Acción, Ciencia ficción, Cine, Varios

Ant-man y la Avispa. Diversión sin riesgos

ant-man y la avispa

Scott Lang (Paul Rudd, ) ha dejado a un lado su papel como súper héroe y vive recluido en su casa hasta que concluya su condena. Sin salir de casa solo se divierte cuando su hija va a visitarlo. Cuando faltan unos días para que concluya su condena y pueda ser un hombre libre se presenta en su casa Hope Van Dyne (Evageline Lilly, El hobbit, Acero Puro) que lo lleva a ver a su padre, Hank Pym (Michael Douglas) porque necesitan su ayuda, puede que hayan encontrado una manera de rescatar a la madre de Hope del mundo de los átomos. Para conseguir que todo salga bien deberán luchar contra un nuevo villano, una joven que parece desvanecerse, contra un hombre de negocios sin escrúpulos y contra las fuerzas de la ley.

A pesar de que Ant-man y la Avispa es la segunda parte de Ant-man estrenada en el 2015 se puede ver de un modo independiente aunque evidentemente se aprecian una serie de pistas que nos dan pie a pesar en otras películas o historias de la franquicia. Es importante este hecho porque cada vez que se estrena una película de Marvel surgen multitud de reportajes explicándote cuál es la línea temporal que las ordena, cuáles son las pistas que se esconden en las escenas, qué personajes son importantes, cuáles no… Pero el caso es que si no has visto ninguna de las anteriores, si eres sólo un padre -hombre o mujer-a la que no le queda otra que llevar a tu hijo al cine porque le gusta este tipo de propuesta no hay que ponerse nervioso, ya que la estructura narrativa es muy simple. Hay que recordar que estamos ante un género que ha llevado la palabra entretenimiento a su máximo exponente, así que los grandes discursos narrativos y las posibles complicaciones de una existencia como súper héroe no están presentes -lo están en otro universo de héroes y el resultado no es bueno, solo hay que recordar la última propuesta de Batman-, y si lo están se decoran con una buena capa de humor.  Sigue leyendo “Ant-man y la Avispa. Diversión sin riesgos”

Acción, Novela histórica, Varios

“Sirius. El perro que casi cambió la historia”, Jonathan Crown. Buenas intenciones en una trama poco histórica

sirius

Sirius. El perro que (casi) cambió la historia es una novela muy peculiar, tanto que es difícil catalogarla en un género concreto porque de si algo estoy segura es que no es histórica, al menos con todo el peso que dicha palabra posee.

La novela nos cuenta la vida de un peculiar perro, un fox terrier, llamado Levi, propiedad de la familia del profesor Liliencron, investigador alemán experto el plancton. Él vive una tranquila vida con su hermosa mujer, un hijo que aspira a ser médico y una hija que es una gran pianista. Viven en Berlin y es 1938. Y ellos son judíos. Considerando todo esto no es de extrañar que el lector ya vislumbre qué es lo que le puede pasar a esta familia, aunque al final no es tan trágico porque mientras el nazismo avanza y los Liliencron tienen la suerte de poder huir de Alemania, vía Génova, para llegar a los Estados Unidos, en concreto a Los Ángeles, pues allí tienen amigos que les pueden ayudar en su nueva vida.

Una vez que la familia está en la meca del cine, la familia alemana descubrirá las grandes fiestas en donde corre el alcohol, los secretos peor guardados de las grandes estrellas… y el extraño camino que llevó a un perro a ser una gran estrella de cine. Y luego de un circo. Y luego la mascota de un personaje histórico importante.  Sigue leyendo ““Sirius. El perro que casi cambió la historia”, Jonathan Crown. Buenas intenciones en una trama poco histórica”

Acción, Aventuras, Ciencia ficción, Cine, Varios

“Jurassic word. El reino caído”. Cuidado con las buenas intenciones.

jurassic_world_el_reino_caido

Siempre nos hemos sentido fascinados por los monstruos. Unos provocan pavor, un miedo que te atenaza las entrañas porque juegan con un alma y tu cordura más que con tu cuerpo. Son los fantasmas, los devora almas, el Diablo, los ángeles caídos… Otros son más carnívoros, en el sentido de que nos ven como aperitivos a los que hincar del diente. Podríamos decir que King Kong fue en primer gran “comedor” pero no sería cierto, el pobre fue más bien una víctima de la maldad del hombre. Para buscar referencias puede que nos tengamos que ir hasta el nacimiento de Godzilla o hasta todas estas películas de serie B estadounidenses donde los animales adquirian unas proporciones enormes y muy mala leche por culpa de la radiacción. Ahora ya no se lleva los elementos radioactivos – aunque las Tortugas Ninja puedan aún disfrutar de sus beneficios- sino la ingeniería genética.  Y aquí entra Michael Crichton con su novela Jurassic Park que llevó la idea de montrada en Víctimas de Dean Koontz, a un nuevo horizonte. Eligió replicar a los dinosaurios con fines recreativos. Y así acabó la cosa. Muy mal.

La historia de Crichton pronto tuvo su adaptación cinematográfica de la mano de Steven Spielberg. El éxito fue arrollador lo que llevó a una segunda y tercera entrega. Con desigual fortuna. Pero ya se sabe que los monstruos pueden descansar pero nunca se rinden de modo que el proyecto volvió a resurgir en el 2015 con nuevos actores y formato pero con la misma idea principal. Esta primera entrega  no terminó muy mal para los protagonistas aunque por poco pierden la vida así que era un poco lógico que intentaran convertirse en tentempiés una segunda vez.  Sigue leyendo ““Jurassic word. El reino caído”. Cuidado con las buenas intenciones.”