«Un lugar desconocido», Seicho Matsumoto. Una clásica novela de misterio.

Un lugar desconocido de Seicho Matsumoto es una novela que salió a la luz por primera vez en junio de 1971 que ha sido traducida y publicada en nuestro país por Libros del Asteroide. Tiene por lo tanto cincuenta años y por ello hay que considerarla desde la perspectiva de que estamos leyendo una novela en cierto sentido histórica, aunque puede que muchos de los elementos que en ella se aprecian aún continuen vigentes en el actual Japón. El crimen no conoce fronteras, ni siquiera las que marca el tiempo.

Seguir leyendo ««Un lugar desconocido», Seicho Matsumoto. Una clásica novela de misterio.»

«Ni una palabra», Harlan Coben. Simple entretenimiento.

Ni una palabra  de  Harlan Coben es una novela confortable de leer, o sea, cuenta con unos personajes correctamente descritos, una trama que se complica un poco, algo de intriga y un final que no molesta en exceso a nadie. Una novela que lees sin que llegue a molestarte por estar mal escrita o por ser excesivamente inquisitiva con su contenido social. Tampoco implicará que te entusiasmes por ella debido a su gran valor literario. Es, en definitiva, una novela confortable de leer, como ese sillón de tu casa que es muy cómodo pero no lo suficiente para que te duermas cada vez que te sientas en él.

Seguir leyendo ««Ni una palabra», Harlan Coben. Simple entretenimiento.»

« 61 Horas», Lee Child. Una invernal aventura de Jack Reacher.

Si hay algún tipo duro por ahí suelo ese es Jack Reacher, el protagonista de 61 hours, que se dedica a ir de pueblo el pueblo por los Estados Unidos arreglando asuntos un tanto sangrientos. Pero hacemos un poco de historia.

Conocí a Jack Reacher por una adaptación cinematográfica –que no  vi porque no me gusta el actor- lo que llevó a que indagara un poco es su primera novela, Zona peligrosa, publicada por RBA en el 2015. En esta novela se presenta nuestro protagonista, un tiparrón de casi dos metros de altura, rubio y con una cara que no ha visto una sonrisa desde el día en que nació. Nacido de un padre militar se crió en diversas bases estadounidenses repartidas a lo largo del mundo. Era natural que se hiciera militar. Pero con el tiempo consideró que era mejor dejar el ejército antes de que se metiera en un lío del que no podría salir indemne. Se puede decir mucho de Jack, pero la paciencia no es lo suyo, y si quiere romperle los dientes a un superior lo hará sin remordimiento. Así es Jack Reacher.

Seguir leyendo «« 61 Horas», Lee Child. Una invernal aventura de Jack Reacher.»