«El Instituto», Stephen King. Una novela inquietante y poco más. 

El Instituto de Stephen King fue publicada por Plaza y Janés el septiembre del 2019, y se puede considerar una novela única, aunque tenga alguna que otra referencia a otras historias de King. Mencionado la fecha de su publicación en español es solo para remarcar lo retrasada que voy con mis lecturas. Hay autores que son compra obligada, aunque luego dejo sus novelas un poco apartadas. Con Stephen King tengo una relación peculiar, me gustan sus novelas, me gustan mucho pero las dejo para cuando su ansia lectora toca fondo. Sus novelas me permiten disfrutar de los libros después de algunas lecturas desastrosas. Se podría decir que sus libros son como ricos bombones de chocolate que hay que zamparse de vez en cuando si los quieres disfrutar plenamente.

El Instituto es un libro peculiar, su si considero las anteriores novelas de King, un poco flojo en contenido terrorífico. Tiene terror pero mucho más sutil en algunas ocasiones y más crudo en otras. En cualquier caso es un buen libro, está muy bien escrito y es casi imposible dejarlo de lado, pero eso no quieta que también tiene sus flaquezas.

La historia arranca con Tim Jamieson, un ex policía que después de un desafortunado incidente ha tenido que abandonar su trabajo. Sus planes son ir a Nueva York, donde un amigo le ha ofrecido un puesto de trabajo. Para llegar desde Florida a su lugar de destino decide ir en autobús o en confiar que algún buen samaritano lo lleve en su coche. Y así termina en un pequeño pueblo del medio oeste de muy pocos habitantes y con un trabajo de vigilante nocturno que complemente con otros trabajos diarios. Y por otro lado está Luke Ellis, un niño de doce años, muy inteligente, tanto que tiene pensado empezar la universidad y hacer dos carreras. Su destino se ve truncado cuando es secuestrado y encerrado en una instalación secreta. Allí con otros niños es sometido a diferentes pruebas para despertar y reforzar su poder, que luego será utilizado para cambiar el mundo. Evidentemente su estancia en el Instituto no es placentera. Su única posibilidad de sobrevivir y de ayudar a sus nuevos amigos es buscar ayuda en en exterior.

Me ha gustado la historia, y como siempre la manera en que King caracteriza a sus personajes me atrapa. Creo que es de los pocos autores que consiguen dar esa profundidad a sus personajes, y a pesar de que los sitúa en momentos y escenarios terroríficos, les da una pátina de realismo que hace que simpatices con ellos. Incluso con los malvados. Solo por eso vale la pena leer sus libros.

En cuanto a la historia, en general es muy buena. No es sorprendente, o excesivamente original. Curiosamente estoy leyendo un libro donde seres mágicos están también encerrados en una instalación para estudiarlos y usar sus dones. El libro tiene unos diez años. La historia en si no es nueva por lo que para conseguir llevarla a un nivel superior tienes que embellecerla con algo. King lo consigue a medias. La primera parte se lleva muy bien aunque la historia de Tim Jamieson, es excesiva. ¿Necesitabas contar con gran detalle su vida, su llegada al pueblo y todo lo demás para el desarrollo del libro? La verdad es que no. Sí, es un personaje interesante, pero cuando entras de lleno en lo que le pasa a Luke desaparece y no vuelve a aparecer hasta mucho más tarde, y su papel es ser el soporte del pequeño genio, no el de héroe que va a rescatar a unos niños con una pistola en el bolsillo y muy buenas intenciones. Al final el gran protagonista es Luke, y los niños que los acompañan. Me han gustado aunque me sorprende que casi ninguno de ellos reaccione emocionalmente ante la constancia de que sus padres han muerto y ellos están siendo sometidos a terribles pruebas. Por mucho que los adultos les digan que volverán a la normalidad en unos menos me resulta poco creíble que no tengan un daño psicológico más profundo, puede que sean unos niños o pre adolescentes pero eso no los hace idiotas. Que el mayor de ellos sean un rebelde no es suficiente para sufrir esa carencia. También me resulta curioso, y es algo que se aprecia en otros libros, como King no duda en poner a los niños en contextos donde la sexualidad está muy presente. Supongo que por ser el rey del género se puede permitir ciertas licencias sin que las mente bien pensantes de su país lo acorralen.

He disfrutado del libro a pesar de que me ha parecido que es muy largo, le quitaría algunas páginas -o más bien muchas- y su final no es tan espectacular como cabría pensar. ¿Lo recomiendo? Sí, si te gustas las historias que hierben a fuego lento. Si no te atreves con él no te preocupes mucho, un adaptación televisa está en marcha.

EL INSTITUTO

Stephen King

Intriga, Fantasía, Terror

Tapa blanda, 624 páginas.

Publicado por Plaza y Janes, septiembre 2020

Más reseñas

Un comentario sobre “«El Instituto», Stephen King. Una novela inquietante y poco más. 

  1. Es que el punto fuerte de King no son precisamente los finales. Siempre prometen ser más espectatulares, pero luego se quedan flojitos. O le exigimos mucho…
    Besotes!!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s