literatura, Novela romántica

Marcada por tus caricias, Meredith Duran

Marcada por tus caricias

Meredith Duran

Editorial: Esencia

Género: Romance histórico

Páginas: 352

ISBN:      978-84-08100-23-2

Precio: 16,00€

Serie: Armas de mujer 01

Después de un horrible desengaño amoroso, Lydia decide dedicar todos sus esfuerzos en gestionar el trabajo de su padre, un famoso egiptólogo, y en defender su honor, pues se le acusa de haber enviado algunas falsificaciones desde Egipto.

James Durham, el frívolo vizconde de Sanburne, ha recibido una de esas piezas y está convencido de que ella lo sabía de antemano. Gracias a James, Lydia se entera de que se ha urdido un complot para arruinar a su familia, pero ella no necesita la ayuda de uno de los hombres más deseados de Londres, y, desde luego, no tiene ningún interés en que él la conquiste.

El guapo vizconde le sorprenderá y Lydia se verá envuelta en un peligroso juego de seducción en el que aprenderá que el mayor peligro se halla en las secretas motivaciones que Sanburne guarda en su corazón.

 Meredith Duran es una de las autoras nuevas de este año. Se presentó con “El duque de las sombras” , luego vino “Marcada por tus caricias” la primera entrega de la serie Armas de mujer y por último “Escrito en tu piel”, la segunda entrega de dicha saga.

Es una autora relativamente joven ya que solo tiene publicados cuatro libros, tres de ellos en español, pero aún así sabe manejar muy bien los engranajes de una novela romántica como podremos ver a continuación.

Marcada por tus caricias empieza con una gran decepción, nuestra protagonista, Lydia Boyce acaba de declararle su amor a señor George, un joven amable que conoció hace unas semanas y con el que ha estado relacionándose desde entonces. Pero George tiene otras ideas en mente pues está delante de Lydia con un asunto importante, desea pedir permiso a la joven para poder casarse con sus hermana Sophie. Lydia  como hermana mayor ejerce como cabeza de familia en ausencia de su padre que está en Egipto en una excavación y por eso está ahí, no como su enamorado sino como el enamorado de su arrogante y caprichosa hermana. A la pobre no le queda más remedio que tragar con sus sentimientos y poner buena cara al desastre amoroso al que se enfrenta.

Han pasado cuatro años y Lydia sigue sin casarse, no desea saber nada del amor, está demasiado ocupada haciéndose cargo de los asuntos de su padre, además todavía no ha olvidado el fiasco de George. Su preocupación actual es poder conseguir dinero para sufragar las investigaciones arqueológicas de su padre y hacer que su hermana menor, Ana consiga un buen marido sin meterse antes en ningún lío. Para conseguir dinero debe hacer que el trabajo de su padre sea reconocido y por eso está dando una conferencia antes posibles mecenas y expertos egiptólogos. Todo iba relativamente bien hasta que un hombre con un aspecto totalmente descuidado interrumpe su conferencia y trae una estola egipcia que ella asegura que es falsa nada más verla.

El protagonista del desastre es James Durham, el frívolo vizconde de Sanburne, cuyo único propósito en la vida es hacer desgraciado a su padre, así que va de escándalo en escándalo.

Ya tenemos dos protagonistas muy dispares, Lydia es la hija mayor de un egiptólogo, un estudioso, y como tal es muy inteligente y capaz; ha sufrido una grave  decepción amorosa pero el tiempo le ha demostrado que solo era una ilusión, el George de ahora no es el hombre con el que le gustaría estar; con sus hermanas la relación es dispar, con respeto a Sophie no puede olvidar la traición que sufrió con respecto a George, tampoco le gusta en rumbo que está tomando la vida de su hermana, que pese a estar casada no duda en coquetear sin ningún pudor pues pese a estar casada sigue siendo una manipuladora, y una caprichosa, algo que pone de los nervios a Lydia. Con respecto a Ana, es una joven muy dulce, y está perfilada muy superficialmente, es un personaje al que no le han sabido sacar todo su potencial quizá porque desde el principio ya está para casarse con el señor Pagett, el tercer hijo de un conde, y no hay necesidad de darme más profundidad, sirviendo solo de contrapunto a las peleas de Lydia y Sophie.

Por otra parte James es un canalla que goza de una gran posición, a vivido al límite durante años, desde que su hermana fuera encerrada en un manicomio por matar a su maltratador marido. James se siente culpable, cree que debería haber hecho algo, debería haber salvado a su hermana de todo lo que pasó. Carga una gran  culpabilidad desde entonces y expulsa su rabia en su padre,  al que acusa de no tener sentimientos por permitir que su única hija sea tratada como una loca. A su lado están unos amigos muy interesantes, cada cual más alocado. Destacamos a Phin, el mejor amigo de James que la ayudará con sus problemas.

Son bastante diferentes, sobre todo en la relación con sus padres. Lydia defiende al suyo hasta la muerte, nunca ha dudado de él, o de su trabajo, y que alguien lo haga y le acuse de tracción o de ser un ladrón hace de ella toda una guerrera dispuesta a descubrir la verdad. James en cambio desprecia al suyo y no termina de entender por qué Lydia defiende tanto al suyo.

Es sin duda esa fuerza, ese espíritu de lucha lo que hace que James se fije en ella, que la vea como una mujer y que a la larga se enamore.

La relación entre ellos es bastante sencilla, al principio no se aguantan están en punto contrapuestos, porque él no es capaz de entender el fervor que ella siente por su padre que le llega a defenderlo de todas las acusaciones sin ni siquiera dudar ni un instante de su inocencia, por parte de ella lo considera un truhán del que una no se puede fiar. En cualquier caso hay atracción física entre ellos. A medida que se van metiendo más en el caso de la estela falsa y de todo el asunto de contrabando y las joyas, la relación se vuelve más profunda,  comienzan a confiar uno en el otro y a contarse lo que sucede en su corazón. Cada uno con el apoyo del otro aprenderán a lidiar con verdades que son bastante dolorosas.

La trama de intriga a diferencia de otras novelas está bastante bien perfilada y le da una estructura intrigante al libro más allá de la relación amorosa.

Los personajes secundarios bien, es imposible no odiar a Sophie, y querer que Phin sonría de verdad.

Marcadas por tus caricias es un libro muy interesante, no aporta grandes cosas al género romántico sino que sigue el cauce habitual, pero se separa de otras novelas en que sus protagonistas son muy apasionados con lo que hace, y no solo en sus relaciones amorosas. Cuenta también con una prosa cuidada y sencilla, sin grandes aspavientos que hace que la lectura sea agradable.

Con respecto a la serie “Armas de mujer” por el momento está compuesta por

1. Marcada por tus caricias.

2. Escrito en tu piel.

Calificación: 7/10

Quizá te interese

Oksa Pollock y el descubrimiento de Edefia
Todo lo que muere
En el país de la nube blanca
No abras los ojos
Anuncios

2 thoughts on “Marcada por tus caricias, Meredith Duran”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s