellas (La La Land)

Por esta lista se puede apreciar que el número de votos no es sinónimo de calidad porque la película de Batman está consideraba por mucho como la peor de héroes de los últimos años.  Y Escuadrón Suicida ha sido un auténtico fracaso.

Pasamos a Metacritic. Para ellos las mejores películas del 2016 han sido

  1. Moonlight
  2. I Am no your negro
  3. Manchester by the sea
  4. Toni Erdman
  5. J. O.: Made In America
  6. La La Land
  7. One more time with feeling
  8. La tortuga roja
  9. Tower
  10. The Fits

Se puede apreciar que la calidad de las películas propuestas es mucho más alta aunque hay un predominio casi absoluto de cine estadounidense de autor. Signifique lo que signifique cine de autor.

zootropolis

Nos queda la última lista. La de Rottertomatoes. Para ellos más mejores han sido

  1. Moonlight
  2. Zootopia
  3. La La Land
  4. Manchester by the sea
  5. Hell or high water
  6. El libro de la jungla
  7. La llegada
  8. Encontrando a Dory
  9. Moana
  10. Love and friendship

kubo-y-las-dos-cuerdas-magicasEn esta lista hay algunos títulos que están presentes en la lista de Metacritic pero otros son –desde mi humilde punto de vista- una aberración. ¿Cómo es posible que la emotiva y mavarillosamente realizada Kubo y las dos cuerdas mágicas esté en duodécima posición no entrando entre las diez mejores y estando así por debajo de Encontrando a Dory? Sí, la película protagonizada por un pez que tenía la memoria de un pez y que se pasaba la película preguntando cosas y diciendo que no se acordaba de nada. Supongo que el poder de Disney es mucho poder. Esto también explica que Moana esté en novena posición cuando han existido películas animadas mucho mejores. Y porque Zootopia está en segunda posición. Cada uno que piense lo que quiera.

En cualquier caso, sea la lista de películas que sean, todas son válidas para darnos una idea del cine que bien vale la pena descubrir o ver otra vez. Por mi parte intentaré ver aquellas películas que no he visto para poder saber si merecen estar en la lista. ¿Vosotros tenéis alguna propuesta para este verano?

 

Thriller, Varios

“Sin una palabra” de Linwood Barclay. Un pasado trágico poco emocionante.

sinunapalabralinwoodbarclay

Sin una palabra  es la primera novela que leo de Linwood Barclay  y no ha sido una lectura que pueda clasificar de emocionante.

Todo comienza cuando Cynthia Archer, una joven de quince años, despierta una mañana encontrándose la casa familiar completamente vacía. Al principio le parece extraño pero dado los acontecimientos del día anterior –su padre la arrastró a casa después de encontrarla  borracha con su novio delincuente- puede que la ausencia de sus padres y de su hermano mayor tenga una explicación. Cuando el tiempo pasa y siguen sin aparecen la desesperación se apodera de ella. Han pasado veintinco años y Cynthia sigue sin sabe qué ocurrió con su familia. Ahora casada y con una hija pequeña siguen sin superar el trauma por eso acepta participar en un documental sobre su caso sin saber que su emisión destapará todo los secretos que se han mantenido escondidos estos años.

Sin una palabra tiene un elemento original que consiste en que toda la historia radica en que el narrador es el marido de Cynthia, Terry, un apreciado profesor de literatura. Desde su punto de vista somos capaces de ver cómo la tragedia de la protagonista la ha marcado desde entonces porque toda su vida sigue girando en torno a esa noche. A pesar de que su vida desde entonces no ha sido mala –se fue a vivir con una tía, consiguió estudiar en la universidad, se casó con el hombre que ama, tiene  una hija pequeña que adora el espacio- los temores de su pasado le impiden disfrutar de ella completamente. Se aprecia en el terror casi patológico que siente por dejar a su hija sin vigilancia a pesar de que no es precisamente una niña pequeña.

Es interesante cómo Barclay consigue deja claro cómo el pasado, las cosas trágicas que suceden en nuestras vidas, marcan nuestro presente y nuestro futuro. Y no podemos evitarlo. Cynthia es un buen ejemplo de no superación y eso que su familia sólo desapareció. No se sabe si han huido, si están muertos… pero nuestra protagonista sigue pensando en ellos. Es normal pero aquí es llevado a la exageración. En mi caso, llegué a estar harta de los temores de Cynthia, de sus obsesiones, de su modo victima que saca a relucir en cada oportunidad, de sus tendencias a mirar sus propias obsesiones y sentimientos dejando del lado todo lo que sucede a su alrededor. Está tan metida en su papel de víctima que no se da cuenta –o no le importa- que su marido sufra o que su hija tenga terrores ante la colisión de un asteroide porque lo más importante es que ella hace veinticinco años perdió a toda su familia. Ella es la VÍCTIMA. Sí como letras mayúsculas. Y si como lector aún no te has dado cuenta de cómo le afectó psíquicamente, no te preocupes, ella  te lo mostrará en cada ocasión en que aparezca. En este punto se agradece que el narrador sea el marido, si hubiera sido ella el libro se convertiría en una muestra de patética autocomplacencia difícil de leer.

Por este motivo el libro en su primera parte avanza muy poco. Se habla del programa de televisión, de la adivina, del colegio, de la tienda donde trabaja ella. Pero principalmente de las obsesiones de Cynthia, y de cómo su marido y su hija lidian con ello. Ya en la mitad del libro las cosas se ponen interesantes porque muere gente, Pero luego llegamos a otro momento de relajación. Y ya en los últimos capítulos después de que la protagonista tome una decisión muy egoísta toda la trama se embarca en una loca carrera que termina en un final un tanto atropellado, pero esperado. Esta parte es mucho más interesante sobre todo por la presencia del antiguo novio de Cyn, que posee una carrera delictiva muy interesante. Es una pena que este personaje no  apareciera en ya en los primeros capítulos porque forma un equipo con Terry. Uno con muy pocos principios morales a la hora de usar la violencia, y el otro un mojigato muy pegado a sus principios.

En cuanto a la trama después de que el detective contratado por la pareja comente un par de cosas ya sabes cómo va a acabar todo, más o menos. El asesino también te lo esperas.

Sin una palabra ha sido un libro que no he terminado de una sentada porque sinceramente no me ha atrapado. Si bien he me gustado la manera de escribir del Lindwood Barclay, sencilla y sin grandes pretensiones, no ha sido así en el modo en que maneja a los personajes o en el desarrollo de la trama. Creo que el balance entre unos elementos y otros no es satisfactorio. Es una novela que simplemente se deja leer, a veces con dificultad por la tediosidad de lo narrado. Puede que no la recuerde bien si me preguntas de qué iba en unos meses. Puede que esto describa mejor que todo lo anterior la sensación que me produjo su lectura.

Por último comentar que este libro tiene una continuación que nos cuenta cómo la va a la familia Archer siete años después de lo que se cuenta en este libro. Y no es algo feliz. Y no nos extraña con el carácter victimista de Cyn. No está traducido al español y aunque lo estuviera no creo que entrara en mi lista de posibles lecturas.