literatura, Novela negra, Policíaca, Thriller

No abras los ojos, John Verdon

No abras los ojos

John Verdon

Editorial: Roca

Género: Thriller Policial

Página: 552

ISBN 9788499182872

Precio: 21,50 €

Serie: David Gurney 02

Dave Gurney el protagonista de la primera novela de John Verdon, Sé lo que estás pensando, vuelve para enfrentarse al caso más difícil de su carrera, una batalla con un adversario implacable que no sólo es un inteligente y frío asesino, sino que no tiene reparos en atacar directamente al punto débil de Gurney: su esposa.

 Ha pasado un año desde que el ex detective de la policía de Nueva York consiguió atrapar al asesino de los números y, aunque es su intención retirarse definitivamente junto a su esposa Madeleine, un nuevo caso se le presenta de forma imprevista. Una novia es asesinada de manera brutal durante el banquete de bodas, con cientos de invitados en el jardín y ese es un reto al que es imposible resistirse.

Todas las pistas apuntan a un misterioso y perturbado jardinero pero nada encaja: ni el móvil, ni la situación del arma homicida y sobre todo, el cruel modus operandi. Dejando de lado lo obvio, Gurney empieza a unir los puntos que le descubrirán una compleja red de negocios siniestros y tramas ocultas llevadas por un sádico..  

Después de Sé lo que estás pensando el escritor estadounidense John Verdon vuelve a retomar al personaje de Dave Gurney en una trama donde nada es lo que parece hasta el final.

 La novela arranca con fuerza, el asesinato cruel de una novia el día de su boda pues momentos antes de dar el brindis nupcial a la joven le cortan la cabeza y la colocan en una mesa delante de su cuerpo cercenado que permanece tranquilamente sentado en una silla.

Un crimen impactante pero no novedoso, muchos libros de intriga empiezan con asesinatos horribles. La imaginación del escritor de intriga policial, suele alcanzar cotas muy altas a la hora de planear asesinatos. Manera muy efectiva de estremecer al lector y de atrapar su atención.

No abras los ojos presenta también esta característica morbosa curiosidad pero con el aliciente novedoso de que ya desde el principio está claro quien es el asesino, un jardinero mexicano.  La policía a rastreado todos los lugares posibles para encontrarlo pero ha sido inútil por lo que la madre, Val Perry decide contratar a David Gurney, ex detective del departamento de Nueva York, como asesor para que investigue dónde está el asesino de su hija.

Es evidente que el lector avispado sabe que detrás tiene que haber algo más porque con más de quinientas páginas seguro que nada es lo que parece. Además si ha leído la anterior novela comprenderá que la mente de Verdon para desarrollar tramas complejas que no se resuelven totalmente hasta el final harán de esta novela una lectura sin duda fascinante.

 Pero de qué va la novela. Partimos de un asesinato cruel. De una madre desesperada por atrapar a su asesino. Y de un ex detective que ahora está tranquilamente retirado y vive con su mujer  en una pequeña granja en Catskills, su mayor preocupación es qué abono le dará a la esparragueras o cuándo se lo tendrá que echar. Para matar la monotonía cada cierto tiempo acude a dar un seminario a la Academia de Policía. Para mayor aburrimiento ha dejado atrás su afición por las fotografías de criminales en serie retocadas que tanto molestaban a su mujer Madeleine. En definitiva está viviendo una tranquila y monótona vida desde los sucesos el año pasado. Aún así está inquieto por lo que cuando acude Val Perry a su casa y le expone el caso de su hija decide aceptarlo pero dándose un plazo: dos semanas.

A partir de ese plazo Gurney comienza su investigación para saber dónde puede estar el asesino. Lo primero es hablar con los testigos, recoger pruebas, e indicios. Con una visión nueva se da cuenta de que nada es lo que parece, hay demasiados flecos en la investigación, su instinto y ese peculiar tendencia a no dejar las piezas sueltas sobre todo las que no encajan le llevan a tropezar con una trama mucho más compleja de lo que esperaba.

Pero el precio por volver a ser lo que es tiene un precio: Madeleine, su mujer que no desea vivir el horror de los crímenes acaecidos en la anterior novela. A diferencia de Gurney ve el mundo de un modo distinto, lleno de posibilidades felices, de colores llamativos, mientras su marido es más racional, más inquisitivo y de mente inquieta lo que hace de él un excelente policía. Madeleine tendrá que superar sus temores y ser capaz de reconocer a su marido más allá de su papel de marido porque por mucho que cambien de lugar o esté retirado, sigue siendo un detective muy bueno.  Hasta ese momento hay silencios tranquilos y fricciones tensas que muchos años de matrimonios consiguen apaciguar. Son un buen matrimonio.

 Frente a los problemas que Gurney ha traído a su matrimonio a aceptar el caso, está toda la investigación del asesinato que arranca de algo que parece incuestionable como es la identidad del asesino. Me ha gustado como poco a poco a poco va avanzando la investigación. Al principio Gurney está solo y actúa casi de tapadillo pues no tiene licencia de detective privado, en estos momentos él con su soledad, sus reflexiones y su adicción al café nos permiten conocer más al personaje pues Verdon consigue hace un retrato psicológico de él muy interesante en el que el propio personaje se plantea su papel como padre y como marido dotándolo de mayor profundidad. Sus debilidades como hombre de familia se contraponen a su poderío absoluto como investigador capaz de resolver cualquier crimen. Debilidad y fortaleza que se contraponen en un inestable equilibrio.

Ya más centrados en la investigación a medida que esta avanza se comprueba que la joven asesinada puede no ser la única y de modo que aparecen más personajes lo que le otorga mayor vivacidad a la trama pero sin que Gurney pierda protagonismo. Quizá esa sea uno de los únicos problemas que puede encontrarse en el libro, protagonista y su excelente capacidad deductiva anula a los personajes que están a su alrededor, sobre todo a los policiales. Me hubiera gustado por ejemplo que Jack Hardwick tuviera un mayor peso porque es el contrapunto perfecto para la seriedad de Gurney.  Cuando están junto los diálogos ganan mucha soltura y agilidad.

La trama de asesinato y todo lo que conlleva está bien planteada, juega con el elemento de que la víctima no era una persona muy agradable en ningún sentido por sus tendencias destructivas y por ser una abusadora sexual desde muy pequeña.  Es importante en este libro el elemento sexual más despiadado del mundo (el abuso infantil, …) porque permite jugar con conceptos morales como la legitimidad de la venganza que choca con las tendencias más peligrosas, con los asesinos más crueles.

No podemos olvidarnos que al principio nos encontramos con un batillurrilo de cosas que no somos capaces de relacionar: el vecino abandonado, el colegio para chicas conflictivas, los anuncios de pañuelos, el coleccionista de arte,  los Skard…pero todas bien enlazadas y son coherentes entre sí, es decir, todo está porque tiene que estar y son necesarias para entender una trama que no es nada simple. La unión de estas pequeñas cosas que se van descubriendo poco a poco, lo que las relacionar entre sí no se logrará entender en su conjunto hasta el final. Quizá sea ese el gran logro de libro, ver como esas pequeñas piezas que Gurney va descubriendo se van ordenado en un puzzle que presenta una imagen aterradora que no se desvela hasta el final, manteniendo al lector pegado a las páginas del libro .

No abras los ojos me ha enganchado desde el principio por la solvencia de sus personajes, por una trama que va de lo más simple a lo más complejo, de lo horrible a lo horripilante, en un final del todo inesperado.

Con respecto a ese final si es ciertamente inesperado aunque creo que se resuelve todo demasiado rápido.

Con respecto a la serie tendremos que esperar hasta el año que viene para poder disfrutar de la siguiente novela y alegrarnos de que  John Vernon cambiara de opinión pues consideraba que solo  haría una trilogía pero ha aumentado la serie a cinco libros. Una oportunidad estupenda para ver cómo evolucionan los personajes.

Calificación: 8/10

Quizá te interese

Oksa Pollock y el descubrimiento de Edefia
Todo lo que muere
En el país de la nube blanca
Tiempo muerto

Anuncios

8 thoughts on “No abras los ojos, John Verdon”

  1. Se lo que estás pensando me gustó mucho, me pareció una idea bastante original así que tengo curiosidad por este nuevo título para ver si me sorprende igualmente, espero leerlo pronto

  2. Mucho más trabajada , literariamente hablando , que su predecesora . Sin embargo creo que se podría evitar el forzado y tal vez algo grotesco final , que teniendo en cuenta la habilidad del autor y el desarrollo de la novela se habría podido ceñir a cauces más tradicionales. De todas formas recomendable.

    1. Alfredo tienes razón la única parte que flojea es el final, personalmente demasiado precipitado. Aún así vale la pena.

  3. Lamento discrepar, pero no me ha gustado. La trama es algo tramposa, empezando por el tema sensacionalista de las depredadoras sexuales y terminando por el giro increíble y forzado del final. Increíble porque es un conejo sacado de la chistera pero previsible cuando uno intenta anticiparse a ver qué conejo va a sacar el autor, al menos a mí se me pasó por la cabeza quién podría haber asesinado a la novia, aunque ni idea de cómo. Además me resultaba aburrida en ocasiones. Me gustó mucho más Sé lo que estás pensando. Lo que salvaría es la construcción de los personajes principales, el protagonista, su mujer y su contrapunto, el policía. Espero que la tercera novela está más al nivel de la primera, en la que realmente fue muy ingenioso.

    1. Miau tienes razón, una de las cosas más criticables del libro es el final, excesivamente apresurado. Me ha gustado la analogía con “el conejo sacado de la chistera” porque refleja bastante bien la sensación que produce dicho desarrollo. Aún así me gustó quizá por no tener referencias del primero que aún no he leído.
      Yo espero que el tercero esté en estos aspectos un poco mejor trabajado. Ya veremos.

  4. Se lo que estas pensando a mi me gusto, pero no abras los ojos lo termine esta tarde y me ha encantado….. que manera de mantenerme en vilo hasta el final….. Esperando con ansias una tercera novela de john Verdon

  5. aunque si me ha parecido demasiado “corto” el final, demasiado “rapido”….. Como he leido por aqui, apresurado….. por lo demas me ha encantado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s