«A Man», Keiichirō Hirano. El comienzo de una nueva vida.

a man - keiichiro hirano

¿Quién no ha deseado alguna vez desparecer y empezar de nuevo en lugar diferente? Simplemente borrar todo aquello que fuimos una vez y ver el futuro como algo que podamos escribir sin cargar con un pasado que nos atormenta. Parece fácil deshacerse del pasado pero es una carga que siempre nos acompaña, aún cuando cambiemos de lugar, de nombre o de rostro.

Akira Kido es un abogado que trabaja en Tokio. Aplicado y disciplinado su vida profesional es muy buena, aunque no tanto su vida privada. Casado desde hace diez años con una mujer a la que ama, o amó en su momento, tiene un hijo pequeño al que quiere mucho, algo que en cierto modo le sorprende. Uno de sus clientes fue Rié Takemoto, a la que ayudó durante el divorcio de su primer marido. Ahora vuelve a solicitarle su ayuda ya que su segundo marido, fallecido en un accidente en el trabajo, no era quién decía ser. Rié desea saber quién era realmente su marido y así poder cerrar una parte de su vida.

 

A man, ganadora de premio literario Yomiuri, de gran prestigio en Japón, indaga de la mano de su autor Keiichiro Hirano, en la dificultad de encontrar nuestra propia identidad y en la reconciliación con lo quien somos realmente.

No publicado en español, esta novela llegó a mis manos a través de una oferta de Amazon. Su argumento parecía interesante pero sobre todo me atrajo la posibilidad de leer algo escrito por un autor japonés que no implicara un asesinato por el medio.

Esta novela tienen una estructura extraña. Está como estructurada en capas. La primera capa viene de la mano de un escritor que se encuentra con un extraño personaje en un bar con quien entabla conversación, para gran satisfacción del primero porque en es esos pequeños encuentros en donde encuentra su inspiración para sus novelas. La segunda capa viene del narrador de la historia, un abogado que trabajó en el divorció de una mujer incapaz de seguir viviendo con su marido después de la muerte de su hijo pequeño por culpa de una terrible enfermedad. La tercera capa viene de la mano de esa mujer. Pero ahí no acaba todo porque la historia no gira sobre el gran sufrimiento que Rié Takemoto soporta por la pérdida de un hijo, no es todo es tan sencillo, porque la historia principal parece que tiene como núcleo a su segundo marido, quien después de fallecer en un accidente en su lugar de trabajo descubre que no es quién dice ser. Él asumió la identidad de otro hombre. Rié podría haberlo dejado todo como está pero necesita cerrar este capítulo de su vida, no solo porque siente que debe saber la verdad sobre el hombre al que llegó a amar, sino por la hija que tuvo con él y por el hijo adolescente de su primer matrimonio que lo consideraba como su verdadero padre.

Y a pesar de que este es el núcleo central de la trama, es muy complicado llegar hasta él, porque Hirano se entretiene en otros momentos y personajes. Puede ser que parezca que es para despistar pero eso sería otorgarle simplicidad a una novela que es más compleja de lo que parece a primera vista.

También hay que considerar que todo se resuelve con el tiempo, es decir, es una novela con un largo recorrido temporal. Vemos a Rié en su primer matrimonio, como conoce a su segundo marido, que ocurre después de que éste muera. También vemos a Akira Kido en su vida diaria con su mujer e hijo pequeño. La peculiar relación que Akira guarda con su mujer  -evitan tocarse y su matrimonio parece pura fachada- contrasta con el gran matrimonio que tenía Rié. ¿Dónde radica la mentira, en Akira con su falso matrimonio o en el hombre al que Rié consideraba su amado esposo pero que asumió un hombre nuevo? Más personajes con sus secretos se unen a la trama a medida que avanza la novela lo que le da mayor riqueza.

No puedo olvidar todo el asunto de los coreanos y su peculiar situación en Japón porque  ha marcado la vida de Akira desde que era niño y aún lo sufre aunque sea de modo tangencial. Ha sido muy interesante toda esta parte y aunque está cargada de ciertas connotaciones políticas – estoy segura de que Hirano ha dejado caer en más de una ocasión lo que piensa de toda esta situación- me ha permitido conocer un poco más el lado oscuro de la sociedad japonesa. Como ya he dicho en otras ocasiones en todos sitios se cuecen habas.

A man es una muy buena novela pero muy peculiar gracias a lo que podría llamar su estilo japonés en cuanto a que hay cierta satisfacción en que las cosas vayan a un ritmo lento, o mejor dicho, las cosas suceden cuando tienen que suceder no porque lo exija una trama destinada a atrapar la atención de los lectores más ávidos de aventura. Esta peculiar naturaleza del libro hace que el misterio sobre quién era realmente el marido de Rié sea una pequeña parte de todo así que el posible lector tiene que estar preparado para enfrentarse a una novela que no es un verdadero libro de misterio sino que es algo más profundo: se busca entender qué nos convierte en lo que somos. ¿Es nuestro nombre? ¿Nuestra familia? ¿Nuestras acciones?

Personalmente me ha gustado la novela, ha sido como una pequeña corriente de aire diferente a lo que había leído en mis anteriores lecturas. Este cambio de estilo más oriental y menos occidental ha sido muy refrescante. Espero que alguna editorial se anime a publicarlo en español aunque lo veo difícil.

A MAN
Keiichiro Hirano
Novela contemporánea. Publicada en junio 2020 por Amazon Crossing. 295 páginas.
Goodreads

 

 

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s