literatura, Novela histórica, Policíaca

Asesinato imperial, Paul Doherty

En una época en la que la influencia del cristianismo en Roma es cada vez mayor, el poder de Constantino se verá amenazado cuando aparecen asesinadas tres prostitutas de La Casa de Afrodita, un famoso burdel frecuentado por el propio emperador. Helena, madre de Constantino, tratará de proteger el futuro de su hijo contratando los servicios de Claudia, la sobrina de un tabernero que se hará pasar por sirvienta para descubrir al verdadero asesino. Por ella también tiene un secreto que esconder…

Cuando supe que la editorial Bóveda iban a publicar a Paul Doherty me alegré, esta novela suponía la presentación de una nueva serie: La antigua Roma que tendría como  transfondo la investigación de ciertos asesinatos.  Me encanta este periodo histórico así que era una compra casi asegurada.

Asesinato imperial es una novela interesante en su conjunto, con una buena base en cuanto a personajes y con respecto al tratamiento histórico de Roma, que sin ser excesivo en detalles permite implicar al lector en la época en la que se desarrolla la trama. Lo que no es tanto es un libro de intriga, es verdad que juega con ella, que la usa para trazar el armazón de la trama pero es eso, un armazón nada más porque lo importante son los personajes y el juego de poder que existe entre ellos. El problema radica en que una vez identificados los actores de esta historia la repetición constante de los mismos tiras y aflojas entre los poderosos y los más débiles deja de tener interés hacia la mitad del libro. La sucesión de encuentros entre Claudia y Helena no aporta nada interesante a la trama de investigación solo es la confirmación de que una es la madre del emperador, con un poder absoluto, y la otra es una simple “ratoncita” que se puede jugar con ella si uno así lo desea.

Ya centrados en la historia,  arranca con una joven Claudia, quien está trabajando para Elena, la madre del actual emperador, Constantino. Ellos están en el poder desde hace poco y los seguidores del Majencio aún son peligrosos. Claudia es una “espía” que trabaja para Anastasio, un mudo sacerdote cristiano y fiel servidor de Helena. Pero nuestra joven protagonista también “coopera” con la fuerte comunidad cristiana, aunque ella no profesa esta religión. Es una joven que se ve sacudida por los deseos de los más poderosos, pero que en el fondo controla su destino pues se ha unido en este peligroso juego de poder para atrapar al hombre que la violó y que mató a su hermano pequeño. Su sed de venganza contra ese hombre es total y está dispuesta a unirse con quien sea con tan de atraparlo.

Claudia deberá investigar quién está detrás de los asesinatos de las cortesanas que han gozado con el actual emperador, quien ha matado también a Fortunata, una espía de la emperatriz. ¿Es un seguidor de Majencio? ¿ Un loco? ¿Es un plan para destrozar al nuevo imperio?

Las preguntas que se hace en lector al comienzo se van a empezar  a responder poco a poco pero a un ritmo un tanto lento. Como ya he comentado el problema según mi punto de vista es que la trama gira en exceso sobre los personajes y no sobre la investigación. De un modo constante seguimos a Claudia por Roma, observando como va de un lado para el otro, desde el palacio imperial hasta la taberna de su tío Polibio. Descubrimos ciertas intrigas, los asesinatos continúan, ciertas personas siguen a la joven, aparece más personajes como un aguerrido gladiador, o un atractivo actor que revolotean alrededor de la joven.

Y a pesar de existir dos tramas, una centrada en las más altas esferas y que tiene como destinatario las muertes de las cortesanas, y otra en un asesinato en la taberna de Polibio, ninguna de las dos resulta atractiva porque no se avanza en ninguna de ellas. Nuestra joven investigadora no investiga, realiza alguna que otra pregunta, y se dedica a mirar, a escuchar y a pasear por Roma con un bastón en la mano y comiendo de vez en cuando en un puesto.  Claudia no es un mal personaje, pero es algo “insignificante”, un término que ahora me parece apropiado y definitorio. Está tan metida en su papel de “ratoncita” ( el uso de este adjetivo es excesivo según mi parecer) que es un personaje estático sobre el que recae la acción pero que no la busca ni desea participar en ella. ¿Alguien le sigue? Corre. ¿Alguien intenta hacerle daño? Corre. Entiendo su papel de “observadora” pero no estaría mal que se implicara de un modo más activo en la trama, que no fuera la que simplemente une las piezas sueltas del misterio que está investigando. Quizá lo peor es que también es rígida, sobria, estática en su vida personal de modo que la miramos siempre con los mismos ojos, tanto si está bajo la mirada escrutadora de Helena, como hablando con se tío al que quiere mucho. No estaría de más que tuviera dos caras, la que muestra en su faceta de espía, y la que muestra a los que quiere.

Todas estas características hace que hacia el final del libro las tramas se resuelvan de un modo bastante abrupto. Es cierto que el misterio del asesinato en la taberna se descubre antes pero tanto uno como otro el lector asiste a la declaración de Claudia de quien es el culpable y poco más.

Asesinato imperial pese a sus defectos como libro de investigación policial, si es un más que correcto libro histórico porque nos muestra los tejemanejes a los que se enfrentaban los poderosos en un momento en que Roma estaba a las puertas de perder lo poco que aún conservaban. Y en ese aspecto me ha gustado mucho, sobre todo cuando se describe como el cristianismo va dejando de ser una religión perseguida para ser partícipe en el juego de poder que determinará el futuro del Imperio Romano.

Por último comentar que este libro pertenece a una serie, La Roma Antigua,  que en este caso no ha sido respetada,

1. Domina (2002)

2. Murder Imperial (2003) Asesinato imperial

3. The Song of the Gladiator (2004)

4. The Queen of the Night (2006)

5. Murder’s Immortal Mask (2008)

Mencionar que es una serie que se centra en las intriga de Helene y en las aventuras de su espía Claudia.

Asesinato imperial Paul Doherty Serie: La Antigua Roma Editorial:  Bóveda Páginas: 343 ISBN: 978-84-936684-7-1 Precio: 17,00 €

 

 

Anuncios

2 thoughts on “Asesinato imperial, Paul Doherty”

  1. Juraría que he leído algo de este autor pero yo diría que es una novela basada en el Antiguo Egipto, no sé tendría que mirarlo. Esperemos que saquen la serie entera ¿no? Porque sé de algunas que las han dejado a medias…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s