Ciencia Ficción, literatura, Varios

“Las tierras baldías”, Stephen King. Destino y cuentos infantiles

lastierrasbaldiasstephenking

Las tierras baldías es el tercer volumen de la Torre Oscura, del escritor Stephen King. Para aquellos que se han leído los dos anteriores volúmenes, El pistolero  y La llegada de los tres, sabrá que con esta serie no hay que ir con prisas.

La historia arranca con lo Roland, Eddie y Susannah embarcado en una viaje hacia la Torre Oscura -el motivo está aún por descubrir-; no es un camino fácil por las dificultades que tiene la joven y porque por el camino siempre hay algún que otro peligro. En este caso un guardián loco que vive sus último momentos. Parece que nada ha cambiado desde los dos últimos libros salvo que en este se puede decir que se cierra el círculo, porque es el momento en que los cuatro, junto con el joven Jake, forman el grupo destinado a llegar a la Torre Oscura.  Sigue leyendo ““Las tierras baldías”, Stephen King. Destino y cuentos infantiles”

Anuncios
Acción, Cine, Drama, Histórico cine, Varios

“Dunkerque”, cine bélico sin sentimientos.

dunkerqueSe acercan las nominaciones a uno de los premios más importantes del mundo cinematográfico, los Óscar 2018, y como todos los años la polémica sobre quién está, quién debería estar o quién no debería será el factor común que aunará a todas las categorías. Más allá de que muchos de los nominados y premiados lo estén por cuestiones de mercado no cabe duda de que siempre habrá una representación de lo mejor del cine. Aunque no gane.

De las películas que seguramente estarán entre las nominadas estará Dunkerque del director Christopher Nolan (Liga de la Justicia, Batman v Superman, Interstellar) que nos relata la trágica huida de ejército británico de suelo inglés en los primeros momentos de la II Guerra Mundial. No es un relato fácil porque la guerra, los muertos y la tragedia siempre acompañan a estos acontecimientos pero por alguna curiosa razón Nolan ha conseguido despojar de toda humanidad -y con ello de todo sentimiento- a la narración que en muchas ocasiones parece un documental. Documental que no cuenta al final toda la verdad porque la participación francesa en la huida no se cuenta, ni tampoco otros detalles histórico. Y como mencionó un crítico francés ni siquiera se sabe quién es el enemigo porque nunca se menciona. O que se podría verla solo mirando el avance porque lo cuenta todo. La verdad es que la historia no siempre está contada tal y como ocurrió sino que depende de quién ganara la batalla, o en este caso de quién pone el dinero.

Sigue leyendo ““Dunkerque”, cine bélico sin sentimientos.”

literatura, Novela histórica, Varios

“El tigre”, Joël Dicker. Un relato de corto recorrido.

 

eltigre-joeldickerEsta va a ser seguramente una de las reseñas más cortas de este blog, más que nada porque si la extiendo en demasía puedo llegar a superar la longitud de la propia novela -más bien no novela- y quedaría todo muy raro.

Lo primero que hay que mencionar es que el objeto de nuestra crítica es un relato que Joël Dicker presentó a un concurso juvenil. El relato causó muy buena impresión a la presidenta del jurado, levantando seguramente alguna que otra ceja ante la manera narrativa de su autor, bastante superior para lo que se podría esperar de un joven de apenas diecinueve años. Ahora este relato ha salido a la luz y se puede comprar a un carísimo precio de 14,90 euros, y digo caro porque porque el libro tiene apenas sesenta páginas, y alcanza tal cifra por el tamaño de la letra -en otras ediciones como la italiana se queda en unas veinte páginas- y porque se han incluido unos hermosos dibujos.

¿Vale la pena comprarlo? Según mi modesta opinión no. Por ese precio me puedo comprar algún libro de la saga de Alcatraz Smedry de Brandon Sanderson que tiene casi 300 páginas. O por un poco menos la versión bolsillo de Nacidos en la bruma del mismo autor, que cuenta con 800 páginas. No es que valoremos un libro por el número de páginas sino por su calidad pero… sesenta páginas son quince euros. Sale la página muy cara. Al menos para mi bolsillo. Así que me alegro mucho de haber cogido este título en la biblioteca pública y no comprarlo. Agradezco a mi instinto que me recordó que yo sería una de las pocas lectoras que dejó a medio leer La verdad sobre el caso Harry Quebert y que no era muy sabio arriesgarme otra vez.

Para aquellos a los que le encanta este autor -y les sobra dinero- seguramente les emocionará este relato porque en él ya se vislumbra la técnica narrativa que hará famoso a su autor. Es una historia muy bien escrita -no puedo decir que sea original porque para mí no lo es, hay demasiadas referencias en mi cabeza, siendo una de ellas cinematográfica para que pueda considerarlo una obra novedosa- que transcurre con calma y sosiego con la intención de intentar imitar a los grandes escritores rusos.

No es un mal relato pero no me ha gustado mucho. El estilo de Dicker es demasiado recargado aunque puede que esta palabra no sea la justa. Lo que hace como escritor y lo que lo distingue de otros es que para contar un momento o circunstancia necesita un capítulo entero, cuando se puede narrar en un par de hojas. Puede que el hecho de que me canse leerlo se debe a que desde hace tiempo leo bastante literatura anglosajona y ellos suelen ser bastantes cortantes en sus narraciones. Los nórdicos también no suelen andar con florituras. Pero he leído autores como Stephen King, Patrick Rothfuss, John Connolly, Jo Nesbo… que a veces se alargan un poco pero no se hacen pesados. Con Dicker si. Así que en este caso que el relato tenga unas sesenta páginas ha sido una bendición porque llega a tener setenta y lo dejo a medio camino. Por suerte me he entretenido con las hermosas ilustraciones así que la hora que tardado en leerlo no ha sido una gran pérdida de tiempo.

Y llegamos al fin de la reseña. Y a estas alturas ya te habrás dado cuenta de que no he dicho nada del libro porque si te cuento quién es el protagonista, qué quiere hacer y le añades que la literatura rusa clásica tiende a ser trágica, ya puedes averiguar el final.

El tigre de Joël Dicker. Editorial Alfaguara. Tapa dura. Páginas: 64.
Cómpralo